Tres nuevos libros sobre currículo de autoría de profesores de la Universidad del Tolima

COLPRENSA – EL NUEVO DÍA
Es el reto de la educación actual: generar una transformación enfocada a sujetos autónomos.

Crece el número de libros editados por el sello editorial de la Universidad del Tolima con tres ejemplares sobre currículo escolar.

Luis Alberto Malagón Plata completa 17 libros publicados sobre este tema y se convierte así en uno de los autores de alto reconocimiento.

Une a profesores, que orientan la enseñanza del currículo como una de las disciplinas científicas exigibles en la formación inicial y posgradual de los docentes, para lograr la edición de tres libros que ya están en circulación: El Currículo, fundamentos teóricos y prácticos. Consolidación de la relación docencia-investigación en la Educación Superior y Prácticas Pedagógicas y Educación a Distancia.

En 400 páginas se registran los aportes teóricos que hacen 10 profesores de la Universidad del Tolima, en estos tres libros que serán útiles a los docentes en ejercicio, porque se trata de un asunto que ellos deben entender y comprender para su buen desempeño de las aulas.

Los 10 autores de los libros ya citados, hacen parte del grupo de investigación de “Currículo, Universidad y Sociedad”, que dirige actualmente Liliana del Basto y del que hacen parte Luis Alberto Malagón Plata, Luz Helena Rodríguez Rodríguez, José Julián Ñañez Rodríguez, Aida Astrid Obando Rodríguez, Claudia Patricia Villada Salazar, Cicerón Caicedo Duarte, July Lizeth Bolívar Rodríguez, Francisco Rodríguez Vásquez, Leidy Ximena Mesa y Carlos Andrés Moreno, autores y a la vez profesores de la Universidad del Tolima.

El currículo escolar, tal como se define y conceptualiza en documentos y normas estatales y en textos de autores que abordan este campo disciplinar, comprende aspectos relacionados con los propósitos de formación de los estudiantes (¿para qué enseñar?), sobre los contenidos de la enseñanza de las áreas del plan de estudio (¿Qué enseñar?) establecidos en Planes de estudio, planes de área, planes de clase; las estrategias pedagógicas y didácticas (¿Cómo enseñar?), los medios o apoyos de material didáctico (Medios de formación) y las estrategias y prácticas de evaluación de los aprendizajes de los estudiantes, entre otros elementos del currículo escolar, es amplio y, en consecuencia, en los libros se hace referencia a Tolima.

No son muchos los libros sobre currículo que se producen en Colombia, son pocos los profesionales de la educación que hacen aportes teóricos sobre esta disciplina científica. En la Universidad del Tolima, principalmente bajo la orientación de Luis Alberto Malagón, se avanza hacia la construcción de una escuela de pensamiento pedagógico y curricular, lo cual se expresa en publicaciones como las que aquí registramos.

 

El libro sobre currículo: Fundamentos teóricos

y prácticos

Me ocupo del libro “Currículo: Fundamentos teóricos y prácticos” de la autoría de Malagón, Rodríguez y Ñañez para identificar y describir, brevemente, su contenido.

Un capítulo desarrolla antecedentes históricos (Los Orígenes), seguido de las “Perspectivas Curriculares”, “Formas organizativas y diseño curricular” y de la enseñanza basada en competencias.

De tal manera que se hace un recorrido sobre concepciones, modelos curriculares, líneas teóricas, enfoques que van desde el currículo tradicional que se apoya en teorías conductistas del aprendizaje, el currículo por objetivos de Bobbit, Tyler y Taba, hasta las nuevas tendencias expresadas en el enfoque crítico social y de la Pedagogía Crítica, de autores como Apple, Freire, Giroux, Grundy, Gimeno Sacristán, Kemmis y otros.

Entonces, hay un amplio menú de conceptos y teorías curriculares, que le pueden ser útiles a los docentes de cualquier nivel educativo, en momentos en que estos tienen mayor autonomía para construir currículo y requieren mayor formación sobre sus fundamentos epistemológicos, teóricos y metodológicos.

