Sin cruz en la frente: así se impondrá la ceniza en el Tolima

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DIAMonseñor Orlando Roa Barbosa, arzobispo de Ibagué, recreando el modo en que se pondrá la ceniza.
La Arquidiócesis de Ibagué dio a conocer las directrices para que los feligreses reciban mañana el sacramento, con el que se da inicio a la Cuaresma.
PUBLICIDAD

El Miércoles de Ceniza da inicio al tiempo de cuaresma, es un día penitencial que recuerda al ser humano su fragilidad y condición de debilidad y que su tránsito por el mundo es temporal, y para esta ocasión, en época de pandemia, la directriz para la imposición de la ceniza, será distinta.

En diálogo con el Arzobispo de Ibagué, monseñor Orlando Roa Barbosa, explicó la manera en que este año los feligreses recibirán el sacramento, que recuerda que somos de polvo y al polvo volveremos.

“Se trata de un significado penitencial, que nos invita a pensar en la importancia de la conversión, dar un paso adelante y reconocer que somos pecadores delante de Dios y la persona se hace imponer la ceniza para reconocer su condición y pedir perdón a Dios”, explicó monseñor Roa.

En este año atípico, la iglesia modificó este rito, y por ello, los fieles no recibirán la cruz de ceniza en su frente, sino que después de la primera Santa Misa, en la que esta se bendice, cada persona la recibirá sobre su cabeza.  

“Cambia la forma, pero la esencia, el significado es el mismo. La propuesta es que en cada parroquia se bendiga la ceniza en la primera Santa Misa de este miércoles  y luego el sacerdote se dirija a los presentes y les diga la fórmula, ‘conviértete y cree en el Evangelio’, o ‘recuerda que polvo eres y al polvo volverás’, lo dice para todos y, conservando los protocolos de distancia, pasa la persona.

“Entre nosotros está la tradición de ponerla en la frente, un poco humedecida con agua bendita, pero la recomendación este año es, que sin entrar en contacto físico, se tome la ceniza y se ponga un poco sobre la cabeza”, explicó el Arzobispo de Ibagué.

Arzobispo

Arzobispo de Ibagué, monseñor Orlando Roa Barbosa. 

 

Horarios

Cada parroquia tiene su propia programación, la mayoría iniciará desde temprano la celebración, y durante el día la impondrán, por supuesto, luego de un momento de oración, con el fin de evitar que esta se convierta en una práctica superficial y sin sentido.

“Importante, debemos liberar la ceniza de supersticiones, ya que hay gente que cree que si no se la pone le va a ir mal o que la ceniza sirve para curarse de una enfermedad o conseguir empleo, y no, es para pedir perdón a Dios por alejarnos de él, por dejarnos llevar por la soberbia, y caer en pecado”.

Es de recordar que la ceniza se elabora con los ramos que fueron bendecidos durante la última celebración de Domingo de Ramos, estos se secan y queman. 

“Recordemos que los Ramos sirvieron para aclamar a Cristo como rey del universo, como nuestro Mesías”, añadió monseñor Orlando Roa.

 

“Que el Espíritu Santo reavive la llama del amor que hay dentro de ti, ministrando cada día de tu vida, y que tu espíritu sea con el Padre, Hijo y Espíritu Santo. Bendiciones para todos y seguimos unidos en oración”

Bendición del Arzobispo de Ibagué

 

ANTONIO GUZMÁN OLIVEROS

Comentarios