Así ha sido la recuperación de Camilo, el habitante de calle que superó las drogas

Crédito: Fotos Juan Montoya Prada - Suministrada / EL NUEVO DÍACamilo Gutiérrez, después de haber ingresado a la Fundación Rescatados por su Sangre.
Por medio de la Fundación Rescatados por su Sangre, el particular personaje que se hizo reconocido en la UT, adelanta su proceso de rehabilitación, impulsando la venta de maní para apoyar su autogestión.
PUBLICIDAD

Recientemente, la vida del habitante de calle más querido por los estudiantes de la Universidad del Tolima tomó un rumbo inesperado. Camilo Gutiérrez no solo sobresale por sus risas y amables comentarios, sino por su inusual forma de ser. Durante las últimas dos semanas, han circulado imágenes de él en redes sociales, donde se destaca el cambio de vida que tomó y su particular labor de hoy en día: vender maní.

Para muchos que se lo cruzaron últimamente en la calle, fue sorpresa encontrarse con un Camilo totalmente rehabilitado, bien vestido y cachetón. “Todo lo que me está pasando, es parte de una promesa que tengo con Dios y conmigo mismo. Cada vez que me entiendo más con el proceso, soy consciente de que adopto un estilo de vida que me genera enseñanzas y discusiones internas, muy similar a como lo hacen los niños”, afirmó Camilo.

Durante los primeros meses de cuarentena, Camilo merodeaba entre la soledad de las calles. La incertidumbre de la situación, hizo de la vida de él más difícil, lo que lo obligaba a buscar alimentación medianamente digna entre los hogares que le tendían la mano de vez en cuando.

A mediados del mes de agosto, recibió una propuesta por parte de una habitante de Cádiz que él denomina su “tía”. Se trata de “Claudia Jimena”, según él, quien le propuso ir a una fundación en donde ayudan a habitantes de la calle con su rehabilitación. “Yo soy como muy extremista, sino no es ya, no es nunca (risas). Ella me propuso que fuera y sentí como si me hubieran quitado unos cien kilos de la espalda. Desayuné algo que ella me ofreció y nos fuimos al rato para la fundación”, explicó.

 

.

El pasado 31 de octubre, varios conocidos de Camilo estuvieron en su celebración de cumpleaños.

 

Un nuevo hogar

La Fundación Rescatados por su Sangre está ubicada en el corregimiento del Totumo, a diez minutos sobre la vía que lleva a la cantera ‘La mina’. Guillermo Flórez y Juan Carlos Palacios, líderes de la fundación, atienden a varios habitantes de calle que buscan un hogar de paso para realizar su proceso de rehabilitación.

“Por medio de la predicación de la palabra de Dios, se realiza un proceso de rehabilitación con cada persona que llega aquí buscando refugio. Se realiza una labor social que los incentiva a realizar actividades lúdicas y, a su vez, fomentar la autogestión de la fundación por medio de la venta de maní y artesanías que nosotros mismos realizamos”, explicó Flórez.

Actualmente, la fundación cuenta con 44 integrantes que cumplen su proceso de rehabilitación. “Nosotros salimos a las plazas de mercado y llevamos comida a los habitantes de calle. Esta fundación ha sido autosostenible, por lo que no hemos tenido la ayuda de ningún ente institucional que pueda otorgarnos alimentos, útiles de aseo o prendas de vestir”, afirmó Palacios.

Entre las necesidades más urgentes de la fundación, se encuentran las jornadas de peluquería, ayuda psicológica, brigadas de salud, alimentación y útiles de aseo. “A veces es difícil porque no contamos con los medios necesarios para brindar ayuda a quienes llegan acá”, dijo Palacios.

Camilo acogió la rutina de su nuevo hogar, donde se realizan jornadas lúdicas de fútbol y piscina los días lunes. El resto de la semana se realizan labores de producción de maní y, por supuesto, jornadas de oración. “Camilo es una persona muy extrovertida, con todo el mundo congenia. Aquí se le conoce como el ‘Teacher’, porque ha inspirado a muchos en la fundación con su cambio tan drástico. En todo quiere estar y, a cualquier solicitud, siempre dice ‘acepto’ (risas)”, mencionó Flórez.

Después de dos meses de rehabilitación, Camilo se proyecta a cumplir el proceso de un año, en donde se propone realizar un buen tránsito a la vida civil. “Así como le dije a un amigo, ustedes son la prueba de que Dios me ama. Anímense a buscar lo que los hace felices”, finalizó Camilo con una sonrisa de oreja a oreja.

 

 

DATO

Si desea colaborar con la fundación, puede comunicarse con el líder de la fundación Guillermo Flórez al 323 204 6408 para obtener más información. Se recibe alimentación, prendas de vestir y elementos de aseo.

 

,

 

Casa principal de la fundación.

EL NUEVO DÍA

Comentarios