Incertidumbre por extraña desaparición de Luna

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍALuna desapareció el domingo sobre el mediodía.
Contenido Exclusivo
La incertidumbre impera en una familia ibaguereña tras la desaparición de su mascota que fue arrollada y supuestamente trasladada por un hombre al veterinario pero no hay rastro de ella.
PUBLICIDAD

Un profundo sentimiento de tristeza y desolación embarga a una ciudadana luego de la desaparición de su mascota Luna, una perrita pincher de dos años, en extrañas circunstancias en el barrio El Bosque de Ibagué.

La afectada, que prefirió reservar su identidad, explicó que el domingo anterior a eso del mediodía en un descuido la canina se salió de su lugar de residencia.

Ella apenas notó su ausencia, emprendió la búsqueda en el barrio y sectores aledaños pero sin éxito.

“Nadie me daba razón. El lunes el presidente de la Junta perifoneó el caso de la perrita. Entonces una vecina fue a la casa y me dijo que un carro de alta gama negro había atropellado a la perrita en la entrada (del barrio), es decir al pie del cementerio San Bonifacio”, manifestó.

La denunciante expresó que al momento del accidente aparentemente su vecina se ofreció a quedarse con Luna para cuidarla, no obstante, los ocupantes del automotor indicaron que trasladarían al animalito para que recibiera atención veterinaria.

“Iba un señor con una pierna enyesada manejando el carro y la señora (vecina) me dijo que iba tomado. El que lo acompañaba es un servidor de la Policía cuyo apellido es Velásquez”, refirió.

 

Cuestionamientos

Con esa información la mujer buscó en las clínicas veterinarias del sector de la calle 28 pero sin éxito alguno, hasta que “el martes en la noche logré conseguir el número del cuadrante de Velásquez. Hablé con él, quien aseguró que había llevado al veterinario a Luna y que se había muerto”, dijo.

Esto cayó como un baldado de agua fría a los propietarios de Luna, sobretodo porque lo que conocían era que el vehículo solo le había perjudicado una ‘patica’ al animal. Ante la incredulidad, el hombre supuestamente se comprometió a guiar a la denunciante hasta la veterinaria para corroborar la historia.

“Lo llamé el miércoles y el jueves pero me rechazaba la comunicación. Así que logré contactarme con el capitán de ellos, quien también lo llamó y se comprometió a ayudarme a ubicarlo” aseveró.

La denunciante explicó que su deseo es saber a dónde llevaron a Luna, pues confía en que está bien. Además, sugirió que alguien se pudo quedar con el animalito y le están ocultando esa parte de la historia.

“Si no fue el policía, entonces fue el veterinario, porque esas perritas las buscan mucho para las crías. Ni yo la tenía pensado para eso”.

Sin embargo, hasta ayer la mujer no tenía razón del paradero de su mascota ni de los supuestos responsables de haberla arrollado.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción Generales

Comentarios