Enseñe a sus hijos a valorar el dinero

Enseñe a sus hijos a valorar el dinero
La educación financiera gana reconocimiento como asunto indispensable de la vida cotidiana de los ciudadanos. Por eso los expertos aseguran que para tener un mayor impacto, esta enseñanza se debe dar desde la infancia. A continuación algunas pautas.
19 Jul 2014 - 2:01am

Redacción

Una de las grandes falencias detectadas en las pruebas del Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa), en la que los estudiantes de secundaria de Colombia se situaron en el último lugar de la tabla de los países evaluados, fue la educación financiera.

Para los analistas, más que un problema de aprendizaje de matemáticas, es una demostración de que los niños y jóvenes del país no tienen, en su mayoría, el conocimiento sobre cómo se administra el dinero, conceptos sobre el ahorro y de administración en general.

“El aprendizaje financiero en los niños y jóvenes debe ser una constante, realizarse de una manera didáctica y estar relacionado con el proceso de formación académica y el ejemplo de los padres”, anota un informe de Asobancaria.

Además, agrega, antes que enseñar la teoría, es importante poner algunos ejemplos prácticos de la vida cotidiana para que descubran la importancia de la administración del dinero y del ahorro.

Este tipo de educación, según los expertos, es recomendable que se inicie desde muy temprano y desde que el niño comprenda que toda acción tiene una consecuencia. Y en la juventud hacer énfasis en otros aspectos como la responsabilidad frente a los gastos y la planeación.

A continuación se muestran algunas claves para enseñar a los niños y jóvenes a manejar el dinero adecuadamente.

Con los jóvenes

Para los más grandes la educación financiera se basa en otros parámetros. A esa edad los muchachos ya entienden más sobre dinero, y generalmente reciben una mesada para el colegio.

Algunos consejos para que los adolescentes aprendan a valorar el dinero son:

- Inculcarles que el ahorro es importante, para que cuando sea adulto se convierta en un hábito.

- Enseñarles a calcular, a través de un presupuesto, cuánto dinero gastará en actividades escolares o de recreación.

- No los rescaten si se gastan su dinero demasiado rápido. Permita que experimenten las consecuencias de sus actos mientras viven bajo su techo.

- Los expertos recomiendan darles la mesada de toda la semana a los estudiantes de primaria y bachillerato. Si lo gastan todo el primer día entonces no tendrá para comprar el resto de la semana y si los padres no acuden para socorrerlos, ellos empezarán a administrar mejor ese dinero.

- Para los estudiantes universitarios se recomienda darles la mesada mensualmente para que se exijan mayor control financiero.

- No entregue dinero porque sí, déselos cuando esté pactado o cuando han hecho algo que lo amerite. Deben saber que el dinero no se regala, sino que es preciso ganárselo.

- Anime a su hijo a abrir una cuenta de ahorros.

Con los niños

“Los niños son constantemente bombardeados con mensajes que les incitan a que gasten dinero, y tenemos que contrarrestar esos anuncios”, dice Sam Renick, consultor financiero y autor de libros infantiles.

Por ello, la recomendación es iniciar desde pequeños a conocer sobre el tema. Algunos consejos para cuando sus hijos son aún muy chicos son:

Déjelo tocar y conocer los billetes y monedas

Al exponer a los niños al dinero, estamos dándoles la base para que en el futuro aprendan sobre las finanzas. De la misma manera que leerles cuentos en voz alta les ayuda a aprender a leer. Basta con que le permita sentir el dinero. A esta edad los niños aprenden mejor cuando tienen la oportunidad de tocar y manipular objetos. Así que olvídese de los gérmenes y permita que su hijo le entregue el dinero al cajero del supermercado.

La alcancía

El tradicional marranito es una costumbre importante. A través de la alcancía los niños aprenden que pueden lograr una meta si ahorran. Pídale que guarde las monedas en su alcancía.

El juego

Jugar a la tienda o al banco, son formas divertidas de enseñar a los niños pequeños que el dinero sirve para comprar. No se preocupe si su niño confunde una moneda de 100 con una de 500, a esa edad, todo es válido.

A cuidar

Es esencial que los niños aprendan a cuidar sus pertenencias. Si su hijo arroja un juguete al suelo, hay que explicarle que se puede estropear. En cambio, si lo tratamos con cuidado durará más tiempo. Enseñarle que reemplazar el artículo costará dinero y que todas las cosas cuestan dinero.

Hablar del tema

A los niños hay que explicarles las cosas. Enseñarles que para que las tarjetas débito y crédito les permitan comprar, es necesario tener dinero en el banco.

Por ejemplo, si va a un cajero a retirar dinero, explicarle que el dinero que se recibió por el trabajo, se depositó en el banco y que ahora lo puede retirar. Así entenderán que no aparece mágicamente.

Publicada por
EL NUEVO DÍA