Fallece poetisa ibaguereña, el Tolima está de luto

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
La poetisa ibaguereña falleció a sus 88 años el pasado 4 de abril.
PUBLICIDAD

Laura Quijano Guzmán, nació el 17 de agosto de 1932 en Ibagué; en su niñez una poliomielitis le causó la dismetría de una de sus piernas, lo que le generó una discapacidad física, sin embargo, esto no fue impedimento para que alcanzara sus sueños.

Desde muy joven la vocación de servicio fue su pilar de vida, por ello conformó la asociación Luisas de Marillac, con el objetivo de brindar voluntariado en el asilo de ancianos San Vicente de Paul, en el barrio La Pola, donde actualmente funciona el hotel Casa Morales.

En 1976 conoció a Lucía Huertas, viuda del ex gobernador del Tolima Yezid Castaño González, con quien trabajó por el bienestar de los abuelos de la ciudad.

La sobrina de la poetisa, Ana María García, le contó a EL NUEVO DÍA que “a mi tía la inspiró (Lucía Huertas) para que se apersonara del ancianato”, y a raíz de esa entrañable amistad a la que se sumaron Yezid Castaño, Jaime Zorroza, Amanda Gallo, Eduardo De León y Yamile de De León para conformar la Corporación Jardín de los Abuelos.

Según Lucía Huertas, Laura Quijano se caracterizó por su vocación de servicio, su disposición y colaboración; siempre a pesar de su discapacidad hizo labor social al interior del Jardín de los Abuelos y perteneció a la Junta Directiva de la Corporación por más de 40 años.

Asimismo, su sobrina la recuerda como una mujer luchadora y un ejemplo de tenacidad, esfuerzo y trabajo. 

Una de las anécdotas que Ana María tiene grabada en su memoria es la caminata “Panam”, una actividad que se realizó en Ibagué con el objetivo de recaudar fondos para la construcción del hogar geriátrico, que contó con diferentes personalidades de la farándula colombiana, entre ellas Pacheco y, que gracias a esta se obtuvieron los recursos para los primeros cimientos del Jardín de los Abuelos.Banquete Jardín de los abuelos

Su amor por las letras

Desde muy joven descubrió su pasión por las letras, era la encargada de redactar los mensajes de cumpleaños y fechas importantes, cuando se desempeñaba como secretaria en la Gobernación del Tolima, poco a poco fue fortaleciendo su habilidad, hasta convertirse en una de las primeras mujeres reconocida como poetisa colombiana; galardón que obtuvo en 1994 en Roldanillo, Valle.

Perteneció al Taller Literario de la biblioteca Darío Echandía, del Banco de la República en Ibagué, y escribió dos libros de poemas: Moramay y Agosto en la ventana, en los que a través de sus prosas homenajeó a personalidades como Gabriel García Márquez y el pintor Ómar Rayo; a su vez, le dedicó varios versos a sus hermanas, a quienes amó y cuidó hasta su último suspiro.

Su amor por la ciudad que la vio nacer, la inspiró para relatar la historia de Ibagué a través de reseñas, escribió sobre el Conservatorio del Tolima y el Colegio Santa Teresa de Jesús, de donde era egresada.

Durante el mandato de Belisario Betancur, intercambió varias cartas con el ex presidente, en una de ellas, Laura le envió un poema sobre la paz en Colombia y él en agradecimiento le hizo llegar una réplica del cuadro de la Paloma de la paz.

Presentación de obras

La música y el folclor

Hizo parte de la fundación Amigos del Conservatorio del Tolima, donde realizaban diferentes actividades para obtener recursos para el funcionamiento de la academia musical.

Su amor por la música la inspiró a componer el himno del Museo Rayo en Roldanillo - Valle, que posteriormente fue musicalizado por el maestro Campra Lilixz Osorio Orjuela, por solicitud de Laura.

Asimismo, formó parte de la Corporación Folclórica del Tolima, entidad que hoy en día es conocida como la Corporación Festival Folclórico Colombiano.

Con el maestro Ómar Rayo

DATO

En diferentes oportunidades recibió homenajes por parte de la Corporación del Jardín de los Abuelos por su colaboración para la planeación y ejecución del banquete de la solidaridad y por su vocación de servicio.

DATO

Trabajó como jefe de escalafón en la Secretaría de Educación del Tolima, fue secretaria del secretario de Salud departamental Ramiro Lozano Neira e hizo parte de la candidatura presidencial de Álvaro Gómez Hurtado.

 

“Ella fue una mujer soltera que dedicó su vida a sacar adelante a su familia, nos ayudó a todos los sobrinos y nos adoptó como si fuéramos sus hijos” Ana María García Ruiz. 

 

Redacción Web

Comentarios