Las conclusiones del I Congreso “Económico y Empresarial – Retos y Desafíos”

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Con temas como desarrollo regional, economía naranja, consumo, economía circular, comercio internacional, entre otros, se desarrolló este interesante evento económico y empresarial organizado por la Coordinación de Posgrados de la Vicerrectoría Uniminuto Regional Tolima y Magdalena Medio.
PUBLICIDAD

Con éxito, culminó el I Congreso “Económico y Empresarial – Retos y Desafíos”, organizado por la Coordinación de Posgrados de la Vicerrectoría Uniminuto Regional Tolima y Magdalena Medio. Un encuentro virtual que contó con la participación de destacadas personalidades del ámbito empresarial en el departamento y el país.

La apertura del evento se dio con el desarrollo de El Foro de Economía y Región, donde destacados representantes del sector empresarial, oriundos del Tolima, hicieron un diagnóstico del panorama socioeconómico del departamento y las alternativas para mejorar el presente.

De acuerdo con su área de trabajo, los panelistas presentaron el panorama actual de la región. La ANDI, con María Cristina Lara, informó que el Tolima apenas alcanza el 1,1% del PIB del total nacional que es cercano al 4%. La actividad industrial es el 9% de la economía en el departamento y del total nacional es sólo del 1.5 %, representado en productos como almidón y petróleo, que son los que puntean  y  agricultura es del 15%, además del desempleo muy superior a la media del país.

A su turno, Silverio Gómez, Director de Procolombia en España, opinó que la  pandemia ha mostrado que no hay soluciones fáciles ni rápidas al problema y que el país se enfrenta a una crisis de la cual no se conoce la magnitud con precisión. “Dirigir una empresa es muy distinto a dirigir una región”, afirmó.

Desde su experticia, la economía de la región ha crecido 33% menos a la del país en los últimos años. De los 47 municipios que conforman el Tolima,  38 tienen población inferior al censo de hace 13 años y sólo se presentó aumento en Mariquita.

De igual manera, informó que la mayoría de empresas son microempresas y el 80% de estas son unipersonales. Apenas 209 empresas medianas. En comparación, Ecopetrol es 17 veces más grande que el Tolima; Empresas Públicas de Medellín –EPM- es siete veces más grande; y el Grupo Energía de Bogotá, es tres veces más grande que la economía del Tolima.

La tasa de desempleo entre jóvenes está cerca del 40%, la mayoría está en la informalidad, además, no hay proyectos que busquen inversión extranjera en el Tolima ni se están moviendo iniciativas.

En la intervención de Brian Bulla, presidente de la Cámara de Comercio de Ibagué, se destacó que la competitividad departamental se ubica en el puesto 14 del global nacional. Los rezagos están en el renglón de negocios, y las revistas indexadas que generan las universidades están en el último puesto.

La conformación empresarial, está constituida en un 95% por 24.014  microempresas,  seguida en un 3% por 812 pequeñas empresas, un 0,70% son 175 empresas medianas y apenas un 0,16% son 16 grandes empresas.

En el informe de Bulla, las tiendas de barrio o los mercados de subsistencia son los que más mueven la economía regional. Según estudios de la Cámara de Comercio, de 10 empresas solo sobreviven 3 en el 5º año de constituidas y la informalidad empresarial es del 54.3%.

A la hora de hablar de exportaciones, Javier Díaz de Analdex informó que apenas tienen un 0,6% con café y resaltó que el Departamento no es una región muy vinculada con el comercio exterior, sin tener en cuenta su ubicación estratégica. “Se desaprovecha el sector agropecuario donde no se tiene una visión cosmo de su potencial y tampoco cuenta con una infraestructura turística” dijo.

Para el experto Guillermo Hinestrosa Villamizar, se debería articular mejor el sector académico y el sector productivo.

Frente a este diagnóstico, los expositores presentaron una serie de alternativas para mejorar el presente. Para María Cristina Lara, una opción es  optimizar las cadenas de valor en  la vocación agroindustrial (18%), seguido de la construcción en un (26%), manufactura (18%) y servicios (13%).

Silverio Gómez abarcó más sectores, que permitan un desarrollo más equilibrado y destacó al  sector agrícola que ocupa el 15% PIB en el Tolima y es muy superior a la media nacional, lo que se puede aprovechar de mejor manera con el Túnel de la Línea que se convierte en la apertura del departamento.

Otros frentes están en la Invención de proyectos como una gran central de abastos en cercanía con la variante con Armenia, una feria de ganado que da mejor valor al sector bovino, como se hace en Medellín. Proyectos de industrialización del campo con el aguacate criollo, así como proyectos agrícolas con cafés y tener una visión arrocera al 2030.

A su vez, Silverio Gómez consideró que se debe modernizar la terminal de transporte de Ibagué, teniendo en cuenta que monetiza 6 millones de pasajes al mes y montar una red intermunicipal. Construir un sistema de transporte masivo para la Capital con servicios como el metro cable y mejorar la red de acueducto.

El turismo es un potencial con la Red Mutis mediante el  triángulo Mariquita-Ambalema-Honda, así como aprovechar la represa de Prado y potencializar a Melgar.

La cultura es otro polo de desarrollo con el Centro Artesanal de la Chamba, restauraciones de patrimonio arquitectónico con El Panóptico, la Casa de Jorge Isaac e impulsar de mejor manera los festivales de Música.

Por su experiencia con Procolombia, el delegado en España propone promover la región desde Bogotá con Invest in Ibagué.

Soluciones con las que estuvieron de acuerdo los demás panelistas, quienes esperan que esta época de reactivación sea el camino para impulsar el desarrollo del Tolima desde diferentes frentes.

 

Las frases del foro

“Reactivación de estructura no de infraestructura”.

“Trabajo articulado de todos los sectores del departamento para cambiar la realidad y hacer que las propuestas funcionen”.

“El Túnel de la Línea desvara al departamento”.

“Dirigir una empresa es muy distinto a dirigir una región”.

 

 

Los panelistas

Los temas tratados estuvieron en voz de los destacados  conferencistas, que intervinieron durante las dos tardes del 18 y 19 de noviembre como, Javier Díaz Molano (Presidente Analdex), Silverio Gómez (Delegado de Procolombina para España, Francia e Italia),  Brian Bazin Bulla Tovar (Presidente de la Cámara de Comercio de Ibagué), María Cristina Lara (Directiva Ejecutiva ANDI, seccional Tolima – Huila), Guillermo Hinestrosa (Columnista del diario El Nuevo Día), el periodista Juan Manuel Ramírez (Director de Blu 4.0 y columnista de Portafolio), Adriana Padilla Leal  (Directora Fundación Gilberto Alzate Avendaño de Bogotá), Carolina Triana (Líder de Comunicación Corporativa en Choucair Testing S.A.), Jaime Eduardo Reyes (docente investigador).

Acompañados de Rafael Alberto España G, (Director Económico Presidencia Fenalco Nacional), Nicolás Reyes, experto en liderazgo; Raúl Trujillo, experto en prospectiva empresarial; Cristian Fernando Gutiérrez Hernández, Director de proyectos de la Universidad La Gran Colombia; así mismo, el congreso contó con la participación activa de altos directivos de la empresa Cemex S.A.; Juliana Cancino Duarte, Coordinadora de Sostenibilidad Regional, y Mario Elías González, Gerencia de Impacto Social.

 

Oportunidades de desarrollo del Tolima

Las oportunidades de desarrollo del departamento, ese fue el tema inicial de este Congreso con una invitación a aprovechar las fortalezas del departamento en temas agropecuarios, hídricos, culturales, turísticos, académicos, que con el concurso de diversos sectores integren una estrategia al 2030.

Se destaca de este encuentro las ventajas de trabajar en torno a la economía circular, mediante el aprovechamiento de recursos naturales y el aprovechamiento de otros que permita la transformación, el uso eficiente, la generación de recursos de manera equitativa para todos los actores y un impacto ambiental favorable.

