Secretaría de Salud del Tolima invita a celebrar sin pólvora

El Gobierno Departamental inició una agresiva campaña para evitar tragedias por la manipulación de la pólvora. El Secretario de Salud del Tolima, Jorge Bolívar, invitó a todos los alcaldes para redoblar la vigilancia y proteger a la comunidad.
PUBLICIDAD

Con el fin de evitar al máximo el número de personas quemadas con pólvora, la Gobernación del Tolima, a través de la Secretaría de Salud Departamental, inició con el apoyo de todos los miembros del Comité Departamental de Pólvora, acciones de prevención para el uso de productos pirotécnicos en esta temporada de fin de año.

La campaña denominada “Enciende tu Vida – Apaga la Pólvora” , según el secretario de Salud del Tolima, Jorge Bolívar, busca disminuir al máximo el número de personas quemadas para no repetir las duras cifras del año pasado, cuando se registraron en el Departamento 81 personas lesionadas por la utilización inadecuada de la pólvora.

Desde la comandancia Operativa de Seguridad Ciudadana de la Policía Metropolitana, socio estratégico de la Campaña Departamental, se ordenaron operativos en conjunto para detectar aquellos puntos de expendio y fabricación de estos elementos que ponen en riesgo la integridad de los ciudadanos.

El llamado que se hace desde la Secretaria de Salud, es redoblar todas las acciones de prevención debido a que este año ha sido atípico frente a lo que acontece en el mundo con la pandemia originada por el Covid-19. Es así como a los mensajes de no dejar utilizar pólvora a los menores de edad, a no mezclar el alcohol con la pólvora, se le suma el autocuidado como son la utilización correcta del tapabocas, el distanciamiento físico y el lavado frecuente de las manos. 

Mayores controles

El secretario de Salud Departamental, Jorge Bolívar, busca instar a todos los alcaldes de los municipios del departamento para que se prohíba la comercialización de la pólvora y así evitar que muchas familias vivan una Navidad y fin de año en tragedia. A pesar de que esta posición se presentó ante el Consejo Departamental de Riesgo, es claro que la normatividad permite la venta de estos productos pero sugiere el funcionario que se deben realizar controles estrictos en las poblaciones que permitan la utilización de estos productos para que se cumplan con todos los protocolos aprobados en el país y así evitar heridos y hasta mortalidades.  

“Este es un flagelo de cada año; lamentablemente el goce y disfrute en varias ocasiones termina en tragedia, lágrimas o con fallecimientos. El año pasado fue difícil en el Tolima, ya que hubo más de 80 personas quemadas.
Está demostrado que a veces no se cumplen los protocolos, así se permita la venta, y ahí se generan los riesgos”, indicó Bolívar.

El jefe de cartera añadió que la pólvora es peligrosa y de mucho cuidado; debemos cumplir con nuestras competencias ya que no se puede sacrificar la vida de personas y niños, estos últimos que a veces ni la manipulan, sino que por curiosidad salen a mirar y terminan quemados. Muchas veces sale un volador, el cual en vez de coger para arriba sale hacia algún lado, y termina un niño quemado, con un ojo afectado o con consecuencias negativas. Vamos a ser muy serios en nuestra postura y nos preocupa también el pico pandémico por Covid-19 que enfrentamos hoy. Tenemos una ocupación de camas UCI del 70 %”, apostilló el Secretario de Salud Departamental.
El Secretario añadió además que con  ‘La campaña Enciende tu Vida, Apaga la Pólvora’, hay mensajes importantes para sensibilizar a toda la comunidad. 

Estadísticas

Según cifras entregadas por la Gobernación del Tolima, desde hace años existe preocupación por estas temporadas decembrinas porque existe un aumento de los casos, año tras año. 
Los números del año pasado dejaron a la región como el tercer departamento con más quemados, y por población, se ubicó por encima de Bogotá y Medellín. De los casos presentados en la última temporada, el 30% correspondió a población infantil situación que prende las alarmas. Además, en el Tolima se registró la única mortalidad en el país por pólvora. 
A este preocupante panorama, se le suma que el departamento no cuenta con un pabellón de quemados o una sala especial para la atención de este tipo de pacientes.

“Este manejo se hace más complicado aún porque no tenemos un pabellón que preste esta atención especializada; es necesario remitir a los pacientes a ciudades como Bogotá, Medellín o Manizales. 

"El llamado es a los padres para que cuiden a sus hijos; el año pasado se presentaron casos donde  niños sufrieron amputaciones de los dedos de sus manos y perdieron la visión y no queremos que esto pase; por eso iniciamos estricta vigilancia desde el primero de diciembre y así estaremos hasta el 16 de enero del 2021”, expresó Fair Alarcón.

EL NUEVO DÍA

Comentarios