“La motivación de la Iglesia en esta situación es de carácter humanitario”, monseñor Óscar Urbina

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
El presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Óscar Urbina, se pronunció sobre la polémica que se ha generado por el traslado del líder de las Farc, Jesús Santrich, a la Fundación Caminos de Libertad, luego de que se declarara en una huelga de hambre que ya completa más de un mes.

“Me permito reafirmar que la motivación fundamental de la Iglesia en esta situación es de carácter humanitario. Corresponde además a la defensa de la vida, que es un principio inherente a nuestra fe católica. No hay otro tipo de motivaciones e intereses”, manifestó Urbina.

Este anunció se da luego de las críticas que desde varios sectores han surgido por el traslado del líder de las Farc, a esta institución luego del proceso que se adelanta por su presunta participación en el delito de narcotráfico, al orquestar el envío de 10 toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos.

De acuerdo con el prelado, Santrich no se encuentra en la sede del Episcopado ni en un lugar que goza de inmunidad diplomática, sino en una institución que ayuda a las personas que se encuentran privadas de la libertad, en donde la pastoral penitenciaria ha estado atendiendo las situaciones que requieren de una ayuda humanitaria.

“Está temporalmente en la sede de la Fundación Caminos de Libertad, que es una institución católica creada hace 20 años con la misión de prestar un servicio pastoral en el ámbito carcelario, en donde ha realizado una gran tarea en ayudar a un significativo número de hombres y mujeres privados de la libertad y para sus familias”, indicó Urbina.

El presidente de la Conferencia también aseguró que la Iglesia acata y pide respeto por las órdenes judiciales en el ámbito nacional e internacional y las investigaciones que se adelantan en el caso del líder de las Farc.

“Que el señor Santrich se encuentre en una Fundación católica no significa que la Iglesia se interponga en el debido proceso. Con este gesto humanitario, la Iglesia no desconoce ni aprueba, ni es ingenua frente a los hechos que la justicia debe investigar”, aseguró.

Indicó que el mayor compromiso de la Iglesia está con las víctimas y por eso ha mantenido su presencia en los campos y ciudades afectadas por la violencia, “trabajando por los más pobres y necesitados. No se cansa de insistir en la salida negociada del conflicto y acompaña el camino del perdón y la reconciliación”.

Finalmente, monseñor Urbina indicó que corresponde al Ministerio de Justicia y al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), la responsabilidad directa del traslado, seguridad y atención sanitaria de Santrich, por lo que él permanece a disposición de estas autoridades.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios