Tolimenses que desde sus labores enaltecen a su tierra

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
En conmemoración a los 159 años del departamento, EL NUEVO DÍA se suma con un especial que exalta las historias de profesionales en áreas como la ciencia, el arte y la política, que dejan en alto el nombre y el trasegar de esta región.
PUBLICIDAD

El activismo ciudadano como agente de cambio de Camilo Andrés Marín Escobar

Por: Alejandra Caviedes

Para este cajamarcuno, el bien de la ciudadanía siempre estuvo en su misión. De ahí que desde muy joven asumiera como propia, aquella responsabilidad de instruirse y sumarse a las causas colectivas que lo tienen hoy en el Congreso de la República, reconstruyendo las bases de la democracia.

Camilo Andrés Marín Escobar

Marín Escobar actualmente labora en la Cámara de Representantes donde aporta su conocimiento en comunicación y marketing político, alcanzando impactos a sectores más grandes donde generalmente la política ha venido calando de otras maneras a lo largo de la historia.

Es filósofo, especialista en Marketing Político y Estrategia de campaña, y actualmente candidato a magíster en Comunicación Política con énfasis en Políticas públicas; por esa razón, su apuesta por las comunicaciones claras que transformen las viejas redes de diálogo y poder.

Una apuesta por la pedagogía ciudadana

Desde su experiencia en la ‘Despensa agrícola’ de Colombia, en torno al proceso contra los proyectos que atentan a la naturaleza, este profesional confió en sus capacidades y decidió luego, desde el colectivo ‘Actuemos’, llegar a varias ciudades del país en época electoral.

Su propósito, exponer a la gente del común, en las calles, cuál es la historia que no debería repetirse y cambiar las bases que están sujetas a las ya conocidas estructuras, y plantear además, una participación equitativa.

Desde el activismo político en el movimiento estudiantil, Camilo trabaja incansablemente por responder a un par de incógnitas que cuestionan más allá del por qué se llega a perder y por qué tantas personas se abstienen de elegir.

Una política distinta

¿Cuál es la falla? ¿Por qué la gente ya no se interesa? De ahí que aporta día a día desde el equipo -una UTL, Unidad de Trabajo Legislativo- al que pertenece y acompaña al representante David Racero, en generar alternativas que en definitiva cambian los procesos y los conceptos.

Un trabajo en el que el pilar fundamental es la participación de los colombianos, y que desde su quehacer, lo ha cumplido conociendo cada espacio y generando vicisitudes, nuevas dinámicas basadas en el compromiso.

Y esto, partiendo ya no se queda solo en denunciar sino de proponer, pensar un país y entregar escenarios distintos en las dinámicas de poder; un nuevo mundo que vienen evidenciando resultados muy positivos.

Cabe resaltar que Marín Escobar lleva cerca de diez años como activista, tiene 28 años, conoce el territorio, su gente, sus necesidades y se empatiza con aquellas situaciones que lo incentivan a proponer cambios y acciones.

“Ser tolimense es primero, una gran fortuna, es un departamento muy bello y que ha sido trascendental en la historia aunque poco a poco haya venido perdiendo relevancia (...) pero siento que nos toca a nosotros retomar la grandeza del Tolima, y siento que somos muchos los que estamos haciéndolo y queriéndolo hacer, es un gran orgullo haber nacido allí”.

 

“Uno lidera con ejemplo, con sus actos todos los días”: Carolina Torres

Para Leidy Carolina Torres Hernández, una joven que no se detiene en su propósito de servir a la sociedad, aún en estos tiempos en el que debemos adaptarnos a otras dinámicas le hace dejar a un lado acciones que permitan generar nuevas y concretas transformaciones.

Carolina Torres

Y esto, con la convicción de un liderazgo que se piensa desde la provincia, de la que se siente orgullosa y a la que exalta en cada espacio donde trabaja. Es recientemente egresada de la Universidad de Ibagué como Abogada, pero en su carrera ya puede evidenciar pasos importantes que hoy la tienen como una asesora en la Cámara de Representantes en el Congreso de la República.

Una convicción

Desde muy pequeña, cuando acompañaba a sus padres, ambos maestros, entendió las dinámicas de servicio a la comunidad, y también la fuerza que se necesita para borrar esas brechas de desigualdad que sólo en las nuevas generaciones, con la guía de los más experimentados, es posible cambiar.

De ahí que pasara por la representación estudiantil, luego el Consejo Departamental de Juventudes, y de ahí, a escenarios políticos más grandes como coordinadora en la recolección de firmas para la candidatura a la Presidencia de Sergio Fajardo.

Luego, como coordinadora operativa de la campaña; también estuvo asociada al proceso de la consulta anticorrupción, que gestaron aún más su interés en asuntos de gerencia para el desarrollo, políticas públicas, la construcción de paz y la protección de derechos humanos, el activismo ciudadano y el desarrollo de las mujeres y los jóvenes.

Una lideresa innata

Todos esos logros que se traducen en conocimientos la llevaron a convertirse en la primera mujer judicante tolimense en la Jurisdicción Especial para la Paz, Jep, una experiencia extraordinaria que le abrió nuevos caminos.

Se desempeña en el grupo de trabajo de la representante Catalina Ortiz, con quien ha ampliado su perspectiva de la importancia del desarrollo de las regiones, y donde suma esfuerzos para en un futuro cercano sea ella misma quien lidere cambios importantes para la suya, el Tolima.

“Mi apuesta hoy (...) generar la cultura y reafirmar qué son los tolimenses, de manera muy centrada, muy en la lógica de crear cultura ciudadana, cultura de paz y el desarrollo de los jóvenes y las mujeres porque ahí está el talento y las oportunidades de nosotros”.

 

Entre limitaciones económicas, la investigación es una oportunidad para transformar las regiones

Ximena Villalba

El área de la investigación es uno de los campos en donde varios tolimenses escriben su propia historia, sus conocimientos y la pasión que ponen en la búsqueda de respuestas, los hace líderes, en una época que se convirtió en un gran reto para la humanidad.

 Iang Schroniltgen Rondón Barragán

“Para mí la transformación más grande que se puede hacer, es donde uno es más útil, entonces me regresé”, contó Iang Schroniltgen Rondón Barragán, un ibaguereño de 36 años, que prefirió en 2017 rechazar una propuesta tentadora en Tokio, Japón, tanto laboral como académica, para regresar al Tolima y aportar desde un laboratorio a la transformación de la región.

“Soy docente de planta de la Universidad del Tolima, apasionado por la patología y la patogenia de enfermedades en animales domésticos inicialmente, y con un gusto por la inmunología. Tengo algunas experticias en el desarrollo de vacunas, en la evaluación de expresión génica y diagnósticos de algunos patógenos, principalmente de animales”, explicó el médico veterinario y zootecnista egresado de la Universidad de Los Llanos.

Su gusto por buscar respuestas lo llevó a estudiar una maestría en Acuacultura, una especialización en Inmunotoxicologia y un doctorado en Biociencia Marina Aplicada en la Universidad de Tokio de Ciencia y Tecnología Marina. Su trayectoria y dedicación, lo convirtieron con el tiempo en el líder del grupo de investigación en Imunobiología y Patogénesis de la UT.

Y hoy él junto a otros investigadores participarán en el convenio establecido entre el alma máter y la Gobernación del Tolima para trabajar en la evaluación de pruebas del Covid – 19 en el Laboratorio de Salud Pública del Departamento.

“En nuestro caso, en lo que tiene que ver con el diagnóstico, no sabemos que Covid hay, eso es lo primero que tendremos que resolver, cuántos son los infectados y posteriormente surgen otras preguntas, como qué (tipo de virus) está circulando.

“Cómo hacemos una vacuna, cómo logramos inmunizar a los humanos, cómo logramos prevenir y de ahí en adelante las investigaciones tiende a volverse infinita, como un perro mordiéndose la cola, que sigue y sigue”.

Y es que las preguntas pueden ser bastantes para un investigador, las cuales se convierten en una oportunidad de transformación y de plantear soluciones a una necesidad que aqueja a una comunidad ya sea en un entorno rural o urbano, “en nuestro caso, lo que queremos en el grupo de investigación, es establecer líneas base de investigación para la región”.

En su rol como director de un laboratorio en la UT trabaja con cerca de 36 estudiantes que son de pregrado, doctorado y maestría de los programas de Veterinaria y Biología, “en muchas cosas de las que hemos ahondado, se busca que tenga una aplicación social o ambiental, que también transforme el pensamiento de los estudiantes o los investigadores, hacia una indagación que cambie el entorno, no tienen que ser relevante para el mundo, pero si para el ambiente en que nosotros nos movemos, que es el Tolima, Ibagué o el país”.

Agregó, que el potencial en el área de las ciencias es grande pues hay profesionales, institutos, universidades, dispuestos a aportar sus conocimientos, sin embargo, en ocasiones las iniciativas se frenan por la falta de recursos económicos, “entonces pienso que si hubiera una inversión, el panorama de la investigación en el departamento sería diferente”.

 

“La música es una forma de entender el mundo”: Patricia Caicedo

Por: Ximena Villalba

Indiscutiblemente, la música ha llevado a los tolimeneses a diferentes partes del planeta, una de ellas es la soprano y musicóloga Patricia Caicedo, ibaguereña radicada en Barcelona, España, desde hace 21 años. Durante este tiempo ha labrado su camino entre el arte y la investigación, pues considera que la “música es mi forma de comunicar mis emociones, pero también una forma de entender el mundo”.

Patricia Caicedo

Su trayectoria incluye un arduo trabajo en el arte musical ibérico y latinoamericano, enfoque que habría surgido tras su formación en el Conservatorio del Tolima, “me di cuenta de que los currículos de las instituciones de educación musical son totalmente euro-céntricos, aún hoy se centran casi exclusivamente en el estudio de la música alemana, italiana y francesa, perpetuando un modelo colonialista del siglo XIX, e ignorando nuestra patrimonio musical”.

Con esta idea en la cabeza, aprovechó los estudios de doctorado en Musicología para investigar el contexto de creación, los compositores y poetas del repertorio de canción artística, también conocida, como canción de cámara latinoamericana. “Muchas personas ni saben que América Latina es fuente de música ‘clásica’ de gran calidad. Mi misión vital es sacarla a la luz y darle el lugar que merece a nivel internacional”, explicó.

Con su talento ha llevado el repertorio ibérico y latinoamericano a importantes escenarios internacionales, también, interpretando a compositores colombianos “he dedicado especial atención al compositor colombiano Jaime León Ferro, lo interpreto en todas partes, además publiqué dos libros con su obra vocal y grabé dos CDs”.

Otro de los logros alcanzados por la soprano fue la creación del Barcelona Festival of Song (Festival de Canción de Barcelona), resultado de una iniciativa que buscaba “sacar a la luz” el repertorio de canción artística iberoamericana, “nació en 2005 y sus actividades son un ciclo de conciertos y un curso de historia e interpretación del repertorio vocal ibérico y latinoamericano en español, portugués y catalán, dirigido a cantantes líricos”.

Patricia precisó que en este espacio se reciben cantantes de todo el mundo y este año llega a su edición decimosexta, asimismo, que se espera que una vez superada la pandemia, se pueda celebrar como se tenía programado.

“Crearlo fue difícil, porque iba a contracorriente. Al ser un repertorio desconocido, ha costado mucho crear conciencia de su existencia, pero ya pasamos los 15 años”, expresó con alegría.

Además, la tolimense también ha publicado nueve libros y grabado diez discos en español, portugués, catalán y lenguas indígenas latinoamericanas, trabajos que incluyen obras que no se habían grabado y piezas compuestas exclusivas para ella.

Al preguntarle a Patricia que es lo que más recuerda de su tierra, indicó que indiscutiblemente el Conservatorio, “en donde estuve en la infancia y luego regresé a estudiar canto con mi maestra Rocío Ríos. Me encanta el clima de Ibagué, dar un paseo por la Plaza de Bolívar y comer helados de guayaba agria. Por supuesto tengo a muchas personas queridas en mi tierra”.

Asimismo, comentó que el año pasado estuvo en la ciudad y que le gustaría regresar para presentar un concierto y compartir su trabajo con los ibaguereños y los jóvenes que estudian en la emblemática institución musical del departamento.

Dato

La música de Patricia Caicedo está disponibles en la plataforma Spotify, también, en su canal de Youtube, y en su página web. En instagram se puede encontrar como @patriciacaicedobcn.

 

“Lo que a uno lo apasiona, lo va llevando muy lejos”: Yeny Acosta

Por: Ximena Villalba

Diferentes instituciones académicas del país están uniendo esfuerzos para buscar una defensa científica para afrontar el Covid – 19, en esta investigación que tiene como objetivo el uso de plasma de las personas recuperadas está una bióloga y docente rovirense.

Yeny Acosta

Yeny Acosta Ampudia es una científica de 36 años egresada de la Universidad del Tolima, que ha dedicado su vida a entender el comportamiento de las enfermedades autoinmunes. “Estudié en el colegio Departamental Santa Teresa de Jesús y luego en la Universidad del Tolima Biología. Después, me trasladé a Bogotá para hacer las prácticas de pasantía y tesis.

“Cuando empecé a estudiar biología, me di cuenta que a través de ella me podía desempeñar en investigación en muchos campos, ya fuera trabajando con plantas, animales, microorganismos y con humanos. Por mis clases de biología molecular, mi interés en la investigación se centró en humanos y en la investigación traslacional”, expresó Yeny.

Sus primeros pasos en el campo de la ciencia los dio en la Fundación del Instituto de Inmunología de Colombia, con el atacuno Manuel Elkin Patarroyo, de quien aprendió conocimientos teóricos y prácticos en inmunología.

Estando allí, “decidí aplicar a una beca del Ministerio de Ciencia en España en 2008, me la gané y me fui a Madrid. En la Universidad Complutense de Madrid, hice el doctorado en el Centro de Investigaciones Biológicas estudiando el proceso de activación de los linfocitos T y cómo se da esa respuesta inmune”.

En 2013 Yeny se vinculó a la Universidad del Rosario como profesora principal en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, específicamente, en el Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes, C, lugar en el que empezó a trabajar en investigación traslacional, “el Centro busca conocer y tratar ciertas enfermedades crónicas no transmisibles, especialmente, las autoinmunes, a través de ese campo pude desenvolverme en investigación traslacional, que es aplicar todos esos conocimientos que generamos en el laboratorio, en los pacientes para que ellos tengan un diagnóstico y tratamiento adecuado”.

Toda esta dedicación llevó a la tolimense a hacer parte del grupo PC Covid – 19 , el cual está conformado por el Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes de la Universidad del Rosario, y otras universidades aliadas del país como la Universidad CES de Medellín, la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud en Bogotá, además, del Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud, Idcbis.

“El proyecto lo que busca es que el plasma de las personas que se hayan recuperado de la enfermedad pueda ser usado en pacientes que están en estado grave y que esos pacientes se puedan recuperar y no tengan que llegar a UCI, ni muchos menos a otros desenlaces como la muerte, ese es el objetivo del estudio”.

Teniendo en cuenta la complejidad de la investigación, se espera desarrollarla en un término de ocho meses, pues son varias etapas las que se deben surtir.

“Para poder empezar requerimos hacer un estudio piloto, demostrando que el plasma tiene una alta eficacia y seguridad y puede ser utilizado como terapia pasiva para el tratamiento de la infección. Eso solo podemos hacerlo a través de ensayos clínicos, entonces en este momento estamos en la busca de financiación. Una vez terminemos el estudio piloto haremos un estudio más robusto con más pacientes que nos pueda demostrar que ese plasma tiene una alta eficacia”, explicó la científica.

Y cómo se debe hacer en esta área, durante los ocho meses se espera entender qué pasó, cuál fue la respuesta inmune que se generó y que más está aportando ese plasma para ayudar a los pacientes que lo reciben.

“En la epidemia de Covid va a tener un impacto muy rápido porque en este momento desarrollar vacunas va a llevar algunos años y entender cómo funcionan y cuál es el efecto de ciertos tratamientos pueden también ser demorados, pero con este uso del plasma vamos a tener un efecto y resultado muy rápido”.

Indiscutiblemente, esta investigación es un reto para la rovirense, quien agregó que también quiere “demostrar que cada día, las mujeres en la ciencia pueden tener un rol en la docencia, en el campo científico que por lo general siempre estaba encaminado a los hombres.

“Entonces invito a más mujeres a darse cuenta que, por ejemplo en Ibagué si uno viene de una universidad pequeña, pública puede llegar lejos, puede hacer un doctorado y salir adelante sin necesidad de tener grandes recursos económicos, sino simplemente: hacer lo que a uno lo apasiona, lo va llevando muy lejos”.

 

En el Tolima hay miles de jóvenes que hacen ‘Paz y Región’

Este programa que pertenece a la Universidad de Ibagué, se cumple desde hace nueve años, beneficiando a los 46 de 47 municipios del departamento, y generando nuevas y significativas experiencias a su comunidad educativa.

Paz

A través de un impacto social desde diferentes áreas como las ciencias humanas, ingenierías, ciencias económicas y administrativas, entre otras, han logrado que 1324 jóvenes alcancen transformaciones en las comunidades que asisten, promoviendo el desarrollo.

Cabe resaltar que según datos que brinda el programa, al año se ejecutan 82 proyectos que benefician tanto al casco urbano como rural de todos los municipios con quienes se establecen convenios, y así alcanzar el fortalecimiento institucional, además del desarrollo social y económico y potenciar entre otras, áreas como la salud y la educación.

Paz y Región es una estrategia de formación integral que se cumple durante el último semestre de pregrado, que permite desplazarse a los estudiantes por los territorios, conocer las dificultades y generar oportunidades.

Los resultados de este programa cada vez aumentan, y reafirman que el “Tolima es una extensión del campus universitario: cada municipio es un aula para la formación de ciudadanos comprometidos y para la construcción de una universidad más pertinente”.

En cifras

Con actores en cada región como organizaciones públicas y privadas, entidades locales, organizaciones comunitarias y sociales, corporaciones y actores territoriales, la trayectoria de este programa evidencia logros como más de 400 proyectos adelantados.

Además, cinco hospitales del departamento han recibido acompañamiento en su proceso de mejoramiento contInuo a partir del desarrollo de proyectos orientados a la gestión de calidad.

Y sumado a ello, una visión y acción nuevas en torno a la paz de las diversas regiones que hacen parte de esta tierra pujante.

 

Dato

Con información de https://pazyregion.unibague.edu.co/

 

Dato

En 2019 fue reconocido con el Premio Latinoamericano a la Innovación en la Educación Superior, especialmente en la categoría Experiencias de Aprendizaje Transformador; entregado por la Universidad del Rosario con apoyo de la Unesco.

ALEJANDRA CAVIEDES

Comentarios