Las nuevas voces que informan y entretienen al Tolima

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Recientemente se conmemoró el Día del Locutor, y aunque las condiciones de sanidad pública son complejas, desde esta redacción exaltamos la labor y el compromiso de los
más jóvenes frente al micrófono.
PUBLICIDAD

Colombia ha sido y sigue siendo un país radial por excelencia, y esto es posible gracias a la credibilidad de la palabra, de la voz. Y en ese sentido, a las tantas generaciones de mujeres y hombres talentosos que desde sus poderosas voces logran que la magia de las ondas hertzianas o la web, lleguen hasta usted.

Aún en estos tiempos, en donde las informaciones falsas abundan, está la responsabilidad de contar cada dato con respeto.

Por esa razón desde esta redacción conmemoramos el Día del Locutor, la labor de las nuevas apuestas desde la radio comercial, el acontecer noticioso del departamento y los deportes como un canal de entretenimiento.

 

María Alejandra Rodríguez

En el tema de la información, ésta se ha transformado mucho en cuanto a entregar las noticias a la gente. Eso se ha visto con el internet, las redes sociales y en sí con la tecnología.

m

Mantener viva la radio no solo tiene un significado en lo profesional sino también en lo emocional. Es mantener vigente esa voz a través de los años y quizá esa costumbre, esa magia en la persona que aún enciende un radio para escuchar las noticias en la mañana, o que quiere escuchar cualquier tipo de programación.

Está el tema del Coronavirus muy vigente por estos días; me he dado cuenta que uno puede tener mucha información a la mano en internet, pero, hay muchos que se dedican a difundir información falsa y generar más pánico. Siento que la radio por lo menos en este momento le ha facilitado a la gente tener en su casa seguridad, en sus manos información veraz.

Eso es lo que he vivenciado desde el medio al que yo pertenezco, entregarle a la comunidad lo que necesita en el momento: información real. Pienso que una persona de nuestra generación que mantenga viva la radio, es un motivo de orgullo, sobretodo porque es un medio de comunicación bastante antiguo.

Incluso frente a las nuevas tecnologías, mantener la radio vigente es toda una magia. De poder llegar a los hogares con noticias a las cinco de la mañana y con un mensaje cálido para el día.

Creo que la responsabilidad de nosotros como nuevas generaciones es mantener vivo es el servicio a la comunidad. Entender que la información no es el que primero la dé -como bien lo hemos aprendido- sino brindar una información de confianza, real, sustentada.

¿Qué es lo más maravilloso que me ha dejado la palabra, la voz a través de la radio? Orgullo y empatía, conocer las historias de tantas personas. Conocer lugares a los que uno ni se imagina ir en algún momento, ponerse en el lugar de la gente. Me ha hecho mucho más humana.

 

Camilo Chadid

Más conocido como ‘El Rey del Vacile’, este locutor afirmó que a través de la alegría que trae la música con una cuota de humor, este oficio sigue cumpliendo la responsabilidad que tiene la radio: brindar compañía a las audiencias.

va

“ Ser locutor es ser parte de una familia, cada oyente representa una familia en la que yo debo encajar; ser un buen amigo, el primo lejano, el tío que hace reír, pero también ser el que da la información.

El que enseña, el que es paciente, y el que entiende la situación de cada hogar. Ser locutor es vivir rodeado de información y filtrarla para llegar a los oyentes. Lo que ocurre en la sociedad, poder sentir la necesidad de cada persona, y si bien es cierto no se podrá solucionar todo, sí podré llevar un mensaje de esperanza, de valor y de fortaleza.

Cada uno tiene en sí mismo el poder de vencer problemas, pero en nosotros está la responsabilidad de mostrar el camino para que cada quien llegue y brille.

Si algo caracterizaba al locutor de antiguas generaciones era la veracidad. Claro está, desde una postura elegante, sobria y señorial; hoy día competimos con diferentes plataformas y diferentes canales de información.

