Estudiante de Unibagué apoyó en la construcción de varios puentes en zonas rurales

Luis Fernando estuvo en la inauguración del puente El Segundo Paso.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Luis Fernando Calderón quien está culminando su carrera como ingeniero civil llegó a Planadas para trabajar con Asopep en el programa ‘Paz y región’, y de paso, por voluntad propia decidió aportar sus conocimientos en la construcción de varias infraestructuras que ayudarán en el mejoramiento de la calidad de vida de varias comunidades.
PUBLICIDAD

En el desarrollo de sus prácticas profesionales, Calderón conoció la convocatoria que se abrió para invertir recursos de extranjeros en diversas obras sociales, especialmente, en lugares donde la comunidad tenía grandes necesidades y se sentían abandonadas.

Fue de esta manera, que seis puentes del sector que estaban por caerse, fueron recibidos, “inicialmente se evaluaron seis, pero el presupuesto nos alcanzó para tres porque aparte de que la comunidad ponía la mano de obra, tuvimos que contratar a un señor que es ornamentador para que soldara las partes metálicas”, afirmó el joven.

Por lo que las infraestructuras intervenidas fueron el puente de Cachichi y El Segundo Paso, en las que el estudiante acompañó todo el proceso, y también ayudó en la logística del tercero que es en Marquetalia.

“Los puentes son en jurisdicción del municipio de Aipe, Neiva. Las veredas se llaman la Unión – Pechichi y Porvenir, y la idea principal de la Asociación es ayudarle a las comunidades”, agregó.

Calderón trabajó de la mano de la comunidad para enfocar más el trabajo, “se concertó con las personas dónde iba a iniciar el trayecto y se fijaron los materiales. Ellos iniciaron la construcción y en una semana ya tenían la parte de concretos, después fueron los materiales metálicos y eso duró como tres días, más o menos, así que en dos semanas y media se hizo todo”, comentó.

Estudiante de Unibagué apoyó en la construcción de varios puentes en zonas rurales

Su participación

Luis Fernando se encargó de la elaboración de los diseños, sacar los presupuestos, conseguir los proveedores y verificar que todo saliera bien, “siempre hacíamos varias averiguaciones para lograr obtener los materiales más baratos, en pro de poder aprovechar al máximo el presupuesto que teníamos y así realizar más puentes, porque se tenían contemplados cinco más”, refirió.

Cabe resaltar, que este proyecto nació hace más de dos años y medio cuando Asopep construyó un puente en la vereda La Armenia, al que le colocaron El Primer paso.

Respecto a Calderón, ya retornó a Ibagué, sin embargo está al tanto, “sigo pendiente porque si se presenta algún problema o algo ellos me avisan y miramos cómo solucionamos. Incluso, estábamos mirando la construcción de otro puente en una vereda que se llama Nueva Jerusalén; es un puente colgante que la misma comunidad ha hecho y por ahí pasan los niños pero ya tiene las tablas podridas y queda como a diez o doce metros de altura”.

Es así que el estudiante que ya se encuentra a la espera de su grado, y busca contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades de manera desinteresada y aportando sus conocimientos.

“Me parece muy bonito que las personas quieran invertir en sus propias tierras, (…) Asopep trabaja en pro de la comunidad, un ejemplo es el caso del proyecto de Marquetalia que es para impulsar el turismo”, finalizó.

LINA FONSECA

Comentarios