Las debilidades están en las Secretarías de Educación

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Los rectores son responsables del funcionamiento de dos mil 348 establecimientos educativos estatales, de ellos, 281 en Ibagué. De estos, depende en gran parte la calidad educativa, el desempeño de los docentes, la cobertura y la permanencia de los estudiantes en el sistema escolar.
PUBLICIDAD

¿Cuál es la percepción que tiene el presidente del sindicato que agrupa a 250 directivos docentes, sobre el estado de la educación en el Tolima en el año 2020? Esa es la pregunta que El Nuevo Día le hace al presidente de la Asociación Sindical de Directivos Docentes, Asddetol, Hernán Sigifredo Rubio, doctor de la Universidad de Ciencias Pedagógicas ‘Enrique José Varona’  de La Habana, Cuba y rector de la institución educativa Roberto Leyva de Saldaña.

Porque sus palabras recogen, en parte, lo que 272 rectores de las instituciones educativas oficiales piensan sobre la educación en el Tolima, cuando han transcurrido ocho meses del 2020, la mayor parte en situación de crisis debido a la pandemia del Covid-19.

EL NUEVO DÍA: ¿Cuál es el estado de la educación en los 47 municipios?

HERNÁN SIGIFREDO RUBIO: Las Instituciones Educativas del Tolima carecen de un modelo pedagógico propio. La primaria y la secundaria urbanas aplican el modelo tradicional.  

La primaria rural, en su mayoría, son multigrado y aplican Escuela Nueva. La secundaria rural también es multigrado y aplican el modelo postprimaria. Muy pocas instituciones rurales tienen educación media, pero generalmente en estas aplican el Mema, metodología Cafam o por ciclos.

Ha sido necesario cautivar a unos y otros hacia la flexibilización del currículo y a desarrollar actividades partiendo de la premisa del “no sé” y del “carezco de medios tecnológicos”, invitándolos a la simplicidad, a la creatividad y a ser recursivos para crear con los medios que provea el entorno.

En cuanto a cobertura tenemos 212 instituciones educativas desde 158 estudiantes, como lo es Papagalá en Saldaña hasta Sumapaz en Melgar con 3.725 estudiantes.

Dificultades debido a la pandemia

END: ¿Qué dificultades ha creado la pandemia, para el ejercicio de las rectorías?

HSR: “Se pueden resumir así: Pasar de la presencialidad a la virtualidad, todas las gestiones directiva, académica, administrativa-financiera y comunitaria; replantear los modelos educativos y pedagógicos para que sean funcionales para “el trabajo en casa”; concienciar a padres de familia, profesores, estudiantes, administrativos y directivos docentes que en la pandemia debemos disminuir el rigor academicista y apostarle a la parte formativa; desarrollar estrategias que garanticen la fidelidad, la confianza y la certidumbre hacia la propuesta como alternativa viable y válida para mantener la salud mental en medio de la crisis y ser asertivos en las decisiones; decirle no a la Alternancia Educativa y a la presencialidad voluntaria para el 2020 e iniciar la normalización o regulación académica de manera lenta, pausada y segura”.

END: ¿Dónde están las debilidades, dónde las oportunidades?

HSR: “Las debilidades están en las secretarías de educación. El pensamiento centralista, las plataformas, los formatos, el querer manejar desde allí las instituciones educativas, el no romper los círculos viciosos, al repetir las mismas fórmulas, los mismos esquemas, los sabios, las personas y los procesos decadentes.  Aún persiste la idea que la verdad absoluta y revelada está allí, emerge allí, la poseen allí. Craso error.

Las oportunidades son las personas, los estudiantes con sus inquietudes, con sus interrogantes, con su forma de ver la vida y con las ideas propias de cómo construir un mundo mejor. En los maestros que integran la teoría con la práctica para replantear su pedagogía, su didáctica y por qué y para qué enseñar. Y los rectores, coordinadores y padres de familia que los apoyan, acompañan y tienen fe en ellos”.

“Un currículo desfasado y precario”

END: ¿Qué opinión le merece el plan de estudios y el currículo en general?

HSR: Estamos manejando un currículo desfasado y precario. No le estamos dando estricto cumplimiento a la ley general de educación. Allí se dice que son 20 áreas y so pretexto de la integralidad solo desarrollamos nueve. La autonomía institucional se restringe únicamente a un 20% o menos y el currículo es impuesto por el MEN a través de estándares básicos, DBA, cátedras, proyectos. 

Todas estas contradicciones generan confusión en maestros, directivos, estudiantes, padres de familia con el consecuente detrimento de la calidad educativa. Las instituciones educativas ante el exceso de academicismo se convirtieron en centros de instrucción. Las áreas de religión, artística, ética, valores humanos, educación física, recreación, deportes, cultura, fueron reducidas a la mínima expresión y sus contenidos sustituidos o reducidos. Estas áreas, que son formativas, son una fundamentación importante para la educación en valores.   

END: ¿Qué cambios recomendaría en el sistema escolar?

HSR: Replantear el concepto de Institución Educativa; seleccionar los maestros por sus perfiles y necesidades de acuerdo con las áreas obligatorias y optativas; acabar el mito que los de secundaria son maestros de primera y los de primaria maestros de segunda; optimizar las sedes; los maestros no son obreros que trabajan por horas para que se puedan ver los metros de ladrillo, o de concreto; aumentar el presupuesto para mejorar en infraestructura, equipos, materiales, salarios e incentivos que motiven hacia la calidad y la profesionalización; descentralizar, desconcentrar y delegar la educación.

Lamentablemente, los políticos que asumen el manejo de nuestras ciudades, departamentos y nación consideran que la educación es un fortín político y una máquina para producir votos, a través de las dádivas, de los nombramientos y de los traslados, de entregar tres computadores, dos tablets y un televisor y esa no es la educación. La educación es la que garantiza la supervivencia de la generación venidera y la cultura que adquiera está supeditada al legado que nosotros transmitamos.   

El papel del sindicato de directivos docentes

END: ¿Qué papel ha asumido el Sindicato de directivos docentes? ¿Qué han logrado?

HSR: Asddetol, ha sido un referente y punto de apoyo para los rectores, coordinadores e incluso para los docentes mismos. Las directrices han sido claras y precisas en temas álgidos como la negativa a adoptar la Alternancia Educativa y a la presencialidad voluntaria para el 2020 e iniciar la normalización o regulación académica de manera lenta, pausada y segura; negativa a la disposición de los recursos de gratuidad de las instituciones educativas para adquirir elementos de bioseguridad para el personal administrativo y docente; negativa a la entrega de los equipos de cómputo, tablets, televisores y equipos de dotación de las instituciones educativas a los padres de familia, porque estos equipos carecen de las licencias de derechos de autor de software y hardware, son obsoletos, no son propiedad de la institución. La mayoría de ellos están en comodato y la posibilidad de recuperación es incierta; negativa a entregar los refrigerios y complementos nutricionales que envía el MEN, a través del PAE, por los riesgos en su manejo y transparencia y el exponer al riesgo pandémico.

El habernos organizado, a través del sindicato de los directivos docentes, nos ha permitido luchar y exigir el debido proceso y el conducto regular. Garantizándonos una estabilidad en las instituciones educativas y que se disminuyeran los traslados inconsultos y amañados. Negociación del Pliego de solicitudes por parte de los sindicatos representativos de los empleados de Ibagué, representado en los maestros, directivos docentes, administrativos y funcionarios de la planta central.

El caso de la Institución Educativa Roberto Leyva de Saldaña

La Institución Educativa Técnica General Roberto Leyva de Saldaña tiene una población estudiantil de 1.170 matriculados en ocho sedes, entre ellas, la denominada como megacolegio, ubicada en la vereda Palmar Trincadero, que estuvo sin ser utilizada durante siete años, debido a la resistencia ejercida por algunos dirigentes y estudiantes que no aceptaban el traslado desde la sede urbana. Esta sede campestre funciona desde el 2016 y tiene en el 2020, 630 estudiantes y 25 docentes.

END: ¿Cuál es la situación actual de la I.E.  Roberto Leyva?

HSR: Los estudiantes se sienten bien y muy cómodos en estas instalaciones que erradamente se les denominó “mega colegio”, porque no lo es; se acabó el hacinamiento; no hay afectación por ruido, ya que los que se perciben no generan la afectación auditiva que si se causa en el casco urbano.

Las aulas son frescas y amplias, el sol no las afecta y son cómodas. Cuenta con todo el equipamiento nuevo y necesario de mobiliario: pupitres, escritorios, tableros, material educativo.

La sede campestre o megacolegio adolece de elementos complementarios para su total realización y ellos, entre muchos, garantizar el transporte escolar. Hoy la ocupan 675 personas aproximadamente; traer los estudiantes desde los diferentes puntos de la geografía de Saldaña para que confluyan allí, no es una tarea fácil. 

Requiere de toda una logística especial. Es el único colegio en el Tolima con tamañas características. Básicamente, lo que se hizo fue modernizar las instalaciones del Roberto Leyva que fueron construidas hace 53 años.

Luis Eduardo Chamorro Rodríguez

Comentarios