Cerca de 1.196 internas comprometidas con los procesos de resocialización

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍAEstas actividades les permite a las internas obtener algunos ingresos económicos.
También están las internas que trabajan en actividades dentro del penal, como recuperados ambientales, mantenimiento a los centros carcelarios, bibliotecarias, lavandería y producción de uniformes.
PUBLICIDAD

Cerca de 1.196 internas realizan actividades productivas como procesos de resocialización en las cárceles del país.

Así lo informó el ingeniero Ariel Cohen Rivera, subdirector de desarrollo de habilidades productivas del Inpec, quien explicó en qué consisten estas actividades.

Talleres de madera, marroquinería, lencería, fibras, materiales, confecciones y panadería son algunas de las actividades en las que estas mujeres dedican su tiempo en los centros de reclusión del país, para su sostenimiento y el de sus familias.

Cohen Rivera contó que existen cuatro formas de laborar y obtener ingresos al interior de los penales. Una primera iniciativa que manejan son los proyectos productivos, donde las internas trabajan por su beneficio y para el beneficio de las demás.

Se define, según el ingeniero, como todos aquellos proyectos, que demuestran tener una actividad financiera rentable, que perdurará en el tiempo y que logrará favorecer a las personas que allí se encuentran. Se pueden observar actividades como peluquería, panadería o expendio en todos los establecimientos a nivel nacional.

De manera más focalizada, dependiendo de los instrumentos que tenga el establecimiento carcelario, se pueden desarrollar actividades de asaderos, comidas rápidas, actividades agrícolas, actividades mayores y menores, porcicultura, piscicultura, elaboración de queso, yogurt, hortalizas y cultivos de todo tipo.

Otra modalidad con los proyectos ocupacionales o proyectos indirectos, que consisten en convenios con empresas o grandes superficies, para obtener actividades de desarrollo empresarial. Por este trabajo, reciben una remuneración de máximo un salario mínimo por mes.

“Tenemos la maquinaria, hacemos el arriendo de la maquinaria directamente a la empresa o al tercero que quiera participar y a partir de ahí le decimos que puede contar con la mano de obra directamente de los privados de la libertad”, comentó Cohen Rivera.

Los ‘independientes’, son aquellos que a través de sus familias ingresan materiales para la producción mayoritariamente de artesanías.

“Estás artesanías son realizadas en los talleres y en los establecimientos del penal”, después son comercializadas a través de la marca Libera Colombia, creada por el Inpec para la comercialización de los productos.

Generales

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios