Tristeza por la muerte de bebé

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DIAEl martes 9 de febrero a las 6:35 de la tarde, el niño presentó muerte súbita. Permaneció 17 días en cuidados intensivos. Imagen de referencia.
Doble tristeza embarga a una familia espinaluna. Aunque tenían la esperanza de que el hijo de la joven que falleció el mes pasado a causa del Covid-19, pudiera sobreponerse y vivir para convertirse en el legado de su madre, de manera infortunada las directivas del hospital Federico Lleras Acosta informaron que el bebé no logró sobrevivir.
PUBLICIDAD

“El niño estuvo en muy malas condiciones, de acuerdo con su estado crítico por asfixia perinatal severa producto del show que tuvo la materna. Además presentó falla renal aguda y una hemorragia gastrointestinal. Se le tomó prueba de Covid-19, cuyo resultado fue negativo”, dijo Luis Eduardo González, gerente del Hospital. 

El funcionario lamentó el hecho. Acotó que es una situación muy dura también para el grupo de pediatras e intensivistas del centro médico. Este miércoles la familia efectuaba los trámites respectivos para la entrega del cuerpo. 

 

La historia

El pasado 19 de enero, una mujer de 31 años y con 32.6 semanas de gestación, llegó al hospital San Rafael de Espinal. Tenía síntomas sospechosos de Covid -19, le practicaron la prueba y el resultado fue positivo. 

En dos días su estado de salud se deterioró tanto, que los galenos decidieron remitirla al hospital Federico Lleras de Ibagué. 

El 23 de enero, la materna presentó una complicada dificultad respiratoria, el oxígeno en la sangre registró una baja significativa, por lo que fue ingresada a una cesárea de emergencia. 

A sus pulmones llegaba tan poco oxígeno, que no le alcanzó para suplir las necesidades del bebé. A raíz de esto, el niño no lloró y los médicos tuvieron que reanimarlo con masaje cardíaco durante cinco minutos. 

Fue intubado e ingresado a la UCI neonatal del centro médico. Presentó una lesión cerebral severa. Al día siguiente, el domingo 24 de enero, la madre dejó de existir. 

 

El virus sigue presente

El médico neumólogo, Harold Trujillo, indicó que tras la apertura económica, debido a la disminución de nuevos contagios, es importante que los ciudadanos sigan al pie de la letra los protocolos de bioseguridad y salgan de casa solo si es estrictamente necesario. 
Refirió que debe haber un equilibrio entre la salud y la economía y espera que la reactivación de bares no incremente el número de casos, pues de ser así, no descartó que la ciudad pueda volver a los toques de queda y medidas restrictivas. 

Este medio conoció que la mujer era madre de otros dos niños. Al parecer, laboraba en un Fruver en Espinal y frecuentemente viajaba a Bogotá, donde posiblemente se contagió.

 

DATO

24 de enero fue el día en que la madre del bebé falleció. El 23 le practicaron una cesárea de emergencia.

Redacción Generales

Comentarios