Animales Totémicos

Animales Totémicos
Si cada uno de los habitantes planetarios adopta una especie, animal o vegetal, prioritariamente, en peligro de extinción…. podríamos darle un viraje pedagógico al futuro de la biosfera.
ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Foto: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
3 Abr 2012 - 12:00am

La posibilidad de éxito nace con los nuevos vientos verdes que soplan por la Gobernación, la Alcaldía y las universidades. La utopía es que cada uno adopte su especie y las entidades estimulen  su conocimiento y conservación mediante tareas, conferencias, concursos, visitas y todo aquello que consolide una relación de amor  entre cada estudiante y una especie nativa.

Inicialmente la hemos denominado “Mi Animal Totémico”, para unificarla y popularizarla, pero tenemos la esperanza de que, con cualquier nombre, su cobertura sea planetaria.  


Desde esta página en EL NUEVO DÍA, con persistencia,  se estarán registrando los avances de la campaña en Ibagué  y promoviendo sus logros.


Loro Orejiamarillo
(Ognorhynchus icterotis) De acuerdo con ProAves,  el loro orejiamarillo,   ave muy hermosa, del tamaño de una pequeña guacamaya, aproximadamente de 42 centímetros  en edad adulta… con colores verdes y orejas y  frente amarilla, de grandes alas, un pico y unas plumas bellas, es originario del Amazonas

El reconocimiento
Mis primeros recuerdos  con mi lorito  se remontan a la casa de  mi abuela Julia Herrera, localizada  en el pueblo de Río Negro, en el municipio de La Dorada, en el Departamento de Caldas.

En una reunión familiar,  en casa,  reunidos para los festejos de diciembre yo era pequeña y me encontraba en el patio de la casa jugando con mis primos,  cuando de repente cayeron dos aves al suelo,  me asuste mucho,  pensé que estaban muertos porque ellos no se movían, corrí con mis primos a llamar a mi abuela y a mi mamá y ellas salieron, los cogieron, les dieron agua y comida.  


Uno de ellos tenía una alita rota.  Mi mamá y mi abuela le hicieron curación. Duraron mucho tiempo enfermos. Al principio al ver las personas se asustaban y las trataban de morder.  A  mí también me daba mucho susto acercármeles pero con el tiempo ellos se acostumbraron a la casa y a la familia y desde entonces viven en casa de mi abuela, ellos se adaptaron muy bien a su nuevo hogar aprendieron a hablar.


El loro cariamarillo es oriundo del  Amazonas y está en vía de extinción porque las personas lo capturan cada vez que pueden, y ellos en cautiverio no se reproducen.


Tal vez desconocen su hogar.  Es una gran incógnita. Me atrevo a afirmar esto porque mi abuela tiene los loros juntos hace dos años ellos son pareja,  se besan, pero no se reproducen


Esta especie se encuentra en peligro de extinción, por lo tanto, no hay una población grande de loros, lo que quiere decir que hay solo pequeños grupos, en muy pocas zonas.


Anteriormente, se distribuía en los Andes colombianos y en el oeste de Ecuador, pero se presume que esta extinta en este último país. Se conoce una población en la cordillera central en el Tolima.


Esta hermosa ave, se encuentra hoy en día en peligro crítico de extinción a nivel nacional y mundial. Esto se debe, en parte, a la destrucción de sus hábitats, principalmente a la destrucción de la Palma de Cera (Ceroxylon quindiuense), la cual es su lugar de  anidación, de refugio, etc.


Esta palma se encuentra altamente amenazada debido básicamente a que es utilizada en los festejos de La Semana Santa, en el conocido domingo de ramos y además, es afectada por la ganadería ya que estos animales consumen sus retoños e interrumpen su normal crecimiento.


Los loros orejiamarillos viven en bandadas que pueden llegar a incluir varias decenas de individuos. Hacen grandes desplazamientos en busca de su alimento, consistente principalmente en frutos de palmas de cera y de varias especies de árboles. Los loros pasan la noche posados en lo alto de las palmas de cera y sus nidos sólo los hacen en agujeros en los troncos de palmas muertas, por lo cual estas plantas son indispensables para su supervivencia


Datos para el enamoramiento
El loro orejiamarillo es tan sólo una de las especies de loros de clima frío de Colombia. Aunque normalmente solemos pensar que estas aves son sólo propias de selvas calurosas, esto no es del todo cierto. Pues al menos 15 especies de loros pueden ser encontrados en forma regular en las partes altas de las montañas del país, por lo menos hasta 2600 m (la altura de Bogotá) y a menudo mucho más alto.

Publicada por
EL NUEVO DÍA