En Doima-Tolima se construye el primer proyecto bioclimático de Colombia en categoría de casas campestres

Crédito: Condominio San Francisco Campestre
Reciclar, ahorrar energía, elegir productos reutilizables, proteger los ecosistemas, reducir la contaminación, y ahorrar agua, son algunas de las acciones que hoy pueden contribuir de manera directa en la preservación del medio ambiente.
PUBLICIDAD

Y es que Colombia es un país único cuando de medio ambiente se trata. Según el Ministerio de Ambiente, alberga cerca del 10% de la biodiversidad del mundo, tiene cinco reservas mundiales de biósfera y es el segundo país con más biodiversidad por kilómetro cuadrado. Estos hechos convierten al país en una potencia a nivel medioambiental y lo ubican en el grupo de países megadiversos afines del planeta.

Sin embargo, pese a la riqueza ambiental, la amenazas para el país son grandes, sino se logra una sensibilización y cambios de hábitos de sus habitantes. Así que todos los esfuerzos que puedan realizar personas, organizaciones y empresas, el país lo agradecerá inmensamente.

000

Una constructora tolimense se comprometió con este propósito, y decidió construir un condominio sostenible. Se trata de San Francisco Campestre, el primer proyecto bioclimático de su categoría en Colombia.

¿Por qué es bioclimático?

Hay dos razones fundamentales.

  1. Uso de energía solar

Porque implementará energía solar en las casas, zonas comunes y áreas sociales, incluido el alumbrado público distribuido en 10 kilómetros de vías internas. La energía solar se generará a través de la instalación de paneles solares en puntos estratégicos del proyecto.

Doima – Tolima, la zona donde actualmente se construye San Francisco Campestre, tiene una radiación solar especial, diferente al resto de zonas del país, lo que permite que se pueda desarrollar con éxito el uso de energía solar, una fuente mucho más limpia que la tradicional, porque no genera afectaciones, ni incrementa el calentamiento global debido a que no produce gases de efecto invernadero, ni subproductos peligrosos para el medio ambiente, lo que a su vez ayuda a tener calidad de aire.

000

De hecho, la radiación solar de la zona hizo que Khiron, multinacional canadiense -dedicada al cannabis medicinal- tenga su propia planta en Doima, y opere gran parte de su producción a través de energía solar.

“La pandemia sigue poniendo sobre la mesa varios temas trascendentales. Uno de los que sigue tomando fuerza es la calidad del aire, precisamente porque la mortalidad de Covid aumenta en ciudades donde hay niveles mayores de contaminación. Ciudades como Bogotá y Medellín registran niveles muy altos de contaminación que afectan la calidad del aire que respiran sus habitantes. Vivir en Doima es tener la certeza de respirar aire puro siempre”, manifestó Andrei Varón Rubio, Gerente General de San Francisco Campestre

La energía solar en Condominio San Francisco Campestre no solo estará presente en las 13 hectáreas de zonas comunes, sino también en las 293 unidades de vivienda, dado que dentro del reglamento de propiedad horizontal quedó establecido esta iniciativa, que sin duda aportará elementos valiosos al medio ambiente.

  1. Reutilización de aguas lluvias

El condominio cuenta con tres lagos que van a estar interconectados. Uno de ellos tiene 6 metros de profundidad y será utilizado como almacenamiento de aguas lluvias, desde donde se instalará una red encargada de regar las zonas verdes del condominio. Es decir, que no se utilizará agua potable para este propósito, lo que además permitirá que el costo de administración del condominio sea uno de los más económicos del centro del país.

“Nuestra condición de bioclimático protege el planeta y protege la economía de nuestros inversionistas porque la administración no superará la mitad de un salario mínimo para los lotes más grandes, que están por encima de 4 mil metros cuadrados. El promedio para el resto de lotes puede estar en $250 mil pesos. Estamos comprometido con la preservación del medio ambiente. Somos un proyecto sostenible, y eso nos llena de orgullo. Queremos seguir aportándole al desarrollo del Tolima”, finalizó Andrei Varón.

En el Tolima, se construye orgullosamente, el primer proyecto bioclimático de Colombia. ¿Ya lo conoce?

000

EL NUEVO DÍA

Comentarios