¿Cómo manejar una deuda en dólares de forma responsable?

Tomado de Pexels
Crédito: Tomado de Pexels
Ante tanta volatilidad del dólar, la alta inflación, el alza de tasas de interés y el sobreendeudamiento, se presentan recomendaciones para afrontar esta realidad.
PUBLICIDAD

Pedir un préstamo es un paso, casi indispensable, que hace parte de la vida de cualquier persona o empresa, y además, puede ser una opción para comenzar a construir un patrimonio. Sin embargo, esta decisión debe ser tomada con cabeza fría y evaluando varios aspectos para que a la larga no resulte siendo contraproducente para la salud de las finanzas personales o empresariales.

Esta precaución debe ser aún mayor cuando se decide adquirir una deuda en moneda extranjera, como el dólar, ya que no tener el conocimiento y la certeza de las implicaciones de las alzas, intereses y fenómenos como la volatilidad puede convertirse en un dolor de cabeza a futuro. 

Con esto en mente, Credicorp Capital presenta algunas sugerencias que lo ayudarán a manejar su deuda en dólares de una forma sana y responsable respecto a sus finanzas personales:

 

Planeación y anticipación: la clave para no ahogarse en las deudas

*Sea consciente de las deudas que tiene hasta el momento. Si resulta más fácil, escríbalas y organícelas teniendo en cuenta factores como fechas de vencimiento, montos a pagar y tipo de divisa.

*Organice su presupuesto: ¿cuántos ingresos tiene mes a mes?, ¿cuáles son los gastos indispensables y en cuántos egresos se traducen?, ¿tiene algún compromiso monetario adicional?

*No espere al último momento para generar los recursos necesarios para pagar esas deudas. Una buena forma de hacerlo es tratar de exceder el monto que debe pagar en cada cuota. Así, mes a mes irá viendo que su deuda disminuye más rápido de lo que tenía presupuestado.

 

No haga todo a la vez, mantenga la cabeza fría

*Tome decisiones con cabeza fría, pagar la totalidad de sus deudas en dólares en un día no necesariamente es la mejor opción.

*No adquiera nuevos créditos para comprar cosas que pueden esperar. Esto puede generar un sobreendeudamiento. 

*Trate de no pedir más préstamos para sacar adelante la deuda que ya adquirió. Apóyese, en la medida de lo posible, en los ingresos que tiene mes a mes.

 

No tiene por qué saberlo todo

*Las decisiones de endeudamiento y pago pueden abrumar a cualquiera, así que, si es su caso, consúltelo con un experto.

De esta manera, llevar un manejo sensato y consciente de las finanzas personales es un reto al que todas las personas se enfrentan en el día a día.

 

Endeudamiento responsable

Suele creerse que contraer deudas es algo negativo y que es mejor no hacerlo. Sin embargo, en muchos casos solicitar créditos o préstamos es la mejor manera de comenzar o expandir un negocio, comprar una casa o un carro, estudiar o adquirir eso que tanto desea desde hace mucho tiempo.

Esto cobra especial relevancia en un contexto como el actual, en el cual las tasas de interés han comenzado a subir para frenar la inflación en Colombia y el mundo. Es por esto que en esta oportunidad Mibanco le da cinco consejos para saber manejar su deuda de manera responsable y no ahogarse con el pago de las cuotas:

1. Organice sus ingresos y deudas. Lo primero que debe tener claro a la hora de endeudarse es saber con cuánto dinero cuenta mes a mes y cuánto dinero está destinando para el pago de deudas que actualmente tenga. De esta forma, usted puede saber cuánto dinero le queda cada mes después de pagar sus deudas y cuánto necesita para cumplir con sus otras responsabilidades; así va a tener más claro si es posible adquirir una nueva deuda.

2. Conozca la tasa de interés que está pagando. Otro punto importante a la hora de tomar una deuda es conocer la tasa de interés que usted terminará pagando. Para nadie es un secreto que los créditos traen consigo un interés, por lo que es importante conocer si esta tasa es fija o si por el contrario puede variar con el tiempo.

