Cuestionar lo incuestionable: el feminismo se toma la FM en Ibagué

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍAAborto, anticonceptivos, paridad en la política o en las empresas e igualdad en los salarios son algunos de los temas abordados en sus programas.
Tres jóvenes son las pioneras en poner a discutir a la ciudad sobre feminismo. Con su programa Las Áxidas, transmitido a través de la emisora en FM de la Universidad del Tolima, debaten sobre el papel de la mujer en la sociedad.
PUBLICIDAD

Desde hace varios meses Las Áxidas han puesto temas aún polémicos en la discusión pública en Ibagué desde la radio FM. El aborto, métodos anticonceptivos, el papel de la mujer en la ciencia y, en general, cualquier debate relevante es abordado desde una perspectiva de género, todos los miércoles a las 3:00 p.m. en los 106.9 FM de la Radio Universidad del Tolima.

Los movimientos feministas, y sus discusiones, han empujado los avances más importantes en cuanto a la reivindicación de derechos de las mujeres. De cuestionarse lo que por años se ha dado por sentado han surgido la mayoría de las mejoras sociales que hoy damos por normales.

En este momento, el programa tiene tres integrantes, quienes llevan varios meses al frente de este proyecto comunicativo. Son Ana María Quintero, Daniela Correa y Lorena Solano. Sin embargo, los antecedentes vienen de sus clases en la Universidad del Tolima.

“En el programa de Comunicación social - periodismo venía andando un colectivo de estudios de comunicación con enfoque de género. Cuando se lanza la emisora en FM de la institución su director, Arlovich Correa, nos invita para que llevemos ese enfoque a la nueva emisora”, cuenta Lorena Solano.

 Generales

El inicio del proyecto

“Las Áxidas nacen, más allá de cualquier cosa, de la idea de traer algo diferente a la radio en Ibagué, sobre todo a la FM. Queremos ayudar a romper los discursos que hay sobre las mujeres, discutir para desmontar esos imaginarios errados”, dice Lorena Solano.

En este tiempo han hecho énfasis en temas relacionados con la sexualidad y la violencia de género. En esos dos ejes, dicen, están cimentando la estructura patriarcal que quieren desmontar. “Los diferentes tipos de violencia, incluidos claramente los feminicidios que viven las mujeres de Ibagué, son el eje de nuestros programas”, aseguran.

Cuando tratan temas tan cercanos a las mujeres del común es inevitable que les escriban contando sus historias: “Yo viví violencia, sé de lo que hablan. Las mujeres quieren contar sus casos, hablar de sus experiencias o simplemente hacer denuncias. Al final hay muchas similitudes en los problemas a los que nos enfrentamos como mujeres”.

 

La pedagogía del feminismo

La forma en que Las Áxidas discuten sus temas, como la participación política de las mujeres o su papel en el desarrollo de la ciencia, por mencionar otros, es clara e intenta ser sencillo en su lenguaje para llegar a un público más amplio.

“El programa le ofrece una mirada de género a la ciudad y le permite consumir a las nuevas y antiguas audiencias otro tipo de contenidos que se preocupan por la formación más que por la entretención’’, afirmó Daniela Correa.

Llegar a audiencias mayores es importante, dicen, porque ayuda a que las personas, en general, contraviertan su forma de actuar, sin importar en qué se desempeñen. Daniela Correa dice sobre esto que: “A la pedagogía del feminismo se le coje con pinzas porque se tiene la idea de que quiere derrumbar la sociedad, lo cual es equivocado. En últimas es buscar la igualdad y para eso hay que hacer circular las discusiones, sobre todo en culturas conservadoras como la ibaguereña”.

Generales

Cuestionar lo incuestionable

En la sociedad hay algunos temas que se dan por sentado y cuando se cuestionan generan rechazo. Sin embargo, en esos sitios apuntan sus palabras Las Áxidas.

“Lo ideal es poner en jaque situaciones de la vida cotidiana para que las personas se cuestionen cómo están actuando y si en esas actuaciones hay acciones machistas”, agregó Daniela Correa. 

Por su parte, Ana María Quintero dice que no se trata de convencer a nadie, sino que es generar espacios para cuestionar eso que llaman “normalidad”.

“Hace un par de décadas era normal la esclavitud y hoy nos escandaliza. La sociedad va evolucionando y lo que hoy es normal mañana no lo será. Por eso cuestionamos lo que se considera incuestionable”, explicó Daniela Correa.

 

Cada día más aceptación

Como es inevitable, cuando se habla de temas polémicos como lo que toca el feminismo, ha habido algún grado de rechazo, no obstante, cada día son menos y, por el contrario, la aceptación es mayor.

“Ese rechazo y esas burlas vienen de prejuicios. Sin embargo, cada día se ve menos. Lo que se ve es que las mujeres vamos ganando espacios a través de lo que otras radios, y medios de comunicación en general, no están interesados en tocar”, finalizó Ana María Quintero.

Más que generar peleas, lo que buscan, finaliza Ana María Quintero, es que “las personas que no estén de acuerdo se unan a la discusión, llegar a las audiencias que piensan de otra forma y que entre todos reflexionemos sobre lo que no está bien”.

Cuéntanos tu historia en historias@elnuevodia.com.co

Generales

Camilo Jiménez

Comentarios