Matrícula de Educación Superior también disminuye en el Tolima

Matrícula de Educación Superior también disminuye en el Tolima
En el departamento se ha entrado en la tendencia de decrecimiento de la población estudiantil entre los años 2017-2018, tal como ocurre en el resto del país.
SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Foto: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
8 Oct 2019 - 12:16pm

El Ministerio de Educación Nacional, al final de la semana anterior, divulgó datos estadísticos que hacen evidente la disminución de la matrícula total en las Instituciones de Educación Superior (IES) del país a partir del año 2016. Lo cual es un hecho que rompe la tendencia de la demanda para este nivel educativo, que relativamente tiene baja cobertura.

El total de estudiantes matriculados en las IES del país disminuyó en 38 mil entre el 2017 y el 2018. En el Tolima, esa disminución fue de dos mil 194 estudiantes, entre los dos años.

Si para el caso del Tolima la comparación se hace tomando como base el año 2015, para evaluar el desempeño de los mandatarios de las entidades territoriales durante el cuatrienio de su mandato que está cerca de terminar, las cifras expresan varios hechos.

En el departamento, en las 25 Instituciones de Educación Superior que ofrecen programas de nivel técnico, tecnológico y profesional, la matrícula tuvo un leve crecimiento al pasar de 48 mil 702 matriculados en el 2015 a 49 mil 859 en el año 2018 (mil 157 más). Pero se ha entrado en la tendencia nacional de decrecimiento de la población estudiantil entre los años 2017-2018, tal como ocurre en el resto del país.

En el departamento, incluyendo a Ibagué, la población estudiantil matriculada en IES en el año 2017 fue de 52 mil 053 estudiantes, cifra que pasó a ser de 49 mil 859 en el 2018 (2 mil 194 estudiantes menos).

 

¿Por qué disminuyen las matrículas de la

Educación Superior, el nivel educativo de

menor cobertura en el país?

Habrá muchas respuestas y preguntas que explican el fenómeno. Se puede aventurar la respuesta de que los costos de matrícula tienen alta incidencia, principalmente en las instituciones del sector privado. Son costos que están asociados a situaciones coyunturales de incremento del nivel de pobreza de la población y el crecimiento de las tasas de desempleo en todo el país.

Las tasas de cobertura, son indicadores de la evolución de estas situaciones. La tasa bruta de cobertura de Educación Superior en el Tolima tuvo un leve incremento entre el 2015 y el 2018, al pasar de un 37.2% a un 38.8%, inferior a la del año 2017 que era del 40.3%. De todas maneras, por debajo de la tasa de cobertura bruta nacional que para ese año era del 52.8% (una diferencia de 12.5 puntos porcentuales).

Los 52 mil 53 estudiantes de Educación Superior del Tolima, en el año 2017, estuvieron concentrados en un 81% en Ibagué, con 42 mil 065 estudiantes, cifra que crea condiciones para que la capital se convierta en una ciudad universitaria como ya lo es Manizales, por ser una de las capitales donde las condiciones son las mejores para estudiar, según estudio de la organización Cómo Vamos, aventajando a otras capitales como Tunja, Bogotá, Bucaramanga, Pereira, Medellín y Barranquilla, que también reclaman ese título.

Los programas de los candidatos a la Alcaldía para el próximo cuatrienio, coinciden en hacer propuestas de intervención sobre esta situación, lo cual hace pensar que existe suficiente información sobre el problema. Ese imaginario crea una opción positiva, sin embargo, es pertinente advertir que la financiación de este nivel educativo depende, en gran parte de recursos financieros de origen nacional y de los costos de matrícula, en las IES estatales.

Los recursos de transferencia nacional para calidad y los aportes municipales de recursos propios para educación, son escasos y se convierten en un obstáculo en la idea de cumplir estos propósitos, en cuanto la Alcaldía debe centrar sus recursos financieros hacia las instituciones que ofertan educación básica y media.

El Sena acoge el mayor número de estudiantes de Educación Superior con 14 mil 661 estudiantes en el año 2017; seguido de la Universidad del Tolima, con 13 mil 835, Universidad de Ibagué, con 6 mil 287 y la Universidad Cooperativa con 5 mil 216 estudiantes, según el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior.

 

Decrece el número de bachilleres

En el Tolima hay una tasa de tránsito inmediato de estudiantes de la Educación Media, grado once, al primer semestre en Instituciones de Educación Superior de 43.6% en el año 2017, por encima de la nacional, de 38.0%. De tal manera que, a pesar de que la tasa de cobertura bruta está por debajo la nacional, en cuanto al acceso inmediato a las IES, de los bachilleres que se gradúan al cursar el grado once, la situación es satisfactoria.

Pero es preocupante que el total de estudiantes que llegan al grado once, doce, trece o al grado C6 de la educación por ciclos, es cada año menor. En el año 2015 fueron 19 mil 625 los estudiantes habilitados para su ingreso a la Educación Superior en el Tolima, incluyendo a Ibagué, cifra que pasó a ser de 15 mil 548 en el año 2019 en curso. Son 4 mil 7 estudiantes menos que terminan el bachillerato, es decir, 26% menos que cinco años atrás, incluyendo todas las opciones de bachillerato, los que cursan el grado once en diferentes modalidades, los de los grados 12 y 13 de las normales y los que optan por la educación por ciclos, del grado C6.

En el año 2019, Ibagué aporta el 42% por ciento de la demanda potencial de Educación Superior para el año 2020. Se espera que a finales del 2019, sean 6 mil 511 los estudiantes de bachillerato que tengan el título correspondiente, la mayoría de ellos con doble título de técnicos del Sena. Los otros 9 mil 37 bachilleres cursan el último grado de bachillerato en los 46 municipios no certificados.

Que disminuya el total de bachilleres graduados, expresa poco interés por la adquisición de este título, desmotivación por el cumplimiento de este requisito para el tránsito al nivel de Educación Superior, a lo cual se suma la situación económica de las familias, entre otras razones.

 

El crecimiento de la educación virtual

Como consecuencia del mayor uso y creación de nuevas tecnologías de la información y la comunicación, TIC, porque avanzamos hacia la Cuarta Revolución Industrial en el mundo, en Colombia la modalidad de educación superior virtual o digital (on line), tiene un crecimiento acelerado. En Colombia, la matrícula en la modalidad de educación virtual en Educación Superior era de 63 mil 569 en el año 2015, cifra que pasó a ser de 200 mil 46 en el año 2018, según cifras del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior, Snies.

El uso de las TIC, de computadores conectados a la red Internet, causará cambios revolucionarios día a día. Un bachiller que disponga del servicio de internet en su casa, podrá cursar programas académicos de amplia variedad, ofrecidos por universidades nacionales y del resto del mundo. La educación virtual transformará muchas prácticas y modelos de enseñanza y aprendizaje en la Educación Superior.

Si nos atenemos a los datos estadísticos disponibles, el Tolima está ligeramente rezagado en el acceso a esta modalidad. En el año 2015, el Snies del Ministerio de Educación registró una matrícula de educación virtual en IES de 232 estudiantes y en el 2017 ascendió a 2 mil 990 estudiantes.

La Educación virtual, está dejando atrás en crecimiento, inclusive a la modalidad de educación a distancia tradicional que se ofrece en el Idead de la Universidad del Tolima y en la sede de la Unad (Universidad Nacional a Distancia) de Ibagué.

Publicada por
LUIS EDUARDO CHAMORRO RODRÍGUEZ - ESPECIAL PARA EL NUEVO DÍA