El ‘Ritual de Reconciliación’ que un tolimense dejará en el Vaticano

 José Augusto Rivera Castro, saluda a monseñor Miguel Fernando González Mariño.
Crédito: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍA
Del artista plástico nacido en Herveo, esta obra reposará en la Sede Central de la Iglesia Católica Romana, un hecho que pasa a la historia del arte colombiano.
PUBLICIDAD

Hasta el Jardín de la Piña, en el Museo del Vaticano en Roma, llegará el talento tolimense en representación del maestro José Augusto Rivera Castro, un hervense que con su escultura ‘Ritual de reconciliación’ dejará un mensaje de paz de parte del pueblo colombiano.

La historia de cómo se gestó esta donación parte de la necesidad del artista de transmitir sus pensamientos, sentimientos y sueños en lo que concierne a la esperanza para que las nuevas generaciones no vivan un día más en medio del conflicto armado.

“Pertenezco a una generación que no ha vivido un solo día en paz y sueño con lograr que los colombianos, en la conciencia, sepamos que es necesario ubicarnos en la modernidad como un país civilizado, y que podamos vivir en paz, armonía y felicidad”, manifestó el artista.

Por tal motivo, desde Medellín, ciudad donde reside desde hace varios años, logró que su arte trascendiera hasta las altas esferas estatales (Senado de la República) que le permitirían que esta escultura, en una escala menor, llegara a las manos del Papa Francisco en su reciente visita al país y fuese él mismo quien decidiera llevársela hasta su despacho.

Luego de ello, surgió la propuesta de hacerla en formato monumental y donarla para que repose en uno de los jardines más famosos de la Sede Central de la Iglesia Católica Romana. Y esto, en acto fervoroso de un proceso que viene adelantando Colombia luego de la firma del Acuerdo de Paz.

“Todas mis obras están determinadas por esos principios. He decidido que mi vida esté atada a los destinos nacionales en la perspectiva de ser testigo de mi época, de plantearle a la gente una visión esplendorosa de nuestra Nación”.

Faceta

Un proyecto de ruta

No obstante, ante el propósito de realizar la escultura, el maestro afirmó que el proyecto fue aprobado y es ahora también iniciativa de la Conferencia Episcopal que garantiza una visita por varias ciudades, entre ellas Ibagué que fue la primera en la ruta, para presentar la propuesta y recolectar fondos para su construcción.

Por tal razón, ante varios invitados fue expuesto el proyecto que argumentó la importancia de este noble aporte. Y así quedó evidenciado por Monseñor Miguel Fernando González Mariño, quien manifestó su compromiso y alegría por la contribución del arte tolimense.

No obstante, el artista también aseguró que los más pequeños y jóvenes pueden ser parte de la construcción de la escultura, “recolectando cobre y metal proveniente de llaves, candados y otros objetos, desde las instituciones educativas en donde se dispongan urnas para ello”.

Y agregó: “La invitación es a formar parte de esta historia, esta historia puede tener otro nombre y es ‘Caminemos juntos por la reconciliación’.

Es decidir dar un paso, dejar la comodidad de nuestra situación personal y pensar en todos para que cada día hagamos mayor conciencia y aportemos, seamos parte de la historia nueva para Colombia”.

Escultura

La escultura

La obra en Roma se tiene prevista erigir a totalidad en octubre, luego de un tiempo de realización con bronce, un tipo de metal que asegura su durabilidad al aire libre, así como otros materiales, ejemplo el yeso. Tendrá como medidas 2 metros con 20 centímetros x 3 metros con 50 de diámetro, aproximadamente, y será construida en un lugar público de Medellín para que quienes quieran ver su proceso, también hagan parte de ello.

“Esta escultura será en homenaje al Papa y quedará como testimonio del país que la produjo (...) llegará el momento en que los grupos de peregrinos la conozcan, y más allá de mi nombre, el guía relate la historia del pueblo de donde proviene en donde luego de la guerra estuvo la reconciliación”.

 

Dato

A partir de un acto de perdón a cargo de las Farc en la ciudad de Apartadó, justamente en el barrio La Chinita, la historia de esta obra tomó un camino que ahora tiene un destino, y que trascendió fronteras.

 

Dato

La primera gran donación fue aportada por el banco Davivienda con una suma de 100 millones de pesos.

Facetas

 

ALEJANDRA CAVIEDES

Comentarios