¿Es Ibagué un buen escenario para el teletrabajo?

Se estableció el 16 de septiembre como el Día Internacional del Teletrabajo.
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍASe estableció el 16 de septiembre como el Día Internacional del Teletrabajo.
Contenido Exclusivo
El pasado 16 de septiembre se conmemoró el Día Internacional del Teletrabajo, el Ministerio de las TIC, del Trabajo y el Departamento Administrativo de la Función Pública, organizaron el evento ‘Teletrabajo: presente y futuro de la transformación digital’, allí se habló sobre los pormenores del trabajo remoto dentro del contexto nacional.
PUBLICIDAD

El Día Internacional del Teletrabajo fue conmemorado en Colombia el viernes pasado con una nutrida jornada académica donde participaron conferencistas, representantes de entidades, profesionales reconocidos, especialistas en temas de tecnologías, cultura organizacional y seguridad y salud en el trabajo.

El evento denominado ‘Teletrabajo: presente y futuro de la transformación digital’ se constituyó como un espacio de aprendizaje y reencuentro después de la pandemia generada por el Covid-19, en el que, además se dio a conocer el panorama actual del teletrabajo, así como los casos exitosos de empresas que implementaron esta modalidad laboral y obtuvieron la Insignia digital del teletrabajo, otorgado por el MinTIC.

Sandra Milena Urrutia, ministra de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC), reveló que según encuestas de percepción del ministerio relacionadas con el teletrabajo, el 40 % de las personas consideraron que las actividades de trabajo virtual les aumenta su calidad de vida y un 33 % dijeron ser más felices.

“Actualmente en MinTIC, 247 personas teletrabajan y están pendientes 60 más en seguir esta modalidad, se seguirá promoviendo el teletrabajo porque con el uso de las TIC, se puede tener un equilibrio laboral y una buena calidad de vida”, sostuvo la ministra.

Teletrabajo: ¿Más tiempo para el hogar?

Edwin Palma Egea, viceministro de Relaciones Laborales e Inspección Laboral del Ministerio del Trabajo, tuvo un espacio dentro de la conferencia donde manifestó que el trabajo en casa o el trabajo remoto pueden ser una magnífica oportunidad para avanzar en la conciliación entre la vida laboral y familiar.

A su vez, el viceministro se refirió a los beneficios que pueden llegar a fortalecer a algunos sectores sociales entendidos como vulnerables dentro del contexto laboral colombiano, específicamente, el papel de la mujer.

“El teletrabajo puede mejorar la participación de las mujeres, especialmente madres en el mundo del trabajo, muchas mujeres no pueden decidir ser madres porque la maternidad sigue siendo una discriminación en el acceso al trabajo”, señaló Egea, afirmando que al mismo tiempo padecen la ansiedad de sentirse culpables por no poder estar presentes en la crianza de sus hijos, “como creen tener que hacerlo según nuestra cultura patriarcal, sumó.

Algo que concuerda con las cifras expuestas por el grupo de analistas de tendencias digitales ‘How To Become a .Net’, que afirman que el 83 % de las teletrabajadoras en el mundo pueden mantener sus empleos a la par que se dedican a la crianza de sus hijos, una tendencia que ha fortalecido la permanencia de talento femenino en cargos empresariales.

De acuerdo con cifras expuestas por el ministerio de Trabajo, el 93 % de los teletrabajadores realiza actividades domésticas mientras labora, un 50 % de las personas dice que logra conciliar su vida familiar con la laboral, no obstante, el 57 % de los teletrabajadores aseguró que sus jornadas laborales se incrementaron más allá de las 8 horas diarias.

Normativa del teletrabajo en Colombia

La realidad es que en la práctica del trabajo en Colombia, fácilmente estas nuevas modalidades han terminado por generar ambientes laborales marcados por la explotación y la violación de derechos fundamentales en el trabajo y otra vez.

Así lo ratificó el ministro Egea, a la vez que explicó el compromiso desde el Ministerio del Trabajo para que, con base en la normativa colombiana, se hagan respetar los derechos laborales de los teletrabajadores nacionales.

“Por otro lado, en un mundo tan precarizado, flexibilizado y desregularizado, como ocurre en muchos lugares de trabajo, la Constitución (CPC) se queda en la puerta de la casa, y reina la impunidad en estas modalidades de trabajo a distancia”, concluyó Edwin Egea.

Desde el 2008, en Colombia existe legislación que establece los parámetros para la ejecución del teletrabajo. La nación colombiana fue pionera en la región latinoamericana y del Caribe en legislar acerca de esta modalidad laboral, seguido solamente hasta el 2013 por Perú.

