La educación en tiempos del gobernador Barreto

La educación en tiempos del gobernador Barreto
En los 46 municipios no certificados, hay problemas de cobertura escolar pero avances en cuanto a calidad educativa. Es lo que dicen las cifras de la Secretaría de Educación, a cargo de Jairo Alberto Cardona Bonilla.
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Estudiantes de la vereda La Floresta de Villahermosa.
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
21 Jul 2019 - 3:01am

El informe escrito que puso el Gobernador a consideración del público en general, se centra en aspectos relacionados con cobertura escolar, con base en las tasas netas para cada nivel educativo y avances en el mejoramiento de la calidad educativa. Porque en los 46 municipios, exceptuando Ibagué, es la Gobernación la que tiene la competencia para administrar los recursos financieros, tecnológicos y de talento humano que el Ministerio de Educación Nacional pone a disposición de la entidad territorial para cumplir la misión de ofrecer educación a infantes y adolescentes en edad escolar.

Las cifras de la subdirección de cobertura escolar del Ministerio de Educación nos dicen que de cada 100 personas que debieran estar estudiando, 27 están por fuera de las aulas, es decir, son insistentes en estos municipios en el año 2019, según datos provisionales. Paralelamente, la disminución de la matrícula ha sido equivalente al 9.8 por ciento en el quinquenio 2015-2019, una de las tasas de decrecimiento más alta del país.

Factores estructurales propician esta situación que se ha convertido en un fenómeno nacional, a pesar de la gratuidad educativa vigente desde el año 2012.

 

Cobertura

El informe de rendición de cuentas destaca la forma como, según el informe del índice de competitividad del Tolima 2015-2018, en el pilar de Educación Básica y Media, el departamento ha mejorado paulatinamente su desempeño, al pasar de un puntaje de 5.8 sobre diez en el año 2015 que se toma como base a un puntaje de 6.26 en el año 2018, lo cual es un dato positivo.

En cuanto a las tasas de cobertura neta, en el nivel de educación Preescolar, grado de Transición obligatorio para infantes de 5 años de edad, se pasó de una cobertura de 49.7 en el año 2015 a 53 por ciento en el año 2018: “La tasa de cobertura neta en el grado de transición registra un comportamiento creciente en el periodo 2015-2018”, dice el informe del Gobernador.

Desde luego es pertinente repetir que no se ofrecen los tres grados de Preescolar en las instituciones educativas oficiales, porque no hay financiación nacional para los grados de Prejardin y Jardín, destinado a infantes de 3 y 4 años de edad; problema de financiación que sólo será solucionado mediante una reforma constitucional que ha prometido presentar al Congreso el presidente Iván Duque.

“162 grupos de Preescolar de 35 municipios se beneficiaron de la dotación de puestos de trabajo en el aula para los niños y niñas del grado de Transición”.

También se describe el crecimiento de la cobertura neta de la secundaria, que se atribuye a las “estrategias de acceso y permanencia, como, entre otras, la implementación y continuidad del modelo educativo flexible posprimaria en la zona rural”.

Según la tasas de cobertura neta del nivel de educación Media, se viene de un 39.5 por ciento y se llega a un 41.4 por ciento en el año 2018. Es una cobertura que tiende a mantenerse estable, a partir del año 2016, debido a la disminución de la oferta del bachillerato completo, principalmente en las zonas rurales.

 

Universidad del Tolima

El gobernador Barreto enfatiza en el apoyo financiero que se le ha dado a la Universidad del Tolima a través del incremento de las transferencias en un 132 por ciento. En el periodo 2016-2018 “se han transferido a la UT 16 mil 459 millones de pesos”.

Cifra a la que se suman 27 mil 501 millones, durante los años 2016-2019 “para el fortalecimiento financiero, en convenio de cupos para estudiantes de educación superior y convenios para el desarrollo de actividades de apoyo a la Secretaría de Educación para ampliación de cobertura y mejoramiento de la calidad en las IE oficiales”.

