451 años de historia de Rovira

Crédito: HELMER PARRA / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Rovira, un municipio con un amplio potencial cafetero y turístico, conmemora un año más de su fundación en medio de importantes retos en materia de desarrollo económico y social.
PUBLICIDAD

Las tierras de lo que hoy es Rovira fueron escenario de las más cruentas batallas durante el proceso de la Conquista. Pese a esto, el capitán Diego Bocanegra fundó el poblado como una forma de acelerar el sometimiento de las tribus locales.

En 1570 Rovira fue fundado por Juan de Borja sobre las ruinas del asentamiento indígena que ya había existido en la zona de ‘Hervidero’, el cual era incendiado de manera recurrente por los indígenas que se resistían a la colonización. Su nombre fue Nuestra Señora de la Luz de Miraflores.

Ya para 1577 se trasladó la población al sitio de ‘Hato Viejo’, que fue reforzado con la figura de Encomienda indígena para poder ser protegido. En 1777 se erige como parroquia de Miraflores y se establece a Santa Gertrudis como benedictina de regente del poblado. Se convirtió en un importante lugar de paso entre Popayán y Santafé.

 

Un primer florecimiento

Su desarrollo se debió, en gran parte, a la explotación de minas de oro. En 1853, la entonces Miraflores fue elevada a la categoría de distrito por la Cámara Provincial de Mariquita y confirmada el 13 de octubre de 1887 por decreto número 650. El gobernador era el general Manuel Casablanca.

A lo largo de la Guerra de los Mil Días (1899 – 1902) Rovira recibió una ola migratoria de personas provenientes, principalmente, de Boyacá y Cundinamarca. Estos arribos impulsaron el aumento de la variedad en la agricultura, sobre todo en el pancoger. Así mismo, la colonización paisa enriqueció con diversidad cultural, introduciendo además la producción cafetera y de caña de azúcar.

 

Cambio de nombre

Entre 1929 y 1930 el Gobierno nacional determinó que se debían cambiar los nombres de los municipios que lo tuvieran repetido y, teniendo en cuenta que existía un Miraflores en Boyacá más antiguo, se convocaron a varios sectores para definir cuál sería el nuevo.

Con la ordenanza número 5 del 2 de mayo de 1903 se le cambió el nombre de Miraflores por el de García Rovira. Adicional, en 1930 se cambió de nuevo y se dejó simplemente Rovira, esto porque en Santander ya había una provincia llamada García Rovira.

Esta decisión se tomó luego de una votación, en la cual los estudiantes fueron los que propusieron nombres. Este fue un homenaje a Custodio García Rovira, uno de los patriotas fundamentales en el proceso de Independencia.

Generales.

Periodo violento

Desde 1950 Rovira vive un periodo de aumento considerable de la violencia política. Según varios registros, en menos de 24 meses el 70% de los habitantes del municipio se vieron obligados a abandonar sus tierras para salvar sus vidas.

Entre 1957 y 1964 la tasa de crecimiento anual decreció un 33%, afectando drásticamente la estabilidad económica.

Es hasta 1970 cuando comienza a disminuir la violencia, con lo cual muchos habitantes regresan y el comercio vuelve a florecer. En 1972 se amplían las redes de acueducto y alcantarillado. Luego se abren líneas de crédito para la implementación de procesos agrícolas y el crecimiento económico se hace constante.

 

DATO

Debido a sus grandes minas de oro, azogue y mercurio, fue denominada durante muchos años como ‘Real de Minas de Miraflores’.

Generales.

DATO

Durante el auge de las Farc, el municipio sufrió tomas guerrilleras, desplazamiento y todo tipo de violencias, sin embargo, ha sabido reponerse y hoy se vive un ambiente de más calma y progreso.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

CAMILO JIMÉNEZ

Comentarios