emergencia

 

¿Será el futuro?

Crédito: Suministrada / El Nuevo Día.
En una de esas hermosas noches ibaguereñas del 2021, la familia Ruíz, conformada por el señor Miguel Ruíz, la señora Norma Arias y su hijo de 8 años Julito, se disponían a su habitual reunión familiar en la sala comedor para observar las noticias de la noche después de la cena.
PUBLICIDAD

El niño Julito, quien todavía era pequeño, se entretenía sentado en el tapete de la sala con su plastilina y sus juguetes preferidos mientras que sus padres observaban la televisión. Él poco entendía los acontecimientos que se presentaban en la ciudad, pero le causó curiosidad cuando su papá dijo:

-¿Qué será de Ibagué y de nuestro hijo en un futuro cuando nosotros ya no estemos?

Mientras, su mamá lo miró y exclamó con cara de tristeza y a la vez llena de esperanza:

-Puede que sea un tiempo mejor que ahora, y que ocurran muchas cosas buenas para la ciudad y para él.

Ya llegaba la hora de irse Julito a la cama a descansar, se despidió de sus padres, se lavó sus dientes, se puso su pijama y rezó como todas las noches… Pero esa noche había algo que no lo dejaba dormir, estaba muy inquieto y confundido por lo que dijeron sus papás. Y empezó a hacerse preguntas como: ¿Qué sería lo que quisieron decir con futuro? Y ¿Cómo así que ellos ya no estarán ahí?

Y fue creando respuestas como todo niño derivadas de su imaginación: Yo creo que futuro es una “fuerza ultrasónica tele transportadora utilizando rayos Omega” ya que dicha imaginación la basaba en sus programas de dibujos animados y algunas películas… y además por su ingenuidad se preguntaba: ¿Será que por ser mis papás tan grandes no caben en la tele transportación? Y entonces, ¿por qué Ibagué sí? En fin, fueron tantas las preguntas que se hizo que al final se quedó profundamente dormido.

En su cabecita mientras dormía, una serie de cosas y sucesos como si fueran reales, fueron convirtiéndose en sus sueños de ese día.

Mientras Julito soñaba que estaba en la sala jugando y haciendo monstruos extraterrestres con plastilina sacados de su imaginación, por un momento se dio cuenta que sus extraterrestres fueron cobrando vida y Julito se puso muy asustado, quedando mudo de la emoción.

Ellos exclamaron:

-Como tú nos creaste, de agradecimiento tenemos una gran misión para ti que es llevarte a dar una vuelta para que conozcas el significado del futuro que tanto te tiene intrigado.

Julito al fin pudo hablar y les dijo:

-¿Yo solo? ¿Y mis padres?

-Esa es tu misión, conocer y venir a contarles a ellos. Dijeron los extraterrestres.

Entonces todos se cogieron de las manos y agarraron a Julito y desaparecieron en una tele transportación, llegando a una casa que parecía una nave de forma ovalada que estaba flotando en el aire como muchas otras.

Julito, viendo que llegaron a un lugar desconocido para él, maravillado empezó él mismo a narrar lo que estaba viendo mientras los extraterrestres se comunicaban con sonidos extraños, y aun así él entendía todo lo que ellos decían.

(Julito)

Rodeado de un intenso azul, un señor que me dijeron se llamaba JL 1107984292 es despertado por una silueta femenina que sale de una pared proyectada en forma de luz y con voz melodiosa dijo:

-Bienvenido al 15-05-2100 un día más en nuestra mega metrópoli Ibagué, tiene una hora para llegar a tiempo a su cita.

JL1107984292 es un humano de avanzada edad, pero muy sano y con mucha energía, es alto, de contextura media e irradia felicidad junto a una linda mascota robótica parecida a un oso de anteojos. JL1107984292 se asea con un rayo láser, escoge su ropa de una forma táctil utilizando impresión 3D y su desayuno lo programó la noche anterior para que su robot de cocina se lo preparara.

Todo en su vivienda es autointeligente por lo tanto se autolimpia y se autoordena. Lo más curioso es que en los techos de todas las casas hay hermosos jardines, cultivos y árboles, el verde predomina en todo el paisaje, las viviendas de la ciudad algunas son subterráneas y otras están en el aire y tienen diferentes formas, todo su material es muy ecológico y todas sus luces son producidas por paneles solares. Ellos me dicen que todos los barrios de Ibagué han cambiado de nombre, y que ahora toda son áreas y esta se llama la Estación número 1.

Salí en compañía de los extraterrestres en una nave siguiendo al señor JL1107984292 que se subió en un carro que transitó por carreteras invisibles casi a la misma altura de las casas en el aire.

Mientras vamos camino hacia el aeropuerto Perales, se visualiza mucha gente de diferentes tipos entre robots, humanos y humanoides (mitad robots y mitad humanos). Todo es muy diferente.

Los ibaguereños visten todos de blanco y con ropa muy similar, todos sus edificios son muy altos como rascacielos y delgados, en los parques para niños se ven toboganes inmensos y los demás juegos se mueven rápido y todos son automatizados (se mueven solos).

Las esculturas de Ibagué son hologramas 3D en las cuales es decisión de los ciudadanos elegir la que ellos quieren ver como el Indio Boga, Simón Bolívar, el Indio Pijao, Policarpa Salavarrieta, el Mohán, Andrés López de Galarza, entre otras.

Los supermercados son más grandes porque entre robots y humanos todos trabajan para surtir lo que las casas inteligentes les piden cuando se acababan los alimentos u otros productos, entonces los tele transportan, el transporte público ya no son busetas sino un turbo tren muy rápido que va por el aire y es manejado con energía magnética; ya no existen las motos pero si las ciclas llamadas cyclovitación que funcionan con solo gravitación universal.

Todos los centros comerciales se unieron para crear un mega centro parecido a una megaciudad llamado Cytiland Cosmopolita donde se encuentra el estadio de fútbol Manuel Murillo Toro, el Coliseo Cubierto con su cancha de baloncesto y las piscinas olímpicas, el Museo de Arte del Tolima, y granjas de animales y otras donde los visitantes pueden ver el cultivo de verduras y frutas; también se encuentran los centros recreacionales que antes se llamaban Comfenalco y Comfacopi y ahora se llaman Centros de Alta Tecnología Familiares.

Los restaurantes solo son de comida rápida y solo tardan unos segundos en entregar sus pedidos a los clientes que son especialmente niños, también las heladerías son automatizadas y los helados son impresos en 3D.

Se observan gran cantidad de hospitales y clínicas móviles y son llamados RH Radiológicos que son para robots y humanos, y cuando a un humano le sacan cualquier órgano que no le sirve es reemplazado por un órgano robótico convirtiéndose en humanoides.

Pregunté por los corregimientos de Ibagué si todavía existen y ellos dicen que siguen alrededor de la Mega Metrópoli y donde están los campesinos sembrando en granjas futuristas en donde han aumentado la productividad utilizando tecnología de robots, sensores, tecnología GPS, drones.

También pregunté a los extraterrestres dónde están las grandes empresas y las industrias y me dicen que están todas ubicadas en Marte y en la Luna donde también hay ciudades con humanos, robots, humanoides y extraterrestres.

Bueno, llegamos al aeropuerto que ahora se llama Ultrasónico Perales y JL1107984292 abordó una nave para ir a una ciudad de Marte llamada Chip Marciana en donde tenía una cita muy importante de negocios.

¿Qué cita tan importante tendría JL1107984292 en Marte? La vuelta por el futuro de Ibagué que me estaban dando los extraterrestres también incluía el viaje a Marte. Y pues llegamos allí, y el viaje fue muy corto.

Observé que JL1107984292 entró a una Mega Industria y les pregunté que producían allí, a lo que me contestó uno de ellos: Allí se fabrican los microchips utilizados para colocárselos a los humanos en la cabeza para que a través de estos se le transmita mucha información tecnológica.

Esta información es transmitida por los profesores a sus alumnos a través de las instituciones educativas y por consiguiente ahora todos son superdotados y genios, gracias a estos microchips.

Y les pregunté: - ¿Qué hace allí el señor JL1107984292?  Y me contestaron:

- Él era nada más y nada menos el dueño de la industria que fabrica estos microchips y estábamos hablando cuando de pronto sonó como una especie de alarma avisando que algo grave había sucedido.

Me asusté, porque todos los trabajadores de la industria corrían de un lado a otro y yo no sabía el por qué. Cuando alguien mencionó el nombre de JL1107984292 y pensé que algo malo había sucedido.

Resulta que no todo es color de rosa en este tiempo, existen enemigos de otras galaxias que no quieren que los humanos sean más inteligentes que ellos, porque tienen miedo que sigan conquistando todo el universo como ya lo han hecho con Marte y la Luna.

