El vandalismo y el olvido del Parque de la Música

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍALa pileta dejó de funcionar y mantiene llena de aguas lluvias.
En un recorrido realizado por EL NUEVO DÍA al Parque de la Música, se evidenció, aparte de la falta de mantenimiento del escenario, la poca cultura ciudadana y amor que algunos le tienen a la ciudad para conservar lo poco que tenemos.
PUBLICIDAD

El orgullo que sentían los ibaguereños por su ciudad parece que ha desaparecido, o ya son pocos los que se preocupan por conservar el mobiliario, mientras algunos se empeñan por destruir lo poco que tenemos.

Muchos culpan de la situación al gobernante de turno, que por supuesto para eso tiene sus dependencias o empresas descentralizadas encargadas del mantenimiento de parques y zonas verdes para cambiar las piezas que por el tiempo y uso se desgastan.

caneca

Pero vandalizar, como ha ocurrido en los últimos tiempos con ornatos de la ciudad no es la mejor manera de protestar y mucho menos con sitios turísticos, como en este caso, lo que ocurre con el Parque de la Música.

En un recorrido realizado por esta redacción, se evidenció en este sitio emblemático para los ibaguereños, por su importancia como Capital Musical, o Ciudad Musical, título que pelean Bogotá y ahora Barranquilla por sus teatros y actividades multiculturales, que está en total abandono, pese a que hace pocos meses se pintaron algunas zonas de ‘azul’.

Lo que parece que nunca volveremos a ver será la fuente en funcionamiento, aquella hermosa pileta que el día de su inauguración cambiaba de colores, y que se suponía cada vez que sonaran los acordes desde la Sala Alberto Castilla sus luces danzarían con las notas musicales. Eso parece que nunca volverá porque quitaron los focos, se llevaron los cables, todo.

Ayer que llovió, el agua estaba empozada y esto se presta para la proliferación de insectos que pueden propagar un dengue.

desgaste

Las canecas para depositar la basura, muchas de ellas que se necesitan también en otros puntos de la ciudad (no de esas solares que nunca funcionaron), están la mayoría sin fondo; la falta de mantenimiento, debido a que permanecen al sol y al agua las dañaron, las ‘disimulan’ con bolsas de Interaseo, pero ayer que llovió, el peso del agua las descolgó.

Incluso, algunas personas se llevaron por lo menos tres postes donde estaban los faroles, algunos todavía encienden. Parece como si hubiesen balanceado las estructuras, ya que algunas bases están podridas,  las desprendieron y se las llevaron.

flauta

Las esculturas, en especial la de la mujer que está acostada de lado e interpreta la flauta, es la más deteriorada, aparte de que se pierde un poco entre la maleza que le creció a su alrededor.

Muchas cajas donde debería de estar el sistema eléctrico fueron arrancadas, y por ende sus cables, una tapa de alcantarilla que da a la calle 10 está partida y un poco removida, señas de que pronto desaparecerá, y muchos adoquines desaparecieron.

adoquín

En cuanto a los senderos de adoquines, el pequeño escenario y las bancas de concreto, es inexplicable cómo todavía los skaters piensen que este escenario es para ese uso, mucho menos la plaza Murillo Toro, en el centro están los Skate Park del Centenario y parque de La Paz, este último necesita mantenimiento y más presencia policial.

Y sobre seguridad, es triste que en las noches la gente tema ir al Parque de la Música por falta de presencia de autoridades, y en cambio el lugar se llena, sea de día o de noche, de consumidores de estupefacientes, que alejan a muchos por miedo a ser atracados o por el mal olor que emana la sustancia que fuman.

Es importante, ahora que se habla de reactivación económica, de impulsar el turismo, de mostrar una ciudad que vibra, intervenir este lugar, el cual es punto de encuentro para muchos que desean ir hacia el Cañón del Combeima y por supuesto, lugar representativo de nuestra marca Ibagué Capital Musical.

 

Remodelación

En diálogo con el gerente de Ibagué Limpia, Carlos Fernando Uribe Jaramillo, aseguró que dentro de los planes de intervención que periódicamente se da a los parques, el de la Música siempre está entre ellos, además, debido a que hace parte del eje cultural que comprende entre otros, el Panóptico, Centenario y Parque de Bolívar.

Indicó, acerca de los daños sufridos en el escenario, que estos “tienen una causa común, el vandalismo, y no solo en este, sino en otros sitios. Los postes de luz se los roban son reiterados los casos, ya son robos sistemáticos, a veces de personas de calle que luego venden, y con las luminarias de las piletas, han desmontado varias.

postes

“Se roban los cables, nos cuentan que cuando se remodeló hace 10 u 11 años el parque, el sistema de luces no duro ni un año. El año pasado pintamos, pero ahora se tiene planeado un rediseño, estamos en etapa de diseño, debe mantener la vocación de parque de Música y se mantendrán las esculturas; muy pronto tendremos para evaluar la puesta en marcha”, informó Carlos Fernando Uribe.

El gerente de Ibagué Limpia también resaltó de manera negativa la seguridad, y recordó el caso ocurrido con la escultura de la flautista que fue recuperada el año pasado y puesta nuevamente en su lugar.

Añadió que con la intervención que se haga sobre el lugar, incentivarán actividades para atraer personas al lugar y alejar consumidores o personas que utilicen en lugar como escondite para cometer delitos.

El Gerente de Ibagué Limpia informó que ayer se tenía planeado, con las cuadrillas de limpieza arreglar el Parque, pero debido a la lluvia y al robo de una luminaria en el Parque de Bolívar, antes de terminar la semana se realizarán labores de rocería en el escenario de la carrera Primera entre calles Novena y Décima.

“Importante también el apoyo de los ciudadanos, de denunciar conductas vandálicas sobre nuestros parques, es complicado que la ciudad cubra tantos daños, es importante aprender a cuidar lo nuestro”

Uribe Jaramillo

 

Redacción Generales

Comentarios