‘Freek’, el grafitero que promueve el arte en los jóvenes de la ciudad

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAJhon Arias, conocido como ‘Freek’.
El artista y director de grafitour Ibagué, cuenta su historia de vida y resalta la importancia del arte como elemento de transformación social. Pese a los altibajos de su labor, no deja de ayudar a los jóvenes a cumplir sueños que también son parte del suyo.
PUBLICIDAD

El graffiti es una expresión artística, plasmada  en muros o espacios urbanos en los que se reflejan normalmente la ideología popular y realidad social del momento. Este movimiento surgió de manera ilegal pero  poco a poco se fue constituyendo en una expresión principal de las artes visuales.

Comúnmente, el graffitti es conocido como el resultado de pintar grandes letreros que se fusionan con imágenes y dibujos de manera libre y creativa, buscando ser un atractivo visual y de alto impacto para la sociedad; un movimiento en el que Freek encontró su proyecto de vida.

 

Sus primeros años

Jhon Arias, conocido como ‘Freek’, se define a sí mismo como  un amante de la libertad. Su nombre artístico hace referencia a ‘Free’ que traducido del inglés significa libre, y ‘K’ que representa sus orígenes, el barrio Kennedy que lo vio crecer.

Su infancia fue como la de cualquier otro niño. Sin embargo, a los doce años se entera de un quiste cerebral que estaba afectando su salud, razón por la que tuvo que ser operado e implantarle una válvula de hakim, enfermedad que le dio otro rumbo a su vida.

“Mi mundo cambió, deje de ser un niño normal porque me tocó dejar de hacer actividades que un niño a esa edad podía hacer, salir a la calle, jugar fútbol, ir a piscina. Pase a tener un proceso difícil con esta válvula, en pocas palabras era el niño que no podía hacer nada”.

Según Freek, desde la fecha de su operación, empezó a sufrir de depresión y constantemente se sentía impotente del cambio de vida que estaba afrontando, motivos suficientes que lo llevaron a tomar ciertas decisiones en su vida.

 

Su época de rebeldía

Entre sus 15 y 16 años decidió empezar a hacer todo aquello que no había podido durante su etapa de niñez, sin darse cuenta que la venda de la desesperación por ‘comerse el mundo’ le ocasionaría una fatal experiencia. 

“Empecé con una rebeldía de querer salir de la casa, pero me estrellé con un mundo difícil. Malas amistades, malos hábitos, me fui de la casa, tuve problemas difíciles de calle, me involucré con el barrismo y con temas de consumo”, contó Freek.

Después de eso, conoce ‘La Eskina del barrio’ una organización de jóvenes del sur que le abrió las puertas, y en la que empezó a cambiar su manera de vivir y de pensar. “Comienza a cambiar mi vida porque, con lo que compraba una boleta para ir al estadio, más bien lo invertía en un aerosol y en aprender lo que ahora es mi pasión.

“Sigo siendo rebelde, pero esa rebeldía la pinto en los muros”, puntualizó.

 

El hoy de este artista

Freek pertenece  a la Organización ‘la eskina del barrio’, es el  director de grafitour Ibagué, que es una ruta turística por el sur de la ciudad de Ibagué, donde se muestra  el grafiti y otras expresiones  artísticas y en el que se visibilizan procesos que son herramientas de transformación social.

Además tiene  un emprendimiento que se llama ‘decorgraffitti’ que es una empresa dedicada al diseño y al grafiti, dos de las cosas que le apasionan. Gracias a eso ha podido viajar a otras ciudades para poder llevar el arte y el graffitti a más lugares de Colombia.

 “Nosotros tenemos un lema que es traficando arte desde las comunas y eso es lo que hemos venido haciendo, transformación social, artística y cultural”

Jhon Arias, conocido como ‘Freek’.

Su compromiso con los demás

Jhon es un estudiante de Diseño gráfico en la Universidad Cun, la teoría de lo profesional la empezó a implementar en el trabajo  social. Labor que desarrolla en los barrios del sur y en ocasiones en los 47 municipios del departamento.

Además, comparte los conocimientos empíricos que ha aprendido en la calle con el graffiti. Es  tallerista de la Casa Cultural del Sur en esta área, y ayuda a organizar festivales nacionales e internacionales como el de Hip Hop ‘Ármate de arte’  y el de graffiti ‘De qué color es tu barrio’.

“Me caracterizo por ser gestor, siempre trato de llevar el graffiti a territorios donde no se ha visto y mi misión es motivar a los jóvenes que de verdad les gusta el arte a que lo hagan. A mí también me molestaban por rayar las cosas y me decían que esto no servía para nada y ahora es mi trabajo”.

REDACCIÓN GENERALES

Comentarios