Para el caso, Cemex, una de las empresas invitadas, presentó cómo desde la producción de cemento, vienen implementando tecnologías más limpias que favorecen el medio ambiente, la comunidad, mayor rentabilidad de manera equitativa y mantienen un producto con altos estándares de calidad.

Por tiempos de pandemia, el comercio internacional fue otros de los temas tratados con la autoridad en el sector, Javier Díaz de Analdex, quien hizo referencia a la caída del comercio mundial, que al finalizar el presente año se prevé sea del 9% con una recuperación aproximada para el 2021 del 7% y que volverá en términos positivos en el 2022, por supuesto generando afectación a los países emergentes como Colombia, que en su esquema exportador no ha tenidos grandes variaciones en los últimos 50 años para reemplazar café por hidrocarburos, pero que aún le falta trabajar, modernizarse y aprovechar las oportunidades considerando a países como China que está en búsqueda de oportunidades de inversión en América Latina.

Las bondades de la economía naranja también hizo parte del Congreso con la Fundación Gilberto Álzate Avendaño de Bogotá, que habló del desarrollo económico no sólo en términos de producto interno bruto sino del fortalecimiento integral de los individuos y el mejoramiento de su entorno que se logra a través de la cultura.

Un mundo con componentes como el patrimonio, el arte, la diversidad, la identidad, el modo de vida, los saberes, los derechos, todos inherentes al individuo y la sociedad donde vive como potencial en el marco de la economía naranja, cada vez más asequible y transmisible a otros con el apoyo de las TICS.

Fenalco habló sobre la marcha de los negocios y hábitos de consumo con Rafael España. En su intervención, presentó una serie de noticias comentadas en época de pandemia, con las cuales muestra los cambios dramáticos en los hábitos de compra y de consumo.

Dentro de estas noticias se destaca, el aumento de ventas por canal online de las grandes superficies, como la chilena Falabella que significó en pandemia un 175% de sus ventas on line, así de las tiendas por departamentos como la coreana  Miniso.   Otro cambio de hábito de consumo se refleja en el sector cervecero con dos ejemplos: Cervecerías unidas, que comercializa marcas como Budweiser, tiene apenas el 5% del total del mercado nacional y bajó dramáticamente sus ventas, como sus competidores en época de pandemia, entendible si se tiene en cuenta que el consumo de cerveza es un acto social, es decir, es un consumo por fuera del hogar. Otros, se reinventaron como Bavaria, que sacó un producto como Cola&Pola sabor a Lulo.

Con estos ejemplos, entre las diferentes noticias comentadas, Rafael España mostró cómo la pandemia cambió los hábitos de consumo y las necesidades de compra de todos además que, los costos varían de acuerdo con la ciudad. Bogotá es una ciudad costosa comparada con otras capitales del país, teniendo en cuenta los mismos hábitos de consumo, necesidades y el perfil del consumidor.

Al finalizar su intervención, el representante de Fenalco mencionó las tendencias que deja esta nueva normalidad: la virtualidad, que es un hecho, y el e-commerce que llegó para quedarse. Se debe readaptar la tecnología y cerrar las brechas digitales y, el resurgimiento de la cocina teniendo en cuenta que ahora se cocina y se come en casa, generando un aumento en ventas de ingredientes, vajillas, utensilios e insumos.

Otros temas igualmente interesantes fueron tratados en este I Congreso “Económico y Empresarial – Retos y Desafíos”, organizado por la Coordinación de Posgrados de la Vicerrectoría UNIMINUTO Regional Tolima y Magdalena Medio.

Los dos días de conferencias se pueden consultar en los sitios:

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=2773294989606635&id=2198746373728169

 

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=2776983035904497&id=2198746373728169

 

Dato:

Con la inscripción previa de 527 personas, la participación de los internautas a través de Facebook Live fue muy destacada, para llegar a un alcance cercano a las 10.000 personas, 4.340 interacciones y contó con 4.415 reproducciones.

 

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios