PUBLICIDAD

Deporte y recreación para el desarrollo de los ibaguereños

SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Terminar los escenarios deportivos, diseñar y elaborar un censo y caracterización de nuestros deportistas, construir un centro de alto rendimiento, capacitar a nuestros entrenadores e incentivar el deporte aficionado, propuestas concretas de nuestro plan de gobierno para el deporte en Ibagué.

La terminación de los escenarios deportivos es un imperativo para la ciudad. Eso le daría a la capital del Tolima la oportunidad de demostrar que sí somos capaces como ibaguereños, de desentrabar ese proceso que tantas dificultades y atraso trajo para Ibagué.

El deporte necesita de una política pública que destine importantes recursos en infraestructura y formación. Que diseñe y planifique objetivos en el mediano y largo plazo, que consolide procesos que se articulen con las ligas y clubes y estos a su vez con los de las federaciones.

Dentro del diseño y puesta en marcha de esa política pública para el deporte tendremos en cuenta la capacitación de nuestros entrenadores y deportistas, no podemos exigirles medallas y triunfos si no les brindamos la oportunidad de formarse. 

A través del Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación de Ibagué IMDRI debemos comenzar a elaborar un censo y caracterización de los deportistas de alto rendimiento y de los que puedan entrar en el ciclo en razón a su condición y rendimeinto. Esto nos permitirá enfocarnos mejor en los recursos y apoyos para no seguir improvisando.

Imagen eliminada.

No podemos seguir permitiendo que sean los padres de los deportistas, a través de rifas o de hipotecar sus casas o vender sus vehículos, como ha sucedido siempre, que sigan financiando a los deportistas. Estamos en la obligación de cambiar esa situación.

Una herramienta vital para consolidar los procesos formativos y fijarnos importantes metas deportivas será la construcción de un Centro de Alto Rendimiento, con equipos y personal especializado, que haga un seguimiento a nuestros deportistas y acompañe medica y científicamente sus procesos colectivos e individuales.

Deporte recreativo de la mano con el desarrollo humano

El deporte recreativo hace que la ciudad avance, que los ibaguereños disfruten del entorno, por ejemplo, impulsando los juegos intercolegiados supérate, los interbarriales, intercomunas, sin olvidarnos de la zona rural con encuentros deportivos entre los corregimientos, de tal forma que el deporte sea un eje transversal en el desarrollo humano y la cohesión social, que sea permanente en la zona urbana y rural y que nos permita reflejarlo en la región y el resto de país.

Eso nos permitirá, también, tener un semillero de jóvenes, que a través del deporte encontrarán una oportunidad de vida y crecimiento sano. Debemos tomar ejemplos como el del Polideportivo Santa Rita, en la comuna nueve. Eso debemos llevarlo a otras comunas.

Imagen eliminada.

Otras tareas puntuales

Debemos, al terminar los escenarios deportivos, ponerlos en funcionamiento. No dejar que se los trague la maleza y el olvido. Estamos en la obligación de gestionar torneos, nacionales e internacionales, que nos permita convertirnos en el mediano y largo plazo en una ciudad que esté en el calendario deportivo de las federaciones. 

La gestión de al menos tres o cuatro eventos deportivos de alto rendimiento, que posicionen a Ibagué como una ciudad deportiva, servirá no solo como una vitrina turística, también impulsará la práctica del deporte entre los ibaguereños.

Fortaleceremos, de la mano con el departamento, a las ligas, con recursos, con planeación y objetivos claros, con un control estricto de los manejos en las inversiones y de las metas trazadas. Debemos desactivar las trabas en el diálogo entre las ligas y los clubes y trabajar en equipo. Con garantías y control efectivo lograremos lo que planificamos.

Vigorizar y seguir replicando los parques infantiles y biosaludables, que tanto han beneficiado a las comunidades, será un compromiso. 

Subsanar la fractura social y moral que produjo los fallidos juegos nacionales y en consecuencia el desprestigio de lo público, se logra haciendo gobiernos honorables para que la gente vuelva a creer, eso nos ayudará a restablecer la confianza. Acciones y honorabilidad para seguir avanzando.

Hay que seguir trabajando en las comunidades, llevándoles escenarios deportivos, haciendo que la comunidad se apropie de esos espacios, que mejoran la calidad de vida y nos permite seguir vigorizando nuestro tejido social. 

EL NUEVO DIA

Comentarios