“Ojalá esto sea un despertar para el mundo de la ciencia y la salud”: Laura Osorio, bióloga

Crédito: Suministradas/ EL NUEVO DÍALaura Alejandra Osorio Delgado, bióloga.
Detrás del análisis diario de las muestras de Covid – 19, está un grupo de jóvenes egresados de la Universidad del Tolima, que de forma desinteresada se unieron a un proyecto que, en medio de la emergencia sanitaria, terminó siendo pionero en el departamento.
PUBLICIDAD

Largas horas de trabajo, aprender sobre la marcha del virus y tener una dedicación total, eran las características para el trabajo que vinculó, a través de un convenio entre la Universidad del Tolima y la Gobernación, a dos docentes y a cuatro jóvenes investigadores.

El propósito era instalar a contra reloj un laboratorio de biología molecular dentro del Laboratorio de Salud Pública con el objetivo de agilizar la detección del virus. 

Para ello se contó con los profesores Iang Rondón y Julio César Carranza, expertos en el tema, quienes a su vez vincularon a María Paula Herrera, Fabián Uribe, Laura Alejandra Osorio Delgado y Julián Barbosa.

“Los cuatro jóvenes iniciamos el proceso que fue muy arduo al principio, porque era un laboratorio nuevo, era un reto nuevo que ni siquiera el mundo y ni el país estaba preparado ni capacitado para salirle al paso, pero sí contamos con equipo humano que quiso, como nosotros, unirse voluntariamente a aportarle al proceso”, contó Laura Alejandra Osorio Delgado, Bióloga egresada de la UT y analista de Biología Molecular en el Laboratorio.

Para seleccionar a quienes iban a afrontar el reto se tuvo en cuenta su disciplina, responsabilidad y el nivel académico, en el caso de Laura fue el profesor Carranza quien le hizo la propuesta, ella sin pensarlo mucho se le midió al reto.

“En un principio fue difícil porque fue en un época en donde todos estaban guardados en sus casas y en donde la pandemia se veía como algo bastante difícil y desalentador, como que todo se venía encima, era un panorama de incertidumbre.

“Entonces obviamente era riesgoso, también porque era empezar a trabajar en esto y podía poner en riesgo a mi familia y pues debía ponerle todo el trabajo a ese laboratorio y el empeño para sacarlo adelante”, narró.

La decisión de la joven tuvo como respaldo el apoyo de su familia, quien al conocer el nuevo trabajo de la Bióloga, le manifestó su orgullo pues ella iba hacerle un aporte muy importante, junto a sus compañeros, a una región en la que escasean los biólogos moleculares.

“Las personas que me conocían se dieron cuenta para qué sirve la carrera de biología, en dónde se puede desempeñar, en qué campo y en una pandemia los biólogos podemos (jugar) un papel importante”, puntualizó la profesional.

Personajes del Año.

Entre retos y desafíos

Al comienzo, las capacitaciones se hicieron en tiempo exprés y mientras se adquiría el conocimiento se iba colocando en práctica la teoría. En ese entonces se trabajaba con pocas muestras, que eran tomadas entre ellos mismos, para aprender a manejar los protocolos, procedimientos, los espacios y los elementos para analizar las pruebas, una vez recibieron el aval del Instituto Nacional de Salud se empezó a trabajar en muestras reales desde el 4 de junio.  

“Teníamos una capacidad en un inicio de 30 a 40 muestras diarias, éramos cuatro jóvenes haciendo todos los procesos, desde el alistamiento, que es recibir la muestra y prepararla, extracción del material genético que es el ARN, la PCR y emisión de resultados.

“Entonces en ese inicio era entre 12 y 14 horas seguidas trabajando”.

Esta cifra puede ampliarse a 400 ya que tras una gestión del Gobernador del Tolima ante el Ministerio de Salud se logró el aporte de un robot del INS. Por ahora se está a la espera de los insumos para ponerlo en marcha.

En medio de estos meses recuerda dos hechos que fueron muy complejos, el primero cuando no se tenían unos lineamientos amplios que incluía tomar pruebas a todos los sospechosos, lo que originó una acumulación de exámenes, esto ocurrió entre junio y julio, meses que en palabras de Laura fue “caótico”.

Y el segundo la partida de un familiar a causa del coronavirus, “perdí a mi tío por Covid, no sabemos realmente cómo fue que se infectó porque él se estaba cuidando bastante, pero se agravó en medio mes, llegó a la UCI, lo intubaron y lamentablemente falleció.

“Creo que en esos puntos es donde lo toca a uno realmente el virus y uno dice Dios mío hay gente que todavía cree que este es un juego, no existe, no se cuidan.

“Como dice el dicho, mientras los muertos no sean tus muertos, entonces no se ponen en conciencia y la mano en el corazón”.

Finalmente, opinó que admira a todo el personal de salud, asimismo, señaló que “ojalá esto sea un despertar para el mundo de la ciencia y la salud que en estos casos es cuando se ven las falencias para que se pueda seguir trabajando y capacitando a las personas, educándose para que den una respuesta a cualquier reto que se venga”.

Personajes del Año.

REDACCIÓN GENERALES

Comentarios