De esta forma, es importante que a la hora de tomar un nuevo crédito usted esté seguro del tipo de tasa que va a pagar para que no lo cojan desprevenido con posibles alzas. 

3.  No espere hasta el último momento para pagar su cuota. Si usted siguió la primera recomendación y tiene claras y ordenadas sus cuotas mensuales, no lo tomará por sorpresa el pago mensual de las mismas. Por esto, es fundamental que usted tenga presente la fecha límite de pago y reservar al principio de cada mes el dinero para poder saldar su obligación.

4.  No busque una nueva deuda para pagar las anteriores. En ocasiones, por más riguroso que sea con su organización financiera, pueden surgir imprevistos que lo llevan a no poder cumplir con el pago mensual de su crédito o préstamo. Si esto llega a pasar, revise nuevamente sus finanzas y recorte gastos innecesarios.

No es recomendable tomar una nueva deuda para cubrir las obligaciones que ya tiene, lo mejor es hablar con un asesor y tratar de llegar a un acuerdo de pago que le permita cubrir con sus compromisos sin sobreendeudarse.

5. Busque asesoría. En ocasiones, la mejor solución para pagar sus deudas y organizar sus finanzas personales es buscar asesoría con un experto con el fin de saber hasta qué punto es sano endeudarse, según sus ingresos y egresos.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Salud en las finanzas personales

Gestionar las finanzas personales en la actualidad, ante tanta volatilidad, inflación y deudas, puede resultar mucho más sencillo gracias al uso de instrumentos en el área financiera. Por eso, Alejandro Quiñones quien tiene 12 años de experiencia, la mayoría como ‘trade’ en la Bolsa de Valores de Nueva York, recopiló su aprendizaje para que las personas hagan un plan financiero y afronten sus deudas.    

1. Tener una mentalidad financiera: fortalecer la vida financiera es el primer paso para alcanzar logros económicos de forma personal. Para esto, Alejandro explica que la importancia está en identificar en qué lugar estamos en cuanto a la relación con el dinero, para tomar acción de qué hacer con ese excedente que a veces llega y se gasta de diversas maneras.

2.  Manejo adecuado de gastos: hay dos tipos de gastos: fijos y variables. La mayoría de personas tienen relación con el primero, pero el 50 % de los ingresos se va en esos gastos que nadie se da cuenta: el café diario, gastos mínimos que, cuando se repiten al mes, se pueden convertir en un monto grande. Es fundamental mantener una relación detallada de estos para controlar los flujos.

3. La importancia del ahorro, piense como empresa: haga cierres a final de mes y entienda que la forma adecuada de administrar el dinero es a través de apartados o partidas. Tenga en cuenta que un viaje no debe implicar deuda, sino el gasto de un punto partida que se empezó hace un año y en función a eso le dio para vacacionar. El ahorro no es un tema de dejarlo en el banco, porque con las inflaciones anuales se pierde el dinero. Por eso, es necesario contar con un vehículo de inversión que mantenga la tasa por encima de la inflación.

4.  Tener claros y controlados los pasivos y deudas: la pregunta no es si se endeuda o no. La pregunta es: ¿quién paga la deuda? Mucha gente, lamentablemente, usa la tarjeta de crédito para hacer gastos, comprar ropa o el carro, y van cavando un hoyo que se va haciendo muy grande. La meta no es que no podamos utilizar la deuda, sino usarla de manera inteligente. “Recomiendo que lo hagamos en función a quién paga la deuda. Es decir: si yo tengo un negocio o un emprendimiento, puedo emplear el apalancamiento: la deuda mala es cuando viene de mi bolsillo y la deuda buena es cuando viene del bolsillo de un tercero”, resalta el experto.

 

MIGUEL ORLANDO ALGUERO

Comentarios