“Trabajadoras sexuales están contentas de que las pongan a trabajar en otros empleos donde tengan oportunidades de vida”

Crédito: Suministradas - EL NUEVO DÍALas 25 trabajadoras sexuales accedieron a capacitación para empezar a cambiar su vida y así mejorar su situación.
La Alcaldía a través de la Secretaría de Desarrollo Social Comunitario, llevó a cabo capacitaciones sobre diversos temas con las trabajadoras sexuales de la zona céntrica de Ibagué, y además brindó alternativas sobre posibles trabajos en los que se pueden desempeñar.
PUBLICIDAD

Cumpliendo y acatando todos los protocolos de bioseguridad, las mujeres que comúnmente laboran en la zona rosa ubicada en la calle 19 de la capital tolimense, recibieron la prestación de servicios médicos de promoción y prevención con profesionales de la salud mientras disfrutaron actividades de esparcimiento.

Durante la jornada, las asistentes también se vincularon en un taller de prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

La estrategia implementada por la Secretaría de Desarrollo Social Comunitario es una muestra clara del papel incluyente que se requiere para la dignificación de la mujer, por lo que la administración está trabajando conjuntamente con las mujeres para dejar a un lado el estigma social que se ha tornado alrededor de dicha actividad.

Las trabajadoras tienen la esperanza puesta en dicha propuesta, pues les permitirá generar oportunidades de trabajo en diferentes actividades.

“Ellas están contentas que las pongan a trabajar como escobitas, oficios varios, empleos fáciles donde tengan oportunidades de vida porque realmente la situación para ellas en este momento es crítica, están casi que aguantando hambre”, señaló Elizabeth Cárdenas, líder Asociación de Propietarios Negocios Nocturnos zona de la 19.

Sin embargo, existen algunas mujeres que no quieren o se les dificulta por distintos motivos, por lo que hacen un llamado a la Alcaldía para que puedan trabajar de manera segura sin ser discriminadas y perseguidas.

“Queremos que se tenga en cuenta la situación de ese número de mujeres para que puedan tener acceso a los negocios nocturnos de la zona y así evitar que se acumulen en las calles y formen un problema social más de lo que ya está”, finalizó Cárdenas.

REDACCIÓN GENERALES

Comentarios