Los socorristas tolimenses que ayudan en la reconstrucción de San Andrés y Providencia

Crédito: Suministradas - EL NUEVO DÍAEn carpas, atienden a los pacientes de Providencia, luego de la destrucción parcial del hospital, allí también tienen espacio para enfermos con Covid-19.
Continúan en labores los voluntarios de la Defensa Civil seccional Tolima, que viajaron a San Andrés y Providencia con la misión de apoyar en la recuperación de la isla, la cual sufrió graves daños luego del paso del huracán Iota en noviembre del año pasado.
PUBLICIDAD

En diálogo con el mayor Luis Fernando Vélez Soto, director de la seccional y quien viajó con otros cinco voluntarios del Departamento y un funcionario, explicó el trabajo que junto con socorristas de otras ciudades, cumple en la isla Providencia.

Los voluntarios tolimenses, quienes viajaron el pasado 24 de enero al departamento y están en la isla Providencia, son los encargados de mantener las carpas adecuadas como hospital, ejercer actividades sociales, ambientales y de entrega de ayudas humanitarias.

El Director de la seccional informó, que debido a los daños que sufrió el techo del hospital, fue necesario acondicionar un módulo con 10 carpas grandes y equiparlas con material necesario para prestar atención a los pacientes. 

“La misión principal que desarrollamos es velar por la conservación y mantenimiento de la Unidad de Respuesta Rápida en Salud, que es el hospital regional, el cual funciona en las carpas de la Defensa Civil.

Generales.

“La ONG mexicana Cadena, donó 315 carpas, y estas las armamos en distintos sectores de la isla para ser entregadas a los damnificados. También mantenemos con actividades de acción social encaminadas hacia menores y adolescentes y estamos en la recuperación de un parque para que sea funcional”, indicó el mayor Vélez.

En este trabajo articulado del Gobierno nacional con las instituciones, como la Unidad de Gestión del Riesgo, Armada, Policía, Defensa Civil, Bomberos y Ejército, este grupo de siete tolimense buscan devolver un poco la tranquilidad a los isleños.

“Nuestros voluntarios fueron seleccionados por sus capacidades, representación y gracias a la confianza de la Dirección General en Bogotá que nos encomendaron para esta importante tarea de ayudar a los colombianos de la isla.

“Continuaremos en esta labores, estamos atentos bajo un trabajo fuerte, bajo el sol, pero con la satisfacción del deber cumplido para ayudar a la comunidad”, apostilló el director seccional.

Redacción generales

Comentarios