Joven que fue raptado de niño busca a su familia en el Tolima

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Alberto Rojas no tiene recuerdos de sus parientes en Rioblanco, pero está convencido de que fue separado por la fuerza de su familia biológica.
PUBLICIDAD

Alberto Rojas fue separado de su familia cuando tenía dos años de edad por un hombre que no le dio buena vida. Hoy, casi a sus 30 años, desde Bogotá, el tolimense busca a sus parientes.

Conocer y abrazar a sus padres y hermanos sería el mejor regalo que pudiera tener en 2021.

Alberto, como aquel hombre que le hizo tanto daño le dijo que se llamaba, contó los difíciles momentos que le ha tocado vivir sin tener el calor de un hogar.

“Aquel hombre me llevó a vivir a un pueblo de Natagaima, donde crecí. Vivía con los padres de él, quienes sí me dieron cariño, pero cada vez que quería, aquel hombre llamado José Benigno Aroca Alape me pegaba y maltrataba”, relató.

Cuando era un adolescente, Alberto viajó obligado por José Benigno a Bogotá. Se radicaron en Villa de los Alpes, ubicada en Ciudad Bolívar, donde un día el joven no aguantó una paliza que le dio y buscó la Policía y se entregó. Quedó en manos del Bienestar Familiar.

Desde chico empezó a trabajar. Se ha desempeñado como empacador de supermercados, estudió enfermería, carrera que no ha terminado y en la actualidad es cajero de un Duty Free, una tienda libre de impuestos en el aeropuerto El Dorado de Bogotá.

“Según aquel hombre, mi mamá me regaló, pero familiares de él me han dicho que eso es mentira. Al parecer, un día le dijo a mi mamá que me iba a llevar al pueblo a comprarme unos regalos y no regresó, me raptó. No tengo ningún recuerdo de mi familia. Por lo que me han contado, tengo tres hermanas y soy el único varón. Nací en Rioblanco”, refirió.

“Desde que tengo uso de razón, aquel hombre me ha llamado Alberto Rojas. Según él, es mi nombre verdadero, pero no sé porqué me ha dicho muchas mentiras. No sé cuando nací, ni mi edad con exactitud. Tengo entre 24 y 28 años. Me comuniqué con la Alcaldía de Rioblanco, con la iglesia y algunas emisoras, no obstante, hasta el momento no tengo ninguna pista de mi familia”, expresó el muchacho.

Dato

Quien reconozca a Alberto o tenga información de la familia, puede contactarlo a la línea 318 309 54 80.

EL NUEVO DÍA

Comentarios