Bioseguridad para agricultores del Cañón

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAAcercamiento entre la comunidad rural y académica de Ibagué.
Agricultores del Cañón del Combeima recibieron, de docentes de la Universidad de Ibagué, sensibilización y capacitación en el cumplimiento de protocolos de bioseguridad en las zonas de cultivo y puntos de comercialización de sus productos de cara a la extensión de la nueva normalidad en Colombia.
PUBLICIDAD

Esta es una iniciativa pertinente frente a los desafíos que la pandemia exige y al quehacer de la academia internacional, de hacer del conocimiento y la ciencia un servicio hacia los demás.

El proyecto, titulado Comprender y mitigar el impacto de la Covid-19 en pequeños agricultores del Cañón del Combeima, Colombia, fue posible gracias a la financiación de la Unidad de Cooperación y Desarrollo de la Universidad de Lleida.

Déborah Presta, investigadora de la Universidad de Lleida, indicó que “en acuerdo con la Universidad de Ibagué decidí llevar a cabo este maravilloso proyecto. Durante este año hemos estado repartiendo el material necesario y promoviendo sensibilización para que los agricultores hagan la producción y la comercialización de sus productos en condiciones correctas según las condiciones buenas y sanas que la ley establece”.

Su ejecución estuvo a cargo de las profesoras Natalia Salazar y Luz Adriana Sánchez, de Unibagué, quienes desarrollan procesos de articulación con comunidades para potencializar y tecnificar la elaboración de sus productos.

Al respecto, Natalia Salazar dijo: “Logramos llegar a la comunidad, conocerla y articularla con la misión de la Universidad de Ibagué, comprometidos con el desarrollo regional. Este es un punto de partida para futuros proyectos, pues la comunidad está interesada y dispuesta”.

Nohora Inés Lozano, agricultora de Villarrestrepo, comentó que “para nosotros ha sido muy importante sentirnos seguros, saber que hemos aprendido a cuidarnos y a cuidar a nuestros clientes. Luego de unos meses difíciles, hemos vuelto a abrir nuestros puntos de venta, haciendo uso de lo aprendido y de los utensilios que nos fueron dados. Agradecemos a la Universidad de Lleida y a la Universidad de Ibagué por tenernos en cuenta. Muchísimas gracias”.

La profesora Sánchez expuso que con la instauración de buenas prácticas y el cumplimiento de los protocolos se espera “la reactivación económica para los agricultores, que les permita recuperarse de la crisis vivida en los últimos meses”.

 

Como componentes del proyecto, los agricultores recibieron:

- Capacitación en protocolos de bioseguridad.

- Cartilla infográfica sobre protocolos a aplicar en cultivos, transporte personal e interacción con clientes.

- Equipos de bioseguridad.

- Video recopilatorio de la experiencia.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios