“La educación de nuestras mujeres como motor de transformación social, es nuestra mayor apuesta”

Crédito: Archivo Universidad Cooperativa de Colombia campus Ibagué-Espinal / EL NUEVO DÍA
La Universidad Cooperativa de Colombia, en su tercera década de presencia en el territorio tolimense, le apuesta a la construcción de tejido social desde la docencia, la investigación y la proyección social con perspectiva de género, y quiere dejar en el alma de las tolimenses una huella que contribuya a cerrar las brechas de género.
PUBLICIDAD

Un ambiente diferente se respira en la Universidad desde hace varios años, es común que profesores, estudiantes y personal administrativo estén hablando todo el tiempo de calidad; y es que la cultura de calidad llegó a esta alma mater para quedarse y porque indiscutiblemente la presencia de las mujeres en los altos cargos de dirección se nota en cada una de las estrategias que se despliegan en sus diferentes públicos de interés.

 

¿Por qué desde la academia se habla por las mujeres?

A través de una observación básica puede identificarse que en Colombia las mujeres y las niñas suelen llevar cargas más pesadas solo a causa de su género. Así las cosas, la conjunción de violencia y machismo institucionalizado devienen en un sujeto femenino vulnerable, victimizable e invisible (o invisibilizado) que reclama una protección especial en cuanto a la protección de sus derechos y acceso a la justicia refiere.

Es importante resaltar en este escenario que cuando todas las manifestaciones de violencia dentro de una sociedad se han masificado, se establece como “normal” que el conglomerado no se sorprenda ante ningún hecho por más atroz que este sea; lo que se traduce en una “aceptación” tácita de los actos violentos en el momento en que no se produce ninguna reacción por parte de la sociedad frente a ellos.

El actuar despiadado de los hombres sobre las mujeres, se genera inmerso en un  imaginario legitimador, en virtud de que logran  intimidar a la población, es decir, se convierte en una advertencia implícita en la acción violenta.

1

La solución: Educación

Son múltiples los factores, la mayoría de ellos estructurales, que evidencian la necesidad de formar profesionales competentes para aportar a los procesos que implica entender que la perspectiva de género no es una moda pasajera; es una necesidad que se origina desde los movimientos sociales que generaron las manifestaciones feministas que poco a poco ha evolucionado hasta posicionar los asuntos de género como prioritarios en las agendas de la mayoría de los gobiernos del mundo.

Es por esto que desde la Universidad Cooperativa de Colombia campus Ibagué – Espinal queremos aportar a la construcción de esa conciencia desde la glocalidad entendiendo que el mundo de la vida nos exige cada vez más como profesionales, pero sobre todo como personas capaces de entender, respetar y construir desde la diferencia.

 

La educación en la empatía

El trabajo enfocado a las mujeres es un trabajo silente, dedicado, a veces doloroso y complejo, pero con una huella indeleble: logramos cambiar las vidas de las personas que se impactan y eso realmente vale el esfuerzo, vale las críticas.

No se le apuesta a la educación como mecanismo de transformación social para brillar de manera individual, se concientiza a la comunidad académica para que aporten a los cambios significativos en la forma en que una niña pueda identificarse ante el mundo, se prepara a los futuros profesionales para que puedan aportar significativamente en la forma en la que una mujer adulta pueda afrontar los momentos más difíciles de su vida, se propende por la calidad humana de los egresados que permita facilitar los procesos para que una adulta mayor pueda hacer su tránsito a la eternidad con dignidad, desde su ámbito profesional.

 

La Responsabilidad Social Universitaria: nos importan las comunidades

En la Universidad Cooperativa de Colombia, trabajamos para poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas, eliminando todas las formas de violencia en los ámbitos público y privado; reconociendo y valorando los cuidados no remunerados y el trabajo doméstico no remunerado mediante la prestación de servicios públicos, la provisión de infraestructuras y la formulación de políticas de protección social, así como mediante la promoción de la responsabilidad compartida en el hogar y la familia.

Es parte de nuestra responsabilidad social universitaria informar a las comunidades para que puedan velar por la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles de la adopción de decisiones en la vida política, económica y pública; lo que permite a su vez garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos, de conformidad con el programa de acción de la conferencia internacional sobre la población y el desarrollo, la plataforma de acción de Beijing.

2

Acerca del consultorio jurídico

En 2020 el consultorio jurídico y centro de conciliación fue galardonado como la mejor experiencia de: “Tejiendo Justicia. Red Universitaria por la Igualdad, Inclusión y Transparencia”.

Con esta estrategia se busca que los futuros abogados incorporen en su esquema humanístico la garantía de los derechos de las mujeres y de la población con discapacidad, de suerte que se conviertan en sus vigías desde cualquiera de las esferas de desarrollo profesional.

Así mismo, con el apoyo de las universidades se desarrollan iniciativas encaminadas a que desde la academia se socialicen las acciones que generan discriminación y violencia, y se dinamice la comunidad hacia su rechazo.

Actualmente Tejiendo Justicia está integrada por ciento diecisiete (117) Facultades de Derecho con Consultorio Jurídico, y cuenta con el apoyo de la Consejería Presidencial para la Participación de las Personas con Discapacidad, la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer y la Secretaría Presidencial de Transparencia.

 

Dato

La Universidad Cooperativa de Colombia, a través de su consultorio jurídico y centro de conciliación, tiene al servicio de toda la comunidad tolimense su módulo denominado “todas y todos contamos” sitio libre de violencias basadas en género que atiende con protocolos diferenciales a las personas que necesitan un acompañamiento jurídico para superar situaciones de injusticias derivadas de su condición de género.

 

* Decana Programa de Derecho

Universidad Cooperativa de Colombia campus Ibagué/Espinal

Paola Andrea Cardona B.*

Comentarios