Paisajes y encantos para descubrir en Toche

Crédito: JORGE CUÉLLAR – EL NUEVO DÍAEl santuario más grande de Palma de Cera.
El corregimiento Seis de Ibagué ya conoce todo su potencial ecoturístico y se prepara para empezar a recibir a quienes deseen explorar sus senderos naturales.
PUBLICIDAD

Conocedores de toda la riqueza natural con la que cuentan, los habitantes de Toche se capacitan y generan estrategias para recibir, después de este confinamiento, a los amantes del ecoturismo.

Ubicado en el noroccidente de Ibagué, el corregimiento Seis goza de los mejores paisajes de la Cordillera Central, acoge al Volcán Machín, tiene la mayor reserva de Palma de Cera en el país, y desde allí se divisa el Nevado del Tolima, donde nace el río Toche que cruza por el poblado. Además, hay aguas termales, miradores, estalagmitas, cuevas y senderos para explorar.

Estos encantos llevaron a sus habitantes a explotar de manera responsable el turismo amigable con el Medio Ambiente; por ello, algunas fincas fueron adecuadas con espacios para acampar, crearon hospedajes y restaurantes y existen rutas para enseñar a los viajeros las maravillas de esta región.

La actividad central, como la mayoría de la zona rural ibaguereña, es la agricultura, en especial el frijol, la arracacha y algunas hortalizas. También, hay alta actividad pecuaria en la ganadería, principalmente en la vereda Alto de Toche.  

Desde el mirador Las Cruces se puede observar el regalo que Dios ofrece a los cerca de 600 habitantes del corregimiento, el río Toche se junta con la quebrada Tochecito y bordea la población, que en su mayoría es de origen Cundiboyacense y del Viejo Caldas.

EL NUEVO DÍA

Toche está conformado por el área urbana y las veredas Alto de Toche, Alizal Santa Rita, Coello San Juan y Quebradas, y en todas ellas, los atractivos ecoturísticos enamoran al visitante.

Solamente la vereda Alto de Toche, que colinda con Salento, alberga la mayor cantidad de Palma de Cera en el mundo, son por lo menos 600 mil de los 700 mil individuos que existen en Colombia.

Según Yesid Peñaloza Bohórquez, corregidor Municipal de Policía, los habitantes aprenden a cuidar el Árbol Nacional de Colombia (Ley 61 de 1985) y evitan las talas para expandir los cultivos.

“Es majestuoso ver esos bosques primarios, únicos en el país, habrá otros en Roncesvalles y otras latitudes, pero la mayor densidad la tenemos nosotros”, dice orgulloso.

EL NUEVO DÍA

 

Oferta hotelera

Con el crecimiento del turismo, dos familias adecuaron sus viviendas para convertirlas en hostales, Palmar de Ensueño y Posada Toche, además de fincas como La Estrella, Las Torres, la de Adán Marín, entre otras.

Rosalba Buriticá administra el hostal Palmar de Ensueño, cuenta que aunque no es tolimense, ama tanto esta tierra, que junto con su esposo decidieron organizar el segundo piso de la casa y construir el hostal en madera.

EL NUEVO DÍA

“Siempre hemos buscado, aparte de que el lugar sea lujo, que sea cómodo, acogedor; ofrecer al turista una noche tranquila, que se desconecte de la ciudad, que vengan a descansar y a planear una ruta para que conozcan y se enamoren de Toche.

“El hospedaje cuenta con ocho habitaciones en las que hay camas dobles, de esas, dos alcobas son con tres camas. De momento no ofrecemos servicio de restaurante, pero sí le conseguimos dónde comprar la alimentación”.

La Posada Toche es atendida por Elisenia González y su esposo Norberto Montañez Roa, ella es de Icononzo, pero decidió con su esposo vivir en Toche y desde hace cinco años le apuesta a incentivar el turismo en el corregimiento.

EL NUEVO DÍA

“Ofrecemos comodidad, descanso y alimentación. Servimos una crema de arracacha cultivada acá; también fríjol, verduras, frutas, todo lo que da la región. Contamos con camas para 22 personas y hay guías para quienes desean conocer los sitios ecoturísticos que acá tenemos”, cuenta.

EL NUEVO DÍA

 

Para acampar

Con el cambio de vocación encaminado al ecoturismo, y el aumento de visitantes, se ha obligado a que los moradores cambien su pensamiento y exploten de manera responsable los paisajes naturales.

En la actualidad, el gobierno Municipal y el Sena forman a los pobladores para que sepan más de atención al cliente; incluso, existe una asociación turística para ofertar algunas fincas y que allí vendan alimentos y permitan espacios para acampar.

Una de ellas es la finca Las Delicias, ubicada a un kilómetro de la entrada a la población, Alexander Torres es quien administra el predio en el que como atractivo, hay aguas termales y una piscina con aguas azufradas.

EL NUEVO DÍA

“Contamos además, con zona de camping y caballos para recorrido urbano o hacia el Machín. Ofrecemos servicio de alimentación por encargo. La zona para acampar es cerca al termal. Trabajamos para que nos visiten, tomen aire puro y estén tranquilos y la piscina de aguas azufradas que son medicinales”, cuenta Alexander Torres.

 

Volcán Cerro Machín

En la vereda Coello San Juan, a 25 minutos del centro poblado, está el volcán activo y en reposo que tiene el corregimiento, aunque Cortolima ha comprado la mayor parte del cerro, allí todavía vive la familia Rodríguez, compuesta por Genaro, Sandra y sus hijos.

EL NUEVO DÍA

“El Volcán lo vemos como una oportunidad, su morfología es atrayente, en cierta forma es sui géneris, único porque su cráter está tapado por dos domos y cubierto por una vegetación especial y una planicie hermosa con fincas. Allí existen tres fumarolas.

“También hay un termal con condiciones naturales donde los turistas toman su baño. Además hay unas estalagmitas que se asemejan a una virgen, por su colorido es muy atractivo y por ellas fluyen soluciones salinas. Es un privilegio caminar por ese tapete verde”, añade Yesid Peñaloza.

 

EL NUEVO DÍA

 

Gastronomía

Toche, además de sus cultivos de arracacha con la que preparan sopas y otras recetas, busca posicionarse con la trucha Arco iris. En la finca La Estrella, Rosario Martínez es quien cultiva este pez, y además ofrece en su restaurante, este delicioso plato.

EL NUEVO DÍA

Almorzar una trucha al horno es llenarse de energía para continuar la travesía por el corregimiento, esta se acompaña con arroz, papa a la francesa, patacón, ensalada y consomé.

También se puede degustar el tamal, el sancocho de gallina criolla, carnes asadas, sopa de cuchuco que hace parte de nuestro patrimonio gastronómico y, por supuesto, el fríjol, uno de los cultivos principales en la zona y que las personas oriundas lo preparan muy bien.

 

EL NUEVO DÍA

 

Cementerio y Camino Bolivariano

Postulado como un bien de interés cultural, guarda tumbas de 100 años de antigüedad. Está ubicado a un costado del camino bolivariano. Sus tumbas son resguardadas por un pino, que según cuenta uno de los habitantes, allí, el señor Antonio ‘Toño’ Salavarrieta, quien habita la vereda Ceilán, enterró a sus padres y sembró el árbol a modo de homenaje.  

EL NUEVO DÍA

El camino bolivariano es el que en la época de la colonia unía Quito con Santa Fe de Bogotá. El Libertador Simón Bolívar lo cruzó para llegar hasta Cartago y descender al sur de Colombia. Este camino iniciaba en el barrio Libertador, pasa por la vereda Santa Teresa, Pie de Cuesta, Las Amarillas, La Palmilla, llega al corregimiento Tapias, asciende por el Machín hasta llegar a Toche, de allí se cruzaba el río por un puente que ya se dañó y hasta la vereda Alto de Toche, luego a La Ceja (vereda de Cajamarca), llega a Salento y posteriormente, hacia Cartago.

EL NUEVO DÍAEL NUEVO DÍAEL NUEVO DÍAEL NUEVO DÍAEL NUEVO DÍA

 

Redacción El Nuevo Día

Comentarios