Rafael González, un orgulloso tolimense que le apuesta a la educación

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DIARafael González.
Por más de 15 años ha estado vinculado al sector educativo de la región. Tras haber estado fuera del Tolima para cursar sus estudios de doctorado en Barranquilla, regresó al departamento con el firme propósito de retribuir a su tierra todo lo que le brindó.
PUBLICIDAD

El exdirector del programa de Comunicación social – Periodismo de la Universidad del Tolima, y ahora aspirante a la decanatura de la facultad de Ciencias Humanas y Artes, habló con EL NUEVO DÍA, sobre por qué cree que los tolimenses deben trabajar por engrandecer esta región y no olvidar de dónde venimos.

 

Siempre tuvo claro su rumbo

Grados

Ibaguereño de nacimiento, pero con familia de escritores del Líbano, y de Alpujarra, al sur del departamento, Rafael González Pardo desde pequeño se interesó por conocer la herencia cultural del Tolima.

Cursó su bachillerato en el colegio Champagnat y se graduó en la promoción de 1998. Para esa época, en Ibagué no existían programas de Comunicación social, por lo que tuvo que irse a estudiar a la Universidad Javeriana en Bogotá. Una vez culminó su carrera profesional, regresó a la capital tolimense para tomar las riendas del pregrado en Comunicación social – Periodismo, que apenas hace un año había inaugurado la Universidad del Tolima.

En el 2007 y con apenas 25 años, se desempeñó por nueve años consecutivos como director del programa de comunicación, que durante su periodo recibió la acreditación de alta calidad. También fue presidente de la Asociación Colombiana de Facultades de Comunicación (Afacom), y director de los países andinos de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación (Felafacs).

“Estos espacios generaron que la UT y el programa de Comunicación social entraran en un radar que permitiera movilidad de docentes y que los estudiantes participaran en programas internacionales. Dichas apuestas llevaron a que el consejo de fundadores de Coreducación, universidad ubicada al norte del Tolima, decidiera nombrarme ciudadano destacado”, declaró.

 

Su ida y regreso al Tolima

Tolima

Rafael González, dejó la Universidad del Tolima en 2016, tras ganar una beca de Colciencias, que le otorgó la posibilidad de hacer un doctorado en comunicación en la Universidad del Norte en Barranquilla, estudios que culminó con broche de otro, pues en su tesis doctoral, el ibaguereño obtuvo la nota más alta. No obstante, decidió regresar al Tolima para retribuir sus conocimientos al departamento que le dio todo para su crecimiento profesional.

“Volví al Tolima, y en especial a la UT, porque la universidad pública transformó mi vida. Con ella aprendí que realmente hay problemáticas del país que no conocemos; que la única forma de construir país es respetando al otro y trabajando con el otro, y que tenemos una riqueza cultural y académica muy importante que no hemos sabido potencializar”, sostuvo González.

“Mucha gente se va del Tolima porque no encuentra oportunidades, pero la mejor forma de abrir nuevos espacios es que aquellos que nos fuimos nos regresemos y busquemos cómo abrimos espacios para que se queden aquí”, agregó.

 

Proyecciones en la academia

Decanatura

En la actualidad, Rafael es aspirante a la decanatura de la facultad de Ciencias Humanas y Artes de la Universidad del Tolima, cuyas elecciones serán en mayo próximo.

“El mensaje fundamental es que debemos fortalecer la educación del Tolima generando diálogos no sólo para garantizar calidad académica sino también escenarios que permitan mejorar el trabajo. Quiero poner mi experiencia, mi conocimiento y que en la UT se construya una facultad con muchas miradas, pero con un horizonte compartido”, destacó González.

Una de sus grandes apuestas es la consolidación de posgrados que estén enfocados en cada programa que tenga la facultad. Así mismo, tiene el anhelo que desde la academia se generen espacios en torno a una política de género, y que se lideren ideas de fondo, de manera que se convierta en un eje transversal en los currículos académicos.

 

Un ‘pijao’ orgulloso

Tras cosechar varios logros en el ámbito educativo, Rafael regresó a su tierra pues considera que está en deuda con su departamento. “El Tolima ha demostrado históricamente que está hecho de personas grandes que le han aportado al país. Me considero un orgulloso tolimense por mi familia, esposa e hijos y porque hoy nos reconocen en varios sectores gracias a las fortalezas académicas y tenemos toda la capacidad para ser protagonistas en la transformación del país”, declaró.  

“Si nos convenciéramos del capital humano, turístico y científico que tenemos como departamento, hoy estaríamos revolucionando y liderando muchas transformaciones de país. Ya lo estamos haciendo en algunas investigaciones, pero estoy convencido de que podemos dar mucho más”, concluyó González.

 

DATO

Por cada millón de habitantes de Colombia, hay 16 personas con doctorado. 

 

DATO

9 años consecutivos fue director del programa de Comunicación social – Periodismo de la Universidad del Tolima.

Redacción Generales

Comentarios