“El periodismo regional es quien mejor defiende los intereses de los territorios”: Alejandro Galvis Blanco

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍA.Alejandro Galvis Blanco, director de Vanguardia.
Contenido Exclusivo
Desde hace más de 100 años la familia Galvis ha sido guardiana de la prensa local del país. Propietaria de 5 medios regionales, además del tradicional Q’HUBO, el periódico más leído del país, fue pionera en la creación de una agencia de noticias en el país con Colprensa.
PUBLICIDAD

Don Alejandro Galvis Galvis fundó el diario Vanguardia Liberal en 1919. Periodista, abogado y político, llegó a ser gobernador de Santander, presidente de la Cámara de Representantes, ministro de Defensa, entre otros importantes cargos.

Su hijo, don Alejandro Galvis Ramírez, fue director del periódico desde 1967. Bajo su gerencia adquirieron otros medios regionales, como El Universal de Cartagena, La Tarde de Pereira y El Liberal de Popayán. Fundaron, también, EL NUEVO DÍA en Ibagué y Vanguardia en Valledupar.

Alejandro Galvis Blanco, actual director de Vanguardia y cabeza de Galvis Ramírez y Cía S.A., le respondió algunas preguntas a EL NUEVO DÍA sobre la relevancia del periodismo regional.

 

Preguntas y respuestas

¿Cuál es la importancia del periodismo regional?

Los medios regionales velan por los intereses de las regiones. Si no existieran, los medios nacionales poco estarían interesados en las regiones. Por eso no habría quién se preocupe por sus intereses y por denunciar la corrupción. Son esos medios los que hacen visibles los problemas para que el Gobierno Nacional se ocupe de ellos y los solucione.

En un país tan centralizado son los que alertan sobre el rezago de las regiones. Incluso, las zonas que no tienen medios de comunicación, como Chocó o La Guajira, son departamentos que no tienen quiénes cuiden de sus intereses.

 

Es algo que va más allá de lo económico…

Exacto. Yo continúo con la opinión de que hay que seguirle apostando al periodismo regional mientras pueda llegar a ser económicamente sostenible. En el caso mío el tema no es de hacerse rico ni de grandes utilidades. Nosotros, como accionistas mayoritarios, no hemos sacado grandes réditos. Más bien, en épocas de sequía, hemos tenido que poner. Y cuando llegan las buenas épocas hay que pensar en el futuro.

Por parte de nosotros hay un compromiso grande con el Tolima por mantener el diario funcionando con unos estándares de calidad que se merece la región. 

La responsabilidad de sus empleados con el diario es bien clara y vale la pena ser resaltado. Eso sigue haciéndolo pensar a uno de que vale la pena seguir haciendo el esfuerzo.

 

¿Cuáles son los retos del periodismo regional en los próximos años?

Los retos actualmente son más claros que nunca, pues son tiempos complicados. Se trata básicamente de supervivencia, pero con altivez y sin entregarse a nadie, siempre teniendo independencia. Económicamente están sufriendo, pero el valor de entregar información contextualizada a lo local vale más que cualquier cosa.

 

¿Qué experiencias de éxito del periodismo en su región podría mencionar?

Son innumerables y permanentes. Acá en Santander, por ejemplo, hay varias personas muy poderosas de las que Vanguardia hizo visible sus trampas. Atacar la corrupción es importantísimo: le devuelve, de cierta forma, los recursos a la ciudadanía.

Pero también la visibilización de la inseguridad o de la necesidad de proyectos para las comunidades. Son cosas prácticamente diarias y pues ahí la magnitud del periodismo para las regiones. Cuando se publica algo que no está funcionando y luego lo arreglan son experiencias de éxito tangibles.

 

¿Cuáles han sido sus motivaciones personales para apoyar el periodismo regional durante tantos años?

Es como una herencia que me dejó mi papá. La motivación de haber visto el cariño que tenía por este oficio y, particularmente, por el periodismo en las regiones: él siempre mantuvo un compromiso total y más que un deseo de generar riqueza o algún lucro económico, el principal motor de mi papá fue no dejar que muriera el periodismo regional. Recuerdo particularmente su participación en EL NUEVO DÍA con su fundación.

periodismo

 

¿Cómo fue ese momento en que su papá quiso participar en el periodismo regional en el Tolima?

Él estaba muy consciente de que había unas regiones que no tenían diarios propios. Sabía que para alguien de Bucaramanga no era factible fundar un periódico en Ibagué y que fuera exitoso. Tenía esa necesidad y buscó unos socios regionales para entregarle al Tolima su periódico.

EL NUEVO DÍA se fundó de ceros al ver esa necesidad y mi papá siguió por años con su convicción de que no se podía dejar perder el periodismo regional. Le gustaba mucho la gente del Tolima. Tenía muy buenos amigos. La comida le encantaba: especialmente el famoso viudo de capaz.

Él disfrutaba mucho del quehacer diario de los medios y lo hacía muy feliz ver que se podía aportar algo en las regiones. Por eso fue el abanderado en Colombia del periodismo regional y en algún momento tuvo seis diarios.

 

¿Cómo se convirtió en ese abanderado del periodismo regional?

Nosotros compramos participación en Cartagena (periódico El Universal), inclusive llegó a tener el 80%, pero él quería que los cartageneros fueran los dueños del periódico regional y entonces buscó socios y se diluyó esa participación.

En el caso de Pereira, habiendo visto lo que se había hecho en Cartagena, lo buscaron varias personas, uno de ellos el expresidente César Gaviria, para que le diera otro rumbo al periódico.

En Popayán también lo buscaron porque sabían que tenía esa capacidad de hacer que ese tipo de empresas funcionaran bien y así se fue formando esa pasión por los medios locales.

 

¿A usted qué le gusta del Tolima?

El Tolima es una región que, yo creo, es muy importante para Colombia. Es una fuente de alimentos muy importante. Está en una zona muy central y muy productiva. Tal vez, haciendo referencia al periodismo, el periodismo regional no era fuerte por su cercanía con la capital del país. Por esa misma cercanía con Bogotá muchas industrias estuvieron dormidas: quien quería un vehículo se iba a Bogotá y lo compraba. Para beneficio de la región los tolimenses están comprando allá y eso es de gran ayuda.

Ha habido muchos cambios en los últimos años, un número importante de ellos han sido promovidos por el periódico.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

CAMILO JIMÉNEZ

Comentarios