La educación en la pandemia en la vereda Papagalá de Saldaña

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Investigación de Eduardo César Príncipe sobre efectos en las relaciones docente, estudiante y padres de familia.
PUBLICIDAD

Día a día, crece el interés de los investigadores por encontrar conocimientos científicos sobre los efectos de la pandemia del Covid-19, varios de ellos a partir de situaciones del mundo escolar. Ya hay investigaciones y documentos disponibles, originados en diferentes partes del mundo, sobre este tema.

Las universidades que ofrecen formación de docentes en el departamento, entre ellas la Universidad del Tolima, Uniminuto, la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, Unad, tácita o expresamente han abierto una línea de investigación en la que se abordan temas y problemas relacionados con la pandemia en el sistema escolar.

En el curso de la primera semana de septiembre de 2021, el administrador de empresas de origen barranquillero, docente Eduardo César Príncipe Roca, sustentó en la Maestría en Educación, Línea de investigación en Gestión Escolar de la Universidad del Tolima, ante los jurados William Geovanny Rodríguez y Martha Gómez, la investigación sobre Las relaciones estudiante docente y docente familia en la institución educativa Papagalá del municipio  de Saldaña.

Es una de las primeras investigaciones educativas sobre efectos de la pandemia, de la cual se conocen sus resultados.

Se aplicó una encuesta a un centenar de actores educativos de la institución educativa de esta vereda, a  48 padres de familia, 40 estudiantes y 13 docentes con preguntas para satisfacer la opinión sobre el interrogante central de la investigación: ¿Cuál ha sido la afectación en las relaciones estudiante, docente y familia, como consecuencia del Covid–19 en la Institución Educativa Papagalá, municipio de Saldaña, Tolima?

 

62% de los docentes prefiere la presencialidad

No hay una opinión similar en docentes, estudiantes y padres de familia con relación a la educación a distancia en casa, sobre la cual han tenido la experiencia de 17 meses de pandemia, con los establecimientos cerrados, en gran parte.

La mayoría de los docentes, el 62%, prefiere que la enseñanza sea presencial pero, a la vez, más de las dos terceras partes de ellos, el 77%, han tenido problemas con sus educandos a causa de la mala conectividad.

Algunos de ellos se han desplazado hasta las viviendas de sus estudiantes a asesorarlos en los contenidos de las asignaturas o para entregar personalmente las guías de trabajo o los textos de apoyo para el aprendizaje de las asignaturas.

El 67% de los estudiantes asegura que todo es más fácil y sencillo con clases virtuales y consideran que la educación debe ser virtual dice el 47%, a pesar de que las dos terceras partes de ellos no tienen computador en sus hogares y el 82% extraña las clases presenciales que le dan la oportunidad de encontrarse con sus amigos y compañeros de estudio.

Los padres, por su parte “aseguran que los  niños no  tendrán el progreso académico a través de la educación a distancia”, según lo dice un poco más de la mitad de ellos (el 54%), lo cual coincide con resultados de investigaciones y la opinión de expertos que esperan un menor desempeño de los estudiantes en las pruebas de evaluación  del rendimiento académico evaluado por las pruebas estandarizadas Pisa y Saber.

Ellos, paradójicamente, se han resistido, hasta ahora, a enviar a sus hijos a los establecimientos educativos, por temor al contagio del virus Covid-19. En consecuencia, los docentes están asistiendo a las aulas vacías para cumplir los mandatos de las estrategia de la alternancia.

 

Relaciones entre padres e hijos

Una de las conclusiones de la investigación se plantea en estos términos: “Las relaciones familias – educador llevó a tener un mayor contacto con los docentes. La relación familias – estudiante es más cercana, comprometiéndose a que estén puntuales en sus clases, que de una u otra manera se comuniquen con sus docentes y colaborarles en sus tareas según sean sus conocimientos.

Pero con el confinamiento la violencia intrafamiliar se ha hecho más continua y esto ha conducido a una mala relación estudiante–familia”. En cuanto al clima de aula, trajo como consecuencia un cambio en las rutinas de vida de todos los estudiantes, quienes  extrañan la interacción con sus compañeros,  el encuentro con sus docentes y la hora de descanso”.

 

La IE de la vereda Papagalá

No se espera que los resultados de esta investigación sean los mismos de otras instituciones educativas estatales, pero por lo menos dan indicios sobre lo que ocurre en contextos geográficos y sociales más o menos similares.

La Institución Educativa Papagalá, ubicada en la vereda del mismo nombre en el municipio de Saldaña, es un establecimiento educativo oficial, con tres sedes, la principal y las sedes de El Cucharo y El Redil, cuenta con 15 docentes, un administrativo y un directivo docente para un total de 159 estudiantes, estos últimos provenientes de familias de estratos uno y dos dedicados a labores agrícolas la mayoría de ellas.

Durante el primer semestre del año 2020 se vivió el aislamiento preventivo y el distanciamiento social a raíz del Covid-19, generando cambios en las rutinas regulares y el comportamiento social y familiar, lo que tiene incidencia directa en los jóvenes a raíz de la virtualización en la educación.

¿Qué ocurre en el resto del Departamento y de la Nación? Situaciones distintas en las que en general no se ha logrado el regreso pleno a la oferta presencial de las enseñanzas de los docentes. Pero se avanza hacia ese propósito.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

LUIS EDUARDO CHAMORRO RODRÍGUEZ

Comentarios