Pero sin duda la radio transmuta hacia la compañía, debe ser compañía. Los antecesores fueron compañía del oyente. Nuestra tarea actual como una nueva generación en la radio es seguir siendo compañía, pero mucho más cercana; debemos tener el lenguaje de la calle, el lenguaje de las personas.

En Olímpica Stéreo nos esforzamos por tener una unión con el oyente, entenderlo y hacerle sentir que somos parte de su familia. ¿El reto? Hoy día la radio es multiplataforma, no podemos quedarnos aislados de las redes sociales, y bueno, con mi especialización en ‘memelogía’, entiendo el humor implícito que se vive día a día en la calle.

En Colombia le ‘mamamos gallo’ a todo. Yo creo que la fortaleza de la radio actual es unir diferentes multiplataformas, hoy en día tú puedes ver la radio. En Olímpica Stéreo llegamos cada vez más al oyente. Y lo mejor de todo, hacer que se sientan como en casa”.

 

Lorena Ospina

‘La Voz Femenina’, quien hoy se desempeña como Dj en La Mega de RCN Radio, también se ha destacado desde el ámbito deportivo, especialmente en el fútbol, locutando en varias emisoras de Ibagué, informando de manera clara a todas las audiencias.

da

“Muchos piensan que ser locutor hoy en día es fácil por el tema de tener las nuevas tecnologías y la información a un clic, pero la realidad es completamente diferente. Al tener tantas herramientas a la mano, hay que tener más cuidado con la información, de cómo la transmites y a quién se la transmiten pues vivimos en la época donde la información causa miles de sensaciones, emociones y sentimientos en los receptores y más que todo en los oyentes que siguen tomando la radio como un medio de comunicación lleno de información y magia veraz.

Pienso que la responsabilidad de ser locutor siempre será la misma, comunicar con responsabilidad y veracidad. Lo único que cambia a través del cambio generacional es el aprovechar las nuevas herramientas, tecnologías y plataformas que ayudan a tener mayor contacto con los oyentes pero nunca perder la magia análoga.

Y más allá del reconocimiento, de la compañía e imagen que hoy en día brinda la radio, pienso que nuestro reto más grande es la vigencia; hoy en día la gente está abierta a nuevas voces y estilos pero por esa versatilidad se pierde el sentido de la vigencia y la recordación que más allá de ser ese reconocimiento de lo novedoso, sea el reconocimiento de la responsabilidad y la veracidad porque la televisión te da imagen y fama pero la radio te da credibilidad y a eso le debemos apostar en estos tiempos donde todos piensan y quieren tener la razón”.

 

Wílmer Bermúdez

Ser locutor en estos tiempos es entender que definitivamente hay profesiones que uno hace más por amor que por dinero, y especial hablo de la locución, la radio y el periodismo deportivo en una ciudad como Ibagué.

da

Todos sabemos que el periodismo deportivo, sobretodo, ha tenido que disminuir su espacio con referencia a otros medios de comunicación.

Ser locutor en estos tiempos es saber que aunque ya se haya hecho casi todo, es desde el talento de cada uno, lograr una credibilidad aún cuando los espacios y gremios son pocos y reducidos.

La responsabilidad que nosotros tenemos ahora es particularmente reconocer que antes lo hicieron de manera empírica, y ahora nosotros habiendo pasado por la universidad, ser profesionales, estar preparados, no podemos ser inferiores a ellos en cuanto a la calidad en la información que estamos dando. Demostrar que los conocimientos adquiridos son importantes para hacer un trabajo como los pioneros hacían, e incluso mejor.

El reto de ser una voz joven es sobretodo ante la radio deportiva que viene con unas voces clásicas, que llevan algunos periodistas carreras de 30 y 40 años, poder traer un estilo que sea fresco pero que además tenga credibilidad.

Por eso nosotros desde la Banda Deportiva, programa que realizamos en Ondas de Ibagué, no queremos competir con otros medios de comunicación en el mismo plano, en las mismas condiciones, sino que podamos lograr nuevas formas de hacer comunicación, sobretodo apoyándonos en los nuevos avances tecnológicos.

ALEJANDRA CAVIEDES

Comentarios