940 docentes del Tolima graduados en Maestría en Educación en la UT

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA
Según la resolución correspondiente la UT, a través de su Facultad de Educación, podrá continuar ofreciendo este posgrado durante siete años más, porque reúne las condiciones de calidad exigibles para la formación avanzada de los docentes del Tolima.
PUBLICIDAD

El Ministerio de Educación Nacional, previo concepto favorable de la Comisión Nacional Intersectorial de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, Conaces, renovó el registro calificado de la Maestría en Educación que ofrece la Universidad del Tolima desde el año 2006.

Es una situación que tiene trascendencia e impacto en el sistema escolar del departamento, porque contribuye a mejorar la calidad de los docentes, elevando su nivel académico.

De un total de 5.891 docentes que acreditan título de posgrado (2019), más de la mitad han cursado la Maestría en Educación y la Especialización en Pedagogía que ofrece la Facultad de Educación.

La Maestría en Educación, en las modalidades de investigación y profundización, ha graduado como magísteres a 940 docentes, desde 2013, según el reporte que hace el actual director de este posgrado, Edgar Diego Erazo Caicedo.

La Universidad del Tolima ofrece 17 maestrías, de las cuales cinco se dirigen a la formación posgradual de  docentes. Sobre la trayectoria de la maestría en educación, que recibió la renovación de su registro calificado, su director dice para El Nuevo Día: “Fue la primera Maestría en Educación de la región y está cumpliendo en este mes 14 años de haber iniciado con su primera cohorte. Desde un enfoque, a la vez académico y pragmático, esta Maestría en Educación le apunta a producir conocimiento en cuanto sea útil o pertinente para el mejoramiento de los procesos educativos en la región y en el país.

De esta manera, se busca la pertinencia educativa y curricular para que, cuanto se diga y sea objeto de estudio, le sea útil y pueda ser llevado a la práctica en el desempeño profesional de los docentes y directivos docentes, así como a los decisores de políticas educativas”.

Las calidades de la Maestría de Educación

El registro calificado que ha otorgado el Ministerio de Educación Nacional, es producto de 14 años de experiencia en la formación de docentes en este nivel educativo de posgrado. Se cumplió el proceso de autoevaluación y de verificación de las condiciones de calidad sobre 12 factores, sus características e indicadores.

Entre estos factores o aspectos de calidad, objeto de evaluación, están la calidad de los docentes, la investigación, la disponibilidad de recursos físicos y financieros, la relación con los egresados, el impacto en la comunidad regional.

Es una maestría que ha tenido alta demanda de matrícula porque el título de magíster en Educación, le es útil a los docentes para mejorar su formación inicial de pregrado. Es uno de los requisitos para ascender en el escalafón docente y ello significa mejoramiento salarial; es uno de los requisitos para participar en concursos para la vinculación de docentes universitarios y para lograr cargos directivos en las instituciones escolares, entre otros.

En el período de 2014 a 2018, la matrícula de posgrados en la Universidad del Tolima llegó a la cifra de 1.313, y en cuanto a las maestrías en educación, ofrecen la oportunidad de mejoramiento de la calidad de los docentes, siendo que estos, a la vez , son el factor más relevante en el mejoramiento de la calidad educativa.

A través de convenios con la Gobernación y la Alcaldía de Ibagué y de Girardot, se han financiado los costos de matrícula de docentes de cada una de estas entidades territoriales; se graduaron como magísteres en educación 280 docentes cuyo costo de matrícula fue aportado por la Gobernación del Tolima y, además, está en curso otro convenio con la Alcaldía de Ibagué para los dos semestres finales del posgrado, por parte de 102 docentes.

La vinculación al trabajo

En general, un profesional con título de Maestría se vincula al desempeño laboral en menos tiempo que los profesionales con título de pregrado, además sus salarios son más altos.

Según el Observatorio Laboral del Ministerio de Educación, obtener un título de posgrado sí paga.

“Un 90% de los graduados con título de Maestría logró su vinculación a un trabajo en el año siguiente a la titulación, diferente a quien ha obtenido un título profesional universitario en el que la vinculación laboral solo llega al 80.7%. En cifras sobre el seguimiento a graduados, el Observatorio registra que un egresado con título de Maestría, en el año 2014 recibía en promedio un salario de enganche de $3.985.616, en comparación con el de un especialista con  $3.122.473 y el de $1.736.849 de un graduado con título universitario de pregrado”, dice el documento por el cual se justifica la renovación del registro calificado de la Maestría en Educación.

Sobre este mismo asunto, Erazo dice: “Hay justificaciones teóricas en cuanto los docentes necesitan fundamentos epistemológicos y teóricos para un buen desempeño como profesionales de la educación; también hay justificaciones metodológicas en los aprendizajes que le sean útiles en sus prácticas pedagógicas, en el desarrollo de las competencias funcionales y comportamentales que se le exigen y, desde luego, hay justificaciones prácticas en cuanto se desarrollan procesos de formación dirigidas a solucionar problemas prácticos que son propios del desempeño docente o directivo docente”.

Avances en calidad

En el transcurso de un mes, la Universidad del Tolima fue acreditada como una institución de Alta Calidad; con aportes de la Gobernación, del Ministerio de Educación y con sus recursos logró la “matrícula cero”, es decir, la gratuidad durante los próximos años.

Se llega a 70 programas académicos con registro calificado para ser ofertados por la Universidad, cifra a la que se llega al otorgarse el registro calificado por siete años para un nuevo programa, el de Química, según resolución del Ministerio de Educación del 4 de agosto, que da vía libre para otorgar el título de químicos.

En síntesis, la Universidad del Tolima, además de la acreditación de alta calidad, tiene 18 programas académicos acreditados de alta calidad que, a partir de la fecha, podrá ofrecer en cualquier parte del país debido a la acreditación de alta calidad. Asimismo, completa 70 programas con registro calificado para los cuales reúne los requisitos para ofrecerlos; se renovó la acreditación de alta calidad al programa de Medicina Veterinaria; a 8 programas el Ministerio de Educación les ha renovado su registro calificado y, entre enero y julio, a dos programas nuevos se les ha otorgado este registro, uno de los primeros requisitos que debe cumplir cualquier programa que se postule para formar nuevos profesionales en diferentes disciplinas y profesiones, según el reporte que hace la directora de la Oficina de Autoevaluación y Acreditación, Adriana Paola Albarracín Calderón.

El equipo de profesionales, que integra el Comité Académico de la Maestría en Educación, entre sus proyectos inmediatos, tiene lograr la acreditación de alta calidad. “Habiendo alcanzado como Universidad un logro tan importante como es la Acreditación de Alta Calidad, y como programa la renovación del registro calificado por 7 años, le estamos apuntando en este momento a postularnos para la Acreditación de Calidad como Programa, lo cual nos va a abrir importantes puertas de desarrollo académico y de impacto social, por la incidencia en los procesos de formación de niños y jóvenes de nuestros territorios”, dice el director de la Maestría en Educación.

Por Luis Eduardo Chamorro Rodríguez

Comentarios