Las deficiencias de cobertura en educación preescolar en Ibagué

Las deficiencias de cobertura en educación preescolar en Ibagué
La tasa bruta de cobertura era del 85.2% en el año 2015, cifra que pasó a ser de 80.34% en el año 2019, que va en descenso.
SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
Foto: SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
15 Dic 2019 - 3:01am

En su orden, los dos problemas críticos en la educación que se ofrece a los ibaguereños son, en primer lugar, la baja cobertura de la Educación Superior y en el segundo puesto, la deficiente oferta de educación preescolar, en instituciones educativas oficiales. El Estado no garantiza en su totalidad, el derecho al acceso a las aulas, en estos dos niveles educativos, según datos del año 2019 que se convierten en línea de base para el gobierno municipal que comienza en enero.

Es grave que no se garantice el derecho a la educación a infantes en edades de tres y cuatro años de edad en los planteles educativos estatales en los grados de preescolar de jardín y prejardín, porque no son obligatorios y, para que lo sean, se requiere una reforma constitucional del actual Sistema General de Participaciones, que incorpore recursos financieros para gastos de personal docente exigible para la oferta de estos dos grados. 

Sólo se ofrece uno de los tres grados de preescolar, el de transición o grado obligatorio destinado a infantes de cinco años de edad, a pesar de que la Ley General de Educación (ley 115 de 1994), establece los tres grados en este nivel educativo.
Pero el grado de transición de preescolar, tampoco ha llegado a la cobertura universal, porque la tasa bruta para este grado es de 80.3 en el año 2019, con un total de mil 1122 infantes fuera de las aulas, sobre el total de niños de esta edad siendo que se trata del grado obligatorio de preescolar. 


Diversos nombres que crean confusión

La oferta de educación preescolar adopta diferentes nombres, situación que confunde y dispersa los datos de la población objeto de la educación preescolar, hasta el punto de que se dificulta llegar a un acuerdo sobre los indicadores y la cuantificación estadística que se deben tener en cuenta al evaluar el servicio educativo de este nivel esencial para el desarrollo cognitivo de los menores.

La Ley General de Educación (ley 115/94) establece tres grados para este nivel educativo, lo cual no se cumple por parte del Estado en sus establecimientos educativos. Porque se acoge a lo dispuesto en el artículo 67 de la Constitución que establece el grado de transición como obligatoria. Entonces, esta ley da el nombre de preescolar a estos tres grados destinados a una población de tres a cinco años de edad.

Se habla de educación inicial a la comprendida entre los 0 y 5 años de edad que en la Ley 1098 de 2006 (Código de la Infancia y la Adolescencia), se denomina Atención Integral de Primera Infancia, y más adelante, ‘De cero a siempre’, según el nombre de la política estatal de los tiempos del presidente Juan Manuel Santos. ‘De cero a siempre’, es una estrategia y política educativa acogida en el Plan Nacional de Desarrollo del actual cuatrienio del presidente Iván Duque.

Bajo la denominación de Educación Inicial se realizan acciones dirigidas a la salud, a la nutrición y a acciones de formación educativa. De tal manera que el gobierno puede presentar como resultado de su gestión en Educación Inicial, el número de niños vacunados, los beneficiarios de suplementos nutricionales y otras actividades que desarrolla el Icbf. Es difícil establecer qué tan pertinente es hablar de educación preescolar la que se ofrezca en Hogares Comunitarios, en Centros de Atención Integral, en Hogares Infantiles, o en sala-cunas.

No es el Ministerio de Educación el que tiene la competencia central de las ofertas de Educación Inicial o de Primera Infancia.

Es necesario establecer una delimitación conceptual entre Educación inicial y Educación Preescolar, o Educación Infantil, porque son campos teóricos y conceptuales distintos; se hace referencia a una población objetivo distinta en cada caso.

En autor español Galves (2000), aborda este situación al decir: “educación inicial” resulta complejo establecer una diferenciación precisa entre esta y expresiones cercanas como “educación preescolar” o “educación infantil”.

 

Población estudiantil no atendida

en preescolar, en Ibagué - años 2015-2019

Hay un dato positivo y otro negativo al analizar los datos sobre cobertura de la educación en el nivel educativo de preescolar en Ibagué (derecho al acceso). Es positivo que la matrícula haya crecido en el quinquenio 2015-2019, lo cual se sale de la tendencia en los otros niveles educativos. 

La oferta de educación preescolar en los grados de prejardín y jardín para niños de tres y cuatro años de edad, que es ofrecida exclusivamente por colegios privados, creció en un 30.4% al pasar de dos mil 372 a tres mil 93 estudiantes matriculados, es decir, 721 estudiantes más.

También, creció la matrícula de transición en un 8.6% al pasar de siete mil 626 a siete mil 770 entre el año 2015 y el 2019, que corresponde al período de gobierno del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo.

Es negativo que aún queda población en edad escolar para el grado de transición,  mil 122 infantes fuera de las aulas, que son ausentistas del sistema escolar en este grado de preescolar.

¿Por qué invertir en educación preescolar?

Resumo en 17 las razones por las cuales la educación preescolar debe ser atendida por el gobierno en diferentes instancias. De la educación como un derecho, porque es un componente de los derechos humanos y un derecho fundamental de los infantes; en cuanto a rentabilidad económica y social, “su tasa de retorno se multiplica por siete”, luego es altamente rentable invertir en educación preescolar, genera alto rendimiento económico, es rentable en capital humano, “ofrece mayor relación costo-beneficio; en cuanto a situaciones de pobreza de la población, es clave como acción preventiva y de intervención sobre este fenómeno, es clave para intervenir sobre la desigualdad, “ofrece oportunidades de igualar o diferenciar”; en cuanto a indicadores de eficiencia interna en el sistema escolar, habrá menor deserción en estudiantes que han cursado preescolar, reduce la repitencia en los grados siguientes, “reduce el ingreso tardío (extraedad), “incrementa el ingreso al primer grado de primaria”; en cuanto al éxito escolar deseable, genera mayor rendimiento académico en la primaria, contribuye al mejor desempeño en el lenguaje, “es fundamental en la formación de la inteligencia y el desarrollo cognitivo”, son razones que identifiqué y describí en el texto de mi autoría, “La educación de la primera infancia en el Tolima” (Universidad del Tolima, 2009).

Entonces, resulta justa y razonable la petición que ha hecho Fecode en el pliego de peticiones y acuerdo con el Gobierno nacional sobre la urgencia de adelantar una reforma constitucional para que se incorpore la obligatoriedad de los tres grados de preescolar.

En la Cámara de Representantes el proyecto de ley 184 de agosto del 2018, que proponía la modificación del artículo 67 de la Constitución para lograr este propósito, avanzó hasta la presentación de la ponencia para segundo debate pero hasta allí llegó, fue archivado.

Es una artículo de la Constitución que en este asunto específico se ha convertido en obstáculo para la financiación estatal de dos de los primeros grados de preescolar, el de prejardín y jardín, que en todo el Tolima son ofrecidos por colegios privados, únicamente.

Publicada por
LUIS EDUARDO CHAMORRO RODRÍGUEZ - ESPECIAL PARA EL NUEVO DÍA