De la memoria a la reflexión: la escritura en la universidad

Crédito: FOTOS: SUMINISTRADAS - EL NUEVO DÍA
Las primeras versiones de los escritos permitieron retroalimentarlos con nuevas preguntas y respuestas que fortalecieron el desarrollo temático. En suma, el trabajo colaborativo facilitó la configuración de estas memorias y reflexiones que en algunos puntos se encuentran y en otros se distancian, debido a los contextos sociales en los que crecieron los participantes, a las tradiciones teóricas que sobre el lenguaje han asumido, a sus formas de comprender la escritura y a la potencialidad y creatividad del discurso para construir la realidad.
PUBLICIDAD

Cada entrevista despliega una superestructura definida a partir de dos momentos discursivos, el de la memoria y el de la reflexión. En el primero, los entrevistados evocan algunas de sus experiencias escritoras en la infancia, la adolescencia y la edad adulta. Este apartado de la entrevista —que opera como una autobiografía escritural— presenta sus prácticas de escritura en diferentes etapas de escolarización (primaria, secundaria y universidad).

A través de este primer apartado, los entrevistados se trasladan al pasado para revivir experiencias sobre las formas en las que aprendieron a escribir. Las remembranzas hacen emerger sus vivencias con los maestros, así como los ejercicios en clase, los castigos, los libros de texto que empleaban, los escritos que construían, las rutinas de refuerzo en casa, entre otras actividades.

Los expertos no habían realizado antes ejercicios retrospectivos sobre sus historias de escritura, por lo cual es la primera vez que reconstruyen de manera escrita sus aprendizajes escriturales de aquellas épocas:

En mi caso, no había rememorado por escrito mis experiencias como escritora, a pesar de que suelo pedir a mis estudiantes que lleven diarios de escritura (y yo también los he escrito). Sin embargo, no había realizado ese ejercicio retrospectivo acerca de mi historia y mis aprendizajes como escritora. Esta parte de la entrevista ha sido ilustrativa e interesante. (Montserrat Castelló Badía).

No había recordado tan profundamente mi formación y vivencia de la escritura. Sí tuve oportunidad de comentar algo al respecto en entrevistas previas para periódicos, pero de forma general. Mi tesis de maestría me llevó también a autoanalizarme, pero ­—a diferencia de tu entrevista— la reflexión solo se centró en un aspecto: la retroalimentación de textos.

Con tu entrevista, la mirada fue más larga y abarcadora; permitió hacer memoria, recordar con la cabeza y el corazón, pues, al recuperar la imagen en la que el lápiz se anida en la mano, podemos identificar el origen de una alegría que da sustento a lo que hoy hacemos. En este sentido, dialogar contigo y con nosotros mismos ha sido una experiencia muy grata. (Ada Aurora Sánchez Peña).

Tras este viaje discursivo por el pasado, se presenta el segundo apartado, el de la reflexión, desplegado a partir de preguntas y respuestas sobre las representaciones y prácticas de escritura en la universidad. Los interrogantes permitieron abordar diversos asuntos acerca del papel de la escritura en la escena universitaria: las concepciones sobre la escritura, sus funciones en los procesos de enseñanza y aprendizaje, las políticas institucionales sobre este proceso, el plagio, las dificultades escriturales, el papel de la literatura en la universidad, las estrategias y secuencias didácticas, la toma de notas, los géneros discursivos académicos, la relación entre educación básica, media y superior en torno a la escritura, entre otros temas.

De tal modo, tras la lectura de los textos, los lectores podrán conocer cómo aprendieron a escribir los entrevistados, qué experiencias escriturales de la infancia logran evocar, qué prácticas de escritura eran recurrentes en las escuelas de aquellos años, cómo fue el desarrollo de la escritura en la adolescencia, qué desafíos impuso la universidad para el mejoramiento de los procesos de producción textual, qué plantean los entrevistados acerca de la escritura en la universidad, cuáles son los retos para el mejoramiento de la escritura en este ámbito educativo, entre otros asuntos.

Aunque la lectura no ha sido abordada en este trabajo, no se desconoce su importancia en los procesos de formación no solo en la universidad sino, además, en la primaria y la secundaria. Es por ello que convendría la elaboración de un libro de entrevistas a estudiosos expertos de la lectura. Una tarea por realizar.

Esperamos que este libro sea de utilidad tanto para los profesores como para los estudiantes universitarios de diferentes campos de conocimiento. Aunque el asunto central del libro sea la escritura en la universidad, los docentes de primaria y secundaria también están invitados a leer el texto, puesto que les permite conocer elementos importantes de sus prácticas de enseñanza y los aprendizajes de sus alumnos, futuros universitarios y profesionales.

 

 

ÓSCAR IVÁN LONDOÑO - ESPECIAL PARA EL NUEVO DÍA

Comentarios