Índices de motos eléctricas toman velocidad en Ibagué

Ecoriders es uno de los colectivos formados en la ciudad que le apuesta a este tipo de movilidad.
Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍAEcoriders es uno de los colectivos formados en la ciudad que le apuesta a este tipo de movilidad.
Contenido Exclusivo
Los vehículos eléctricos se han convertido en una alternativa benéfica para el cuidado del medio ambiente e ideal para las necesidades de transporte urbano, ya que no requieren mucho mantenimiento, poseen pesos livianos y son de fácil conducción, además de presentar exenciones para movilizarse en jornadas como la del Día sin carro y sin moto en Ibagué.
PUBLICIDAD

En el ‘Día sin carro y sin moto’ en Ibagué dejaron de circular alrededor de 200.000 vehículos, sin embargo, se pudo apreciar algunos automotores, motos y carros eléctricos, recorriendo las calles de la ciudad sin ninguna restricción que se los impidiera.

Y es que según datos de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible, Andemos, en la actualidad se encuentran registrados 2.423 vehículos con tecnología BEV (Battery Electric Vehicle), que comparados con el 2021 (655 vehículos BEV registrados), representa un crecimiento del 269,9 %.

Las motocicletas eléctricas han ido cobrando relevancia a la hora de buscar alternativas para la movilidad en las ciudades, Ibagué no ha sido ajena a este fenómeno, ya que aunque las cifras de ‘Andemos’ señalan que las motos eléctricas registradas localmente decayeron en -42,9 %, con relación al año anterior.

Crecimiento de los usuarios en la ciudad

No se cuenta con cifras exactas de la cantidad de estos vehículos que recorren las vías ibaguereñas, y la explicación a esto último es simple, ya que las motos eléctricas que recorren las calles de la ciudad, en su gran mayoría tienen su registro en otros municipios, ya que los usuarios prefieren no adelantar los trámites en Ibagué, manifestando demoras extensas para los mismos.

No obstante, la creciente aceptación de los ibaguereños por este tipo de vehículos, ha impulsado incluso a la conformación de grupos. Ecoriders es uno de estos colectivos que le apuesta a una movilidad amable con el medio ambiente, y según cifras extraoficiales, serían alrededor de 60 las motocicletas eléctricas que ruedan por la ciudad.

William Niño, además de ser usuario, lidera esta iniciativa en la ciudad, “somos un grupo en crecimiento de propietarios de estos vehículos, que regularmente nos reunimos para realizar actividades”, señaló Niño.

Él, es propietario de Ecoriders, un canal en la plataforma de videos YouTube, donde se tratan distintos temas relacionados con el cuidado y mantenimiento de las motocicletas eléctricas, entre otros, algo que ha ayudado a otros usuarios en la ciudad a decidirse por la movilidad eléctrica.

Ventajas y desventajas de una motocicleta eléctrica

Miguel Orlando Mahecha, un ibaguereño usuario de una motocicleta eléctrica, sostiene que a pesar de no tener una gran idea del funcionamiento de este tipo de vehículos, se inclinó hacia esta por las bondades de movilidad con energías limpias, pero se fue encontrando con beneficios adicionales que a larga, contribuyen a reducir gastos de circulación.

“Al principio, yo no tenía ni idea del tema, ni cómo funcionaban o si era una buena inversión, prácticamente lo hicimos a ciegas; sin embargo, me siento muy satisfecho con el resultado, porque son vehículos muy confiables, no requieren de mayor mantenimiento”, manifestó Mahecha.

Él indica que la idea de hacerse a una motocicleta eléctrica nació en épocas de pandemia, a raíz de ciertas medidas que impedían el libre tránsito vehicular, algo que no aplicaba para esta moto, y que se ve reflejado en jornadas especiales como la del ‘Día sin carro y sin moto’ en Ibagué.

“El ahorro se ve a futuro, pues no se requiere de un cambio de aceite, no necesita rectificar el motor, no se necesitan mantenimientos a la parte móvil. Se debe hacer una inversión en cuanto a las baterías, sin embargo, esta se realiza entre tres y cinco años, cada vez”, acotó Miguel Mahecha.

Mahecha explica que el costo de una motocicleta eléctrica es mayor que el de una a combustión, y el factor determinante es la producción en menor cantidad que las motocicletas convencionales, sustentada en la baja demanda de este tipo de motos, que deben competir con una tradición de años de ventaja de los vehículos a combustión.

Otro punto en contra señalado por algunos usuarios, tiene que ver con el autonomía de estas motos, indicando que algunas cargas permiten una movilidad aceptable para la ciudad, pero se complica a la hora de realizar recorridos muy extensos, por lo que en muchas ocasiones, optan por comprar baterías especializadas, algo que les representa un gasto significativo.

Una petición de los “E-Rider’s” a Ibagué

Andrés Tovar, compró su moto eléctrica en 2018 cuando habitaba en Bogotá. Se decidió por este tipo de vehículos debido a la medida de ‘pico y placa ambiental’ implementada en la capital de Colombia, algo que le impedía conducir con regularidad su antiguo vehículo.

Él, reconoce que este tipo de iniciativas va creciendo en Ibagué, sin embargo, es crítico con respecto a los incentivos para la movilidad amigable con el ambiente propuestas desde la Administración Municipal y el comercio local, señalando que el parqueo en los centros comerciales bogotanos para vehículos eléctricos es gratis o los costos son muy bajos, y no así en Ibagué.

“Solo en Multicentro se tiene este beneficio para los usuarios de motos eléctricas”, sostiene Tovar, manifestando que esta iniciativa debería ser mayor en la ciudad, ya que se está contribuyendo con el cuidado medioambiental.

Hélmer Parra / EL NUEVO DÍAHélmer Parra / EL NUEVO DÍA

Cifras a nivel nacional

 

Según cifras del Runt, los primeros cuatro meses del 2022 se matricularon en el país 1.059 motos cien por ciento eléctricas, algo que contrastado con el año anterior, manifestó una variación positiva del 28,1 %, lo que traducido en ventas, indicó una cantidad de 827 motos eléctricas nuevas comercializadas en Colombia.

La marca que registró las mayores ventas durante el periodo mencionado es Starter, la marca representada por Auteco Mobility, con 749 unidades vendidas. Las marcas que siguen en ventas son: NIU, con 169 unidades vendidas y Super Soco con 60.

 

Estas motos ayudan al medio ambiente y más al bolsillo de los usuarios. Andrés Tovar,
propietario de una motocicleta eléctrica en Ibagué.

Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA Las baterías de litio permiten una mayor autonomía a las motocicletas eléctricas.Hélmer Parra / EL NUEVO DÍA. Las baterías de litio permiten una mayor autonomía a las motocicletas eléctricas.

DATO

 

Uno de los determinantes más importantes para el aumento en la circulación de este tipo de vehículos, es que son preferidos por adultos jóvenes entre los 18 y 35 años, especialmente.

 

DATO

 

La mitad de estos vehículos son comprados por mujeres.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

JONATHAN HERNÁNDEZ PARRA

Comentarios