Más detalles del fallecimiento de enfermera víctima de bala perdida en Ibagué

Los individuos que atacaron a la enfermera aún están libres.
Crédito: Fotos: Suministradas / EL NUEVO DÍA.Los individuos que atacaron a la enfermera aún están libres.
Contenido Exclusivo
Una familia perdió a un gran ser querido por culpa de la delincuencia que no da tregua en la capital del Tolima. La enfermera de la Unidad de Salud de Ibagué, de El Salado, Sandra Liliana Cruz Guzmán no logró recuperarse de los traumas que le ocasionó una bala perdida.
PUBLICIDAD

Caso

 

El 15 de noviembre, un proyectil atravesó la cabeza de la enfermera luego de que un par de delincuentes que pretendían atacar a una pareja que estaba en una panadería del barrio El Salado disparó de manera indiscriminada y una de las balas entró por un lado de la frente y le salió por el parietal izquierdo. 

Desde ese día, los médicos de la Clínica Nuestra lucharon cada minuto para mantener con vida a la enfermera, sin embargo, el lunes por la noche se conoció su deceso.

Mientras los seres queridos, amigos y compañeros de Sandra Liliana están de luto, las autoridades aún no han capturado a los culpables, aunque al parecer, los tienen identificados y saben que los móviles presuntamente, están relacionados con un ‘ajuste de cuentas’ por problemas pasionales entre los criminales.

 

Suministradas / Archivo / El Nuevo Día.

 

En la USI aún no pueden creer que la compañera que con amor y pasión entregó cerca de 14 años de su vida a los pacientes y a la labor como enfermera, ya no los acompañará más.

Ayer por la mañana le rindieron un homenaje a Sandra Cruz, esa mujer que brindó una atención humanizada a los usuarios: “Desde la Unidad de Salud de Ibagué elevamos nuestro gran sentido de agradecimiento con ella y su familia, y enviamos todo el apoyo a sus seres queridos”, publicaron.

Por su parte, colegas de José Antonio Cruz, padre de Sandra se unieron a los mensajes de solidaridad por la partida de su hija: “Sandra Cruz llevaba varios años laborando en la USI del Salado. Para nuestro colega nuestra solidaridad en este momento de profundo dolor”.

 

El ataque

 

El día de los hechos, Sandra Liliana salió de su morada ubicada cerca al colegio Inocencio Chincá hacia la zona céntrica del Salado, iba en compañía de su progenitora para pagar un recibo del celular, pero de regreso se encontró con una gran desgracia cuando cruzó por el local donde los delincuentes al parecer, tenían la intención de asesinar a un hombre conocido como ‘El Tuerto’ y una mujer, quien sería su compañera sentimental.

Sandra habría empujado a la mamá al piso para salvaguardar su vida, pero una de las balas impactó a la profesional de la salud. 

 

Cifra

 

49 años de edad, tenía Sandra Liliana Cruz.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

Redacción Generales El Nuevo Día

Comentarios