Feligreses extrañaron la ceniza en la frente

Crédito: Helmer Parra / EL NUEVO DÍA
La mayoría de fieles católicos mayores de edad llegaron a las parroquias de Ibagué con la frente en alto, esperaban como todos los años recibir la señal de la Santa Cruz hecha con ceniza, pero la sorpresa para muchos fue la corta oración y la ceniza sobre la cabeza.
PUBLICIDAD

Algunos ya sabían la nueva directriz de la Santa Sede, y otros sí lo tomaron con sorpresa, pero para todos, lo importante fue recibir este sacramental de la iglesia católica, con la que se da inicio a la Cuaresma.

El padre Jorge Arévalo de la iglesia Espíritu Santo del barrio Jordán Octava etapa, explicó la importancia de la imposición de la ceniza como signo penitencial y no incide en nada la manera en que se cambió el rito debido a la pandemia.

“La iglesia universal inaugura con este ciclo penitencial el camino cuaresmal, que es la preparación hacia la pascua, es un llamado a todos los fieles a la conversión, al cambio de vida, a la santidad, a activar la vida, conservarla y protegerla”.

 

Opine

Opine

Opine

Opine

 

 

Opine

Redacción Generales

Comentarios