Situaciones críticas de la educación en el Tolima e Ibagué, según el Presidente de Simatol

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍAWilliam Polo Arango, presidente de Simatol.
Desfinanciación, la brecha en la educación rural y el calamitoso servicio de salud a los docentes, son para el vocero del magisterio tolimense las prioridades por resolver.
PUBLICIDAD

William Polo Arango es el presidente del Sindicato de Maestros del Tolima, Simatol, la organización sindical que agrupa 10.000 de los 10.399 docentes con asignación académica que laboran en los 47 municipios del departamento.

Simatol tiene un gran poder sindical y a la vez político, sobre el sistema escolar, a veces con mayor gobernanza que la organización formal de las secretarías de educación. Fecode, en cuanto actividad política partidista, ha elegido parlamentarios que representan al magisterio, tal como ocurre en México, en la junta directiva están representados diferentes grupos de militancia política, elegidos mediante votación.

La organización sindical crea condiciones favorables o desfavorables para el desempeño institucional de las secretarías y de cada uno de los establecimientos educativos, por los paros y movilizaciones que realiza para protestar por políticas educativas del Gobierno Nacional o para negociar el cumplimiento de pactos acordados.

Su misión es la de garantizar los derechos de los docentes, responder a sus intereses, pero van mucho más allá cuando plantean su lucha por mejoras en la prestación del servicio educativo y utilizan como estrategias de poder, las peticiones a través de pliegos y, principalmente las movilizaciones y paros escalonados o indefinidos, como los de los dos últimos años, bajo la orientación de Fecode, la organización nacional que agrupa los sindicatos departamentales.

Entonces, es bueno escuchar a Polo Arango para saber qué piensan los maestros sobre la situación educativa del Tolima en estos tiempos. Porque se trata de un educador con experiencia docente de 27 años, 7 años ha sido directivo de Simatol y ya completa dos años como presidente del sindicato. Su voz es la de muchos docentes del departamento.

En el magisterio colombiano se está viviendo un relevo en lo que respecta al tipo de vinculación y al acceso a la carrera docente que garantiza su estabilidad laboral, en la medida en que del antiguo estatuto, el 2277 de 1979, hay sólo un 42% de docentes amparados por este estatuto, mientras que del nuevo estatuto, el 1278 de 2002, tanto en propiedad como en provisionalidad, se cuenta con el 56% de los docentes del sector público en todo el país, entre ellos profesionales de otras disciplinas que acceden a la docencia (administradores de empresas, ingenieros de sistemas, psicólogos, abogados, veterinarios y otras.

 

,

 

El interés del Alcalde y Gobernador por la Educación

- ¿Qué tan interesados por la educación se perciben  el Gobernador y el Alcalde de Ibagué?

W.P.A.: En el discurso es una cosa y cuando llega el tema presupuestal comienzan las barreras. En 8 meses es difícil evaluarlos, pero ellos todavía no pueden presentar resultados importantes. Vemos en los secretarios de educación, personas activas, les gusta interactuar con la comunidad. Uno entiende lo de limitantes por los recursos, si no hay plata, estamos fregados. Al departamento le redujeron en dos puntos las transferencias, a Ibagué le dejaron lo mismo del año pasado. No alcanza para lo que se requiere, para calidad los recursos son muy limitados. En alimentación escolar, nunca llega al 50 por ciento de la población a atender.

En la negociación, el Secretario de Hacienda nos dijo que en este año, los ingresos han disminuido, debido a la pandemia, lo cual afecta los recursos propios del municipio para educación.

En los planes de desarrollo no hay metas visionarias o importantes para avanzar en materia educativa.  No se define un rubro importante de recursos propios, todo depende, en su gran mayoría de los recursos que envíe la Nación.

El tema de baterías sanitarias está en déficit, hay un abandono de planta física en Ibagué, hace años que en Ibagué no se plantea un programa de inversión, hay abandono de la planta física, en forma generalizada.

En cuanto a los profesionales que ejercen las secretarías de educación, la Secretaria de Educación de Ibagué no ha sido formada en pedagogía, pero tiene familia de docentes; por el lado financiero y administrativo se le ve muy dedicada, organizando administrativamente la Secretaría. En el tema de calidad, que es el que nos acosa, falta mucho.

En el departamento es lo mismo, hay que decir que el secretario Julián Gómez, es más político que técnico, es ingeniero de Sistemas, ha sido concejal y diputado, no ha ejercido cargos administrativos y en el tema de educación no tenía la experiencia en el ramo, la expectativa es que supere las dificultades que se le puedan presentar para tomar decisiones específicas sobre inspección y vigilancia y calidad educativa, para lo cual se puede apoyar en su equipo de trabajo.

 

LUIS EDUARDO CHAMORRO

Comentarios