Sin embargo, pese a llevar varios años con el establecimiento de esta forma de trabajo, no se cuenta con un registro claro de cuántos y quiénes son los teletrabajadores en el país. “Sobre el tema del registro de los teletrabajadores, como lo señala la ley desde el 2008, no contamos con un registro que sea lo suficientemente ágil”, manifestó Ángela María Caro Bohórquez , Asesora del despacho del viceministro de Relaciones Laborales e Inspección.

Ibagué y el teletrabajo

EL NUEVO DÍA consultó a Jorge Renza, director del Observatorio de Empleo de la Universidad del Tolima, acerca de las características principales de empleabilidad del teletrabajo en Ibagué, llegando a la conclusión, que esta modalidad comparte similitudes con otros territorios dentro del contexto nacional.

“Yo creo que si alguna enseñanza dejó la pandemia, fue la posibilidad de que varias actividades migraran hacia la modalidad remota, no obstante, hay que aclarar que para las características de empleabilidad que posee la ciudad, a muchos de los trabajos que se llevan a cabo en Ibagué, no les es posible la virtualidad”, indicó Renza.

En su condición de analista, Jorge Renza puntuó sobre las dificultades que acarrean para el trabajador la ejecución de sus labores de manera virtual “los horarios se extienden, no se respetan las jornadas establecidas, y la casa se convierte en la oficina, por lo que termina el trabajador asumiendo muchos costos que no tendría por qué asumir”, manifestó Renza.

“Se esperaba que en la pandemia, y con el cierre de las actividades laborales, creciera de manera mucho más considerable, pero no. Creció, pero en un porcentaje muy mínimo”, concluyó Renza.

Así lo que puede ser una gran oportunidad de mejora para los ingresos de millones de personas, se convierte muchas veces en una nueva frustración y en una nueva pérdida de productividad, sobre todo, por la alta rotación de personal o por las dificultades para formarse a causa de las extenuantes jornadas.

El Ministerio del Trabajo sabe de las bondades de las modalidades de trabajo remotas, no obstante, reconoció la tendencia en Colombia a ‘microlegislar’, dejando en repetidas ocasiones, la solución de los conflictos a los jueces, dejando consecuencias negativas para la economía, la estabilidad jurídica y la garantía de los derechos de los trabajadores.

El país ha avanzado mucho en cuanto a estas nuevas modalidades de trabajo, pero queda claro que aún existe un largo camino por recorrer.

Una actividad de teletrabajo le disminuye costos al empleador, pero la implementación de esta modalidad laboral, depende de la visión que tenga el empresario. Jorge Renza. Director del Observatorio de Empleo de la Universidad del Tolima

 

Trabajo remoto durante la pandemia

 

Durante la pandemia Covid-19 vivida en los años 2020 y 2021, las modalidades de trabajo a distancia se masificaron, haciendo evidente el volumen de personas que trabajaron, y aún siguen trabajando en estas modalidades, las cuales se ha mantenido mientras que se avanzó rápidamente en la extensión de nuevas tecnologías de información y comunicación, algo que contribuyó a la estabilización de esta modalidad laboral.

Sin embargo, quedó en evidencia la débil conectividad en casi todos los municipios, y la ausencia de conexión en casi todo el territorio nacional, por lo que ha adquirido una mayor relevancia el tema de conectividad, requiriendo de una mayor intervención por parte del estado, para llevar banda ancha a todo el país, por fuera de las 13 áreas metropolitanas.

Durante los momentos más álgidos de la cuarentena, más de 4 millones de trabajadores continuaron trabajando de forma remota, aquí se incluyen 900 mil funcionarios públicos. El Covid-19 marcó un punto de inflexión en la manera de trabajar, el porcentaje de teletrabajadores antes de la pandemia era de apenas un 3 %, creciendo hasta un 35 % durante el aislamiento.

Estas son las modalidades de trabajo flexible registradas actualmente:

 

  1. Teletrabajo.
  2. Smart Working.
  3. Horario flexible.
  4. Banco de horas.
  5. Semana comprimida.
  6. Ciclos semanales.
  7. Trabajo a tiempo parcial.
  8. Trabajo compartido.

 

Durante la pandemia varias empresas en Colombia optaron por implementar la modalidad de trabajo remoto, llegando a ser hasta 4 millones las personas teletrabajando.

Durante la pandemia varias empresas en Colombia optaron por implementar la modalidad de trabajo remoto, llegando a ser hasta 4 millones las personas teletrabajando.

537%

 

fue el aumento de las enfermedades de los trabajadores en casa según el estudio de Fasecolda en 2021.

DATO

 

En Colombia el teletrabajo ya está reglamentado y cada vez son más las compañías, tanto públicas como privadas, que adoptan este modelo para ayudar a sus colaboradores a lograr una conciliación entre su vida personal y laboral.

 

En la Ley 1221 de 2008 se establecen las normas para promover y regular el teletrabajo en Colombia

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

 

JONATHAN HERNÁNDEZ PARRA

Comentarios