“Protestas prepararán el escenario para que la izquierda llegue al poder”

Crédito: Jaime Moreno / VANGUARDIALas protestas sociales que cumplen un mes en Colombia estarían preparando el terreno para una victoria de la izquierda política en las elecciones presidenciales del 2022, según estudios de Control Risks.
Según Control Risks la victoria de Gustavo Petro o de un político de centro izquierda en las presidenciales del 2022 es muy probable, especialmente debido al desempleo relacionado con la pandemia y al aumento de la pobreza.
PUBLICIDAD

Para Control Risks, firma consultora global de riesgos y estrategias que se especializa en riesgos políticos, de seguridad e integridad, las jornadas de protestas que ya cumplen un mes en el país y que nacieron inicialmente para oponerse a una controvertida reforma tributaria, preparan el escenario perfecto para que la izquierda política del país llegue al poder en las elecciones presidenciales del 2022.

Según, Oliver Wack, gerente general de Control Risks para Colombia y la Región Andina, descontento por la corrupción, la ausencia del Estado en las zonas rurales, el aumento de la pobreza del país por cuenta de la pandemia, e incluso el cambio generacional a favor de los acuerdos de paz con las Farc, están abonando el camino para que los políticos progresistas, especialmente el líder de la izquierda radical, Gustavo Petro llegue a la Presidencia el próximo año.

“En el 2019, prepandemia, existía un descontento social creciente en el país. El miedo generalizado sobre la conveniencia para todos de este sistema económico. Después de la pandemia, aumentó el desempleo, aumentó la pobreza y dio pide para la tormenta perfecta que concluyeron con las dinámicas que estamos observando: la gente en las calles manifestando. Pero se juntan más cosas y uno de los aspectos fundamentales tiene que ver con la coyuntura política de hace varios años que podíamos calificar como la época del posconflicto, que con la firma del acuerdo con las Farc abre la puerta a por lo menos un cambio generacional de la forma como se percibe la izquierda política en Colombia. Todas estas protestas preparan el escenario para que la izquierda llegue al poder en el 2022”, explicó Oliver Wack.

 

Empoderamiento de la izquierda

Así mismo, Control Risks considera que ante este panorama que atraviesa Colombia, los políticos progresistas, especialmente el izquierdista populista Gustavo Petro, esperan ganar fuerza a partir del profundo descontento de la clase media y los pobres.

“Lastimosamente lo que pasa cuando la gente tiene necesidades como las que tenemos ahora, cuando la situación está como está, la gente no quiere escuchar soluciones complejas a problemas complejos, la gente quiere escuchar respuestas simples a sus problemas complicados. Quién me da más, quién me soluciona más rápidamente, entonces se junta el contexto y la coyuntura que abre camino a la legitimación de la izquierda política en Colombia con un momento histórico que le abre la puerta al populismo, porque finalmente respuestas fáciles a problemas complejos es el terreno fértil en el cual crece el populismo que promete soluciones que a final no van a ser las que son, pero que en últimas suena más atractivas para mucha gente. Ahí vemos un poco la puerta abierta para una posibilidad de la izquierda política en el poder”, agregó Wack.

 

Lejos del castrochavismo

A pesar de un inminente triunfo en las presidenciales del 2022, Control Risks descarta la posibilidad de que Colombia pueda caer en dictaduras como las que se vivieron en Cuba con Castro o Venezuela con Chávez.

Según la firma consultora global de riesgos el alto poder del legislativo, la independencia de las altas cortes y la desconcentración del poder en las regiones, conllevan a que el fantasma del Castrochavismo se haya convertido en solo una estrategia de campaña de la derecha política en el país.

“Si bien hablamos de una izquierda política en el poder, no estamos hablando de castrochavismo. Para nosotros el argumento que utiliza y que a mi modo de verlo ha sobrepasado la derecha política de Colombia justamente para continuar deslegitimizando a la izquierda, ahora ya no por narcoterroristas sino por chavismo castrista, llega a su fin por una simple razón, a la gente ya no le importa. La gente quiere un plato de comida en su mesa, la gente quiere dinero en sus bolsillos, quiere educación para sus hijos y no le importa si viene de la izquierda o de la derecha política. En Colombia por múltiples razones existe un poder bastante fragmentado entre el legislativo, unas cortes muy independientes y el poder de los ‘caciques’ en las regiones, genera que la política más radical se enfrente a muchos más obstáculos”, puntualizó el directivo de Control Risks.

 

Derecha más radical

La otra cara de la moneda la vive la derecha política en el país, representada por el Centro Democrático y el presidente Iván Duque.

Para Control Risks, el Gobierno Nacional las últimas decisiones tomadas por el Gobierno Nacional están más enfocadas en tratar de satisfacer a la extrema derecha política del país para no perder su respaldo, alentando a la militarización y la represión como el único medio para dar solución al paro que ya cumple un mes en las calles.

“Uno lanza una reforma tributaria y lo critican desde la izquierda hasta la extrema derecha, algo hizo bien. Lanzarla antes del primero de mayo con temas como el aumento en los artículos de la canasta familiar, gente que no está de acuerdo con el salario mínimo y los subsidios del Gobierno, no fue una buena estrategia, como para decir que los cogió de sorpresa. Desde entonces el Gobierno lo que ha hecho es querer posicionarse en la extrema derecha, con anuncios de militarización, para apaciguar al ala extrema del uribismo, porque no tiene mucho más que hacer este gobierno, porque hacia el centro izquierda del espectro político nada tiene que ganar, por lo que la única estrategia que le queda es apegarse lo que más puede hacia el ala más extrema de la derecha y ver si de alguna forma esa estrategia ayuda a perfilar a un candidato de cara a las siguientes elecciones, donde se verá una campaña bastante polarizada, bastante compleja, bastante desgastante de cómo en esta coyuntura electoral y bajo ese entorno”, aseveró el director de Control Risks.

Por ahora el Gobierno Nacional le apuesta a fallidos consensos con los líderes del Comité del Paro para tratar de levantar las protestas, sin mayores avances ni acuerdos, mientras la violencia cada vez se acrecienta en las calles por parte de manifestantes que aprovechas las manifestaciones para realizar actos vandálicos y la represión de la fuerza pública se vuelve cada vez más severa.

 

Meses definitivos

Como es de conocimiento público la política es cambiante y en tal sentido Control Risks asegura que si bien hoy el panorama de protestas sociales en el país es cada vez más favorable para la izquierda, todo puede cambiar según el comportamiento de los próximos meses que le dé el Gobierno Nacional a temas relevantes como la reactivación económica, el plan de vacunación y la reconciliación en el país.

“El panorama más realista para nosotros, es que la derecha política está de alguna forma maniobrando sobre la irrelevancia en la segunda vuelta electoral, que la segunda ronda sería entre un candidato de centro izquierda versus un candidato radical de izquierda, es decir, Gustavo Petro versus por definirse y en esa dinámica el últimas mucho depende de qué va a suceder en estos últimos meses, mucho depende del repunte económico que pueda haber, como se termine manejando el tema de las vacunas, pero según nosotros es bastante factible que en la segunda ronda del 2022, la dinámica de que votamos todos en contra de Petro si nos podría llevar a un candidato de centro izquierda. Pero si me preguntan hoy en día un presidente del centro derecha o de derecha, no lo veo tan factible”, acotó Oliver Wack.

DATO

Ayer se venció el plazo para que los funcionarios públicos con intenciones presidenciales renunciaran y no inhabilitarse.

 

OSCAR IVÁN REY

Comentarios