Reparador de la 12, más que una bebida, tradición de los ibaguereños

JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
Ya son cerca de 50 años, el tiempo en el que el Salón de Onces Bajo Cero ha logrado cautivar a cientos de familias ibaguereñas, pues su auténtico reparador, el producto estrella que venden, se ha vuelto una de las bebidas más exquisitas en el centro de la ciudad.

Pese a que se desconoce con exactitud el día de la apertura del Salón de Onces Bajo Cero, se calcula que fue hace 47 años en el que llegó a la capital del Tolima esta empresa, con una receta que aunque muchos quieren tener, son seleccionados los que la poseen.

En la actualidad la idea de negocio es dirigida por los hermanos Arturo y Ernesto Solano, quienes han dedicado gran parte de su vida a mantener intacta esta receta, que es consumida por niños, adolescentes, adultos y abuelitos, pues no hay ninguna restricción o contraindicación para tomarlo.

Aunque no es lo único que se comercializa en el Salón de Onces Bajo Cero, el reparador es el producto que más se pide y el que ha logrado tener tradición. Su preparación se da a base de leche, huevo, miel de abejas y auyama, y hay un agregado a elección de la persona, que es un toque de licor con brandy.

Los empresarios venden el reparador como una bebida de alimento, sin embargo son muchos los mitos que se encierran en este exótico producto, pues hay quienes lo consumen como bebida afrodisíaca, otros para quitar la resaca, otros porque les da energía y hasta algunos que aseguran que se le quitan los dolores de cabeza. Sin que esto sea mentira o cierto, pues va en la creencia de cada persona, lo que se puede confirmar es que aporta muchos nutrientes para el organismo, pues sus productos tienen una gran variedad de propiedades.

 

Tradición familiar

El Salón de Onces Bajo Cero siempre ha tenido la misma razón social y ubicación en la Calle 12 No. 2 - 38, del centro de Ibagué. Inicialmente su propietario fue Tomás Rodríguez (Q.E.P.D.), con el tiempo la empresa fue vendida a su compadre, Arturo Solano Pachón, quien en la actualidad tiene 95 años y es pensionado de la Policía, después de ejercer como Sargento Mayor.

Con el tiempo, la idea de negocio de Solano Pachón pasó a ser de sus hijos Arturo y Ernesto, quienes fungen como propietarios en este momento desde hace 12 años.

Es así como esta empresa ha tenido tres generaciones de propietarios, conservando la calidad de su servicio al cliente y de sus preparaciones.

 

Una tradición para las familias ibaguereñas

Según los propietarios, la empresa siempre ha sido un espacio de tradición para muchas familias tolimenses, quienes van con sus hijos, hermanos, nietos y demás familiares a degustar su rico reparador.

También normalmente reciben visitas de deportistas o empresarios que tienen como hábito tomar su reparador u otros productos que venden, pues también encuentran almojábanas, empanadas, pastel de pollo, tacos y kumis natural.

Los emprendedores aseguran que sus clientes son muy fieles, a veces está lleno el local y siempre esperan el tiempo necesario, pues comprenden que la calidad del producto es única en Ibagué.

Aunque la empresa ha tenido otros locales en la ciudad, la tradición de los ibaguereños es ir a la calle 12 y comprar su producto en este lugar, pues les genera más seguridad.

 

Beneficios de la Cámara de Comercio de Ibagué

Para los hermanos Solano la Cámara de Comercio de Ibagué es un aliado muy importante que les brinda garantías y confianza a los empresarios de la región. Ambos se mostraron satisfechos y honrados con este reconocimiento que les hace el Ente Cameral, destacando su exitoso trabajo comercial en la Capital Musical de Colombia.

"Agradezco mucho a la Cámara de Comercio de Ibagué por su constante apoyo. A mí siempre me llegan invitaciones para eventos, asesorías, actualizaciones y diferentes actividades las cuales nos permite implementar estrategias y fortalecimiento empresarial", contó Arturo Solano, representante legal del Salón de Onces Bajo Cero.

 

Dato

El Salón de Onces Bajo Cero abre de lunes a viernes de 8 de la mañana a 7:30 de la noche en jornada continua.

IVÁN DARÍO GÁMEZ CASTAÑO

Comentarios