Y es así como estos seres malos, llegaron a la industria del señor JL1107984292 para robar todos los microchips y destruirlos y resulta que cuando estaba en la reunión JL1107984292 con sus trabajadores entraron y lo secuestraron, exigiendo así la entrega de todo lo que ellos querían destruir.

Pero como yo estaba con mis amigos extraterrestres que son buenos y muy fuertes, y ellos conocen muy bien el accionar de estos malvados, se comunicaron con sus galaxias y se reunieron más de ellos e hicieron un plan para rescatar al señor JL1107984292 sin necesidad de perder sus microchips.

Yo, muy asustado, pensé que iba a ver una gran guerra espacial, y solo me dedicaba a mirar cómo trabajaban diseñando el plan de rescate. Mis amigos los extraterrestres me tranquilizaron y dijeron que ellos iban a arreglar las cosas sin necesidad de enfrentamientos ni guerras.

Resulta que gracias a un microchip que tiene el señor JL1107984292 en la cabeza, supieron en donde estaba y con quién. Y mis amigos inmediatamente se fueron a rescatarlo pacíficamente. Se demoraron casi dos horas pero al final, ¡qué sorpresa me llevé!, cuando llegaron con el señor JL1107984292 en perfectas condiciones, la verdad yo descansé.

Tanto los trabajadores de su industria como los ciudadanos de la Mega Metrópoli de Ibagué estaban muy contentos y agradecidos con mis amigos por haber evitado un desenlace peor.

Mientras tanto yo los interrogaba muy inquieto: 

- ¿ Por qué habíamos llegado precisamente a la casa del señor JL1107984292 para que yo lo conociera?

Ellos entre todos se miraron y uno exclamó:

-   No te has dado cuenta: ¿Quién es JL1107984292? Y yo me quedé pensando y les respondí que no sabía. Pues este gran señor tan inteligente y creador de esta gran tecnología y dueño de esta industria eres tú.

Yo les dije: - ¿Yo?  Me impresioné tanto que entré en shock y quedé en silencio y caí en cuenta de muchas cosas, mientras ellos me decían:

- JL son las iniciales de tu nombre Julito y el número que sigue es el de tu tarjeta de identidad, la casa donde llegamos es tu casa que queda en el barrio La Pola en Ibagué, tus padres murieron y tú quedaste solo, y gracias a la educación que te dieron y a las buenas enseñanzas te convertiste en un hombre de bien, que estudió para ser un ingeniero espacial y un científico mecatrónico.

Y les pregunté:

-     ¿ Y por qué todavía estoy vivo en el año 2100?

Y me respondieron:

- Porque tú tienes una gran misión con tu ciudad y con el mundo. Por lo tanto gracias al mejoramiento de la calidad de vida por la tecnología, la medicina, la alimentación, hizo que en el transcurso de tu vida se disminuyera la mortalidad y aumentara la longevidad (que las personas pueden alcanzar una edad muy avanzada) y por eso tú tienes 88 años y no pareces porque tienes una gran energía y muy buena salud y vivirás todavía muchos más años, y a ti siempre te han gustado los osos de anteojos y por eso ahora tienes uno robótico ya que ellos no se han extinguido pero sí son libres en su hábitat.

Al escuchar esto, me dio mucha tristeza y a la vez mucha alegría, ya que comprendí lo que mi papá quiso decir esa noche con respecto a mi futuro y también cuando mi mamá dijo que  de pronto todo iba a ser mejor para mí, y tenían razón. También comprendí por qué ellos ya no estarían conmigo y por eso me dio tanta tristeza.

Y lo más importante fue que entendí que el futuro no es ninguna fuerza ultrasónica, ni ninguna tele transportación, ni ninguna utilización de rayos omega, sino lo que tú en verdad quieres que sea tu vida gracias a tus esfuerzos, enseñanzas y ejemplos de las personas que siempre han estado a tu lado.

Después de quedarme claro lo que tanto me inquietaba, me desperté. Estaba en mi cuarto durmiendo al lado de mi mamita, se me aguaron los ojos al verla ahí conmigo y le di un besito en la mejilla con el que se despertó y me acordé lo que me dijeron los amigos extraterrestres que yo tenía la misión de contarles a mis padres lo que yo había visto en esa vuelta al futuro.

Y como era domingo nos reunimos todos a desayunar y les empecé a contar mi gran viaje, a lo que ellos me escucharon atentamente; cuando había terminado me abrazaron y me dijeron todo es posible con la ayuda de Dios y si tú te lo propones…

EMMANUEL BORJA GONZÁLEZ, ESPECIAL PARA EL NUEVO DÍA

Comentarios