Paneles solares para recargar dispositivos fueron instalados en la UT

En total, fueron siete los paneles instalados en diferentes puntos de la Universidad.
Crédito: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Con el fin de trabajar en pro del cuidado del medio ambiente, y al tiempo brindar herramientas para el bienestar de la comunidad universitaria, fueron instaladas siete estaciones que permiten cargar distintos dispositivos electrónicos por medio de la luz solar.
PUBLICIDAD

“Esto surgió de un proceso que había sido estudiado y consultado por un grupo especial de la comunidad universitaria, conformado por estudiantes, egresados y docentes de distintos programas académicos, que consideraban que la alma máter debía incursionar en temas especiales sobre tecnología de punta”, afirmó Edgar Mauricio Casas, ingeniero Civil encargado de coordinar el proyecto, y contratista de la Oficina de Desarrollo Institucional.

El proyecto tuvo una inversión de 27 millones de pesos y con esto se busca ahorrar el consumo de energía de la Universidad del Tolima e incentivar el uso de energías alternativas, motivo por el que los paneles quedaron ubicados en zonas estratégicas de la institución de Educación Superior, donde les ingresa directamente la luz del sol.

“Quedaron instalados de la siguiente manera: A la entrada de la biblioteca, en el sector de La María, en el bloque 31, en el bloque 33, cerca al laboratorio de maderas, en el restaurante, y entre los bloques 12 y 16, en frente del consultorio de odontología”, comentó Casas.

 

Características

La instalación de estos tardó un mes, y consta de torres de 2.50 metros de altura.

Los paneles están ubicados en la parte posterior, y de ahí se desprende el cableado que transporta la energía. Por cada una de las torres se pueden conectar cuatro dispositivos, y ya se encuentran habilitados para la comunidad universitaria.

Respecto a la ejecución y compra Casas refirió que, “los paneles solares son de fácil consecución y el tema de los accesorios en cuanto a la parte eléctrica también. Por el tema financiero, del dólar, se incrementa el valor de estos porque son materiales importados, pero eso no tiene nada que ver con la Universidad”.

Se espera que este proyecto sea ampliado y pueda ser instalado en otras sedes de la Universidad como en el Hospital Veterinario de Miramar, o en la granja de Armero así como en Chaparral.

“El mundo de la tecnología está avanzando rápidamente, todo el mundo tiene un aparato electrónico 24 horas al día, y se trata de estar conectado bien sea con el celular o computador. Por esto es de gran importancia que este tipo de actividades que se están realizando con energías alternativas, las podamos implementar en nuestro espacio y donde sea posible con el fin de mitigar el impacto ambiental”, finalizó el ingeniero.

 

Dato

El proyecto tuvo una inversión de 27 millones de pesos y tardó un mes en su ejecución.

LINA FONSECA

Comentarios