Se asignaron 12 mil 850 cupos de educación superior en el cuatrienio con una inversión de 17 mil millones de pesos. La Universidad ha disminuido ostensiblemente su déficit financiero con estos aportes y decisiones tomadas para disminuir los gastos en la UT.

También se incrementaron en un 107 por ciento las transferencias de la Gobernación al Conservatorio del Tolima, éstas fueron de 2 mil a 255 millones en el 2018 y mil 520 en el 2019.

 

Calidad educativa

Según los resultados de las pruebas Saber 11, entre el año 2015 y el 2018, son 24 las instituciones educativas que han mejorado su categoría de desempeño, al ascender a la categoría B desde la categoría C “y una marcada reducción en el nivel C de menos de 29 IE”.

También ha variado positivamente en los resultados del Índice Sintético de Calidad Educativa, en una escala de 1 a 10. En el nivel de educación primaria se pasó de un índice de 4.28 en el 2015 a 5.19 en el 2019, en secundaria de 4.03 a 5.06 y en educación media de 4.55 a 505. Son puntajes que por lo menos sobrepasan la mitad, lo cual es positivo.

Hay programas y proyectos en marcha que han contribuido al mejoramiento cualitativo de las IE y entre ellos están la “Escuela de rectores”, dirigido a mejorar el desempeño de los directivos docentes; la Escuela para el emprendimiento de la cual se han beneficiado 17 mil 948 estudiantes y 259 docentes de 18 IE en 12 municipios, la estrategia “Volvamos a aprender” para fortalecer los aprendizajes de los estudiantes en Lenguaje y Matemáticas, el acompañamiento situado a instituciones de bajo desempeño académico, el funcionamiento de siete Redes Pedagógicas y el programa Todos a Aprender del Ministerio de Educación.

 

Deserción

El fenómeno socioeducativo de la deserción escolar intraanual, es decir, aquella que se manifiesta en el abandono de las aulas entre el momento de la matrícula y la culminación del año escolar, afortunadamente ha decrecido paulatinamente. Era del 3.8 por ciento en el año 2015 y pasó a ser de 3.02 por ciento en el año 2017.

Esa deserción escolar fue menor en el nivel de educación secundaria. El salto cuantitativo más alto se dio entre el año 2016 y el 2017. Pasó de 5.37 por ciento al 3.9 por ciento.

Pero no se puede pasar en alto, en cuanto a este dato de eficiencia interna del sistema escolar, que la deserción intraanual es alta. Sólo el 38.2 por ciento de los estudiantes matriculados para cursar el grado Primero en el año 2019, culminaron el grado Once y obtuvieron su título de bachiller. De 21 mil 383 matriculados para cursar el grado Primero de primaria en el año 2009, once años después, sólo 8 mil 174 se matricularon para cursar el grado Once.

Lo malo es que la reprobación escolar, conocida como “pérdida del año”, es más alto que la deserción intraanual. En el año 2017, que en números absolutos implican que 9 mil 933 estudiantes reprobaron, frente a 4 mil 986 desertores, esto es, 6 por ciento de reprobación y 3 por ciento de deserción intraanual.

El gobierno Nacional y Departamental han desarrollado varias estrategias para estimular el acceso a las aulas y lograr una mayor permanencia escolar. Entre ellas la alimentación escolar en la que se han invertido 83 mil 573 millones de pesos en lo corrido del cuatrienio, cifra con la cual se benefician 55 mil estudiantes cada año.

Otra estrategia es la de suministrar transporte escolar, con financiación de proyectos del Sistema General de Regalías por 16 mil millones de pesos. En el año 2017 se celebraron convenios con 33 alcaldías por 6 mil 950 millones de pesos pero de estos se cancelaron 793 millones de pesos.

luiseduardochamorro10@gmail.com 

Publicada por
Luis Eduardo Chamorro Rodríguez - Especial para El Nuevo Día