Tomando como fuente de la teorización sobre el currículo, los autores de este libro, parten de la experiencia, de las prácticas desarrolladas durante el proceso de enseñanza de la disciplina en los pregrados y en los postgrados de Ciencias de la Educación, para describir los cambios que a través del tiempo han ocurrido, durante el proceso de enseñanza, desde prácticas tradicionales hasta la relación entre teoría y la práctica (concepto de praxis) aplicables en el enfoque crítico en la formación de los docentes que pasan por las aulas de la Universidad: “Construir una visión crítica y práctica del quehacer pedagógico para su transformación, en la perspectiva de una mayor pertinencia social y pedagógica”.

De esta manera se llega a la aplicación de un enfoque problémico (de Aprendizaje Basado en Problemas, por ejemplo): “El enfoque problémico, muy propio de los currículos prácticos y crítico-sociales, hace parte de este tercer momento y le ha dado al seminario de teorías curriculares; y la investigación, tiene un mayor peso que en los programas anteriores, fortaleciendo el pensamiento crítico y constructivo para el quehacer pedagógico”.

 

La investigación y la enseñanza

Por esta vía, relacionar los procesos de enseñanza y aprendizaje con los de investigación, para que la universidad cumpla con uno de sus ejes misionales, la investigación.

“Parte de entender, que la investigación como una estrategia pedagógica, favorece una educación crítica, participativa, constructivista e innovadora. Llegar a esta consideración esencial, ha supuesto realizar un recorrido conceptual en torno a la educación y la pedagogía, a las relaciones curriculares: docencia e investigación y a un concepto de praxis, como categoría que trasciende las dimensiones, práctica y teoría, como entes aislados, los cuales adquieren un significado transformador en la denominación de praxis”, dicen los autores.

Es pertinente decir que el libro sobre currículo del que nos ocupamos, toma como referencia básica la taxonomía curricular que hace Shirley Grundy en su libro “Producto o praxis del currículo”, basándose en el filósofo alemán Habermas, el cual establece que habría tres tipos de currículo: el currículo de interés técnico que tiene características tradicionales del currículo por objetivos de comienzos del siglo XX; un currículo práctico y el currículo de interés emancipador.

“Para Grundy, Carr, Kemmis y en general todos aquellos que podrían agruparse bajo la denominación de pensadores críticos de la educación, el interés emancipatorio de Habermas y el concepto de praxis en Freire, constituyen los pilares básicos de una teoría crítica de la educación”.

 

El currículo en la actualidad 

Malagón hace su propia interpretación del estado de desarrollo curricular en la actualidad en la Educación Básica y Media y al respecto dice: “En las últimas décadas el paradigma de formación institucional orientado por el Ministerio de Educación Nacional ha transitado sobre dos grandes paradigmas: el primero relacionado con la tecnología educativa y concretado en el modelo de objetivos, entendidos como metas en el contexto académico y el segundo, referido a las denominadas competencias, muy ligadas al contexto del desempeño laboral.

En este segundo paradigma las intenciones apuntarían a buscar una mayor articulación entre la escuela y el contexto, algo así como ‘formar para el trabajo’, el problema es que el énfasis en el componente laboral y práctico ha dejado de lado el componente intelectual y de la formación integral. En ese orden de ideas, se hace necesario generar un proceso curricular que permita articular la formación a las dimensiones prácticas, críticas, ciudadanas, innovadoras y creativas. De otra manera, estaríamos queriendo cambiar la educación manteniendo los mismos presupuestos y metodologías. Es el reto de la educación actual: transformarse a partir de transformar los sujetos como sujetos autónomos. Pero esta tarea es posible bajo el liderazgo de la comunidad educativa: esto es, de adentro del sistema hacia afuera”.

LUIS EDUARDO CHAMORRO ESPECIAL PARA EL NUEVO DÍA.

Comentarios