La fórmula laboral de Carlos Slim es inviable

La fórmula laboral de Carlos Slim es inviable
Para las centrales obreras del país la propuesta del magnate mexicano no se puede implementar, pues desmejoraría la calidad de vida de los trabajadores colombianos. Varios empresarios consultados dijeron que han pensado en la jubilación a los 75 años. El debate está abierto.
AFP - el nuevo día
La propuesta del empresario mexicano es que los trabajadores laboren al día durante 11 horas, tres días a la semana.
Foto: AFP - el nuevo día
27 Jul 2014 - 2:01am

El mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, según Forbes, volvió a abrir el debate. Esta vez, el escenario fue un foro político-empresarial efectuado en Asunción, Paraguay, donde el dueño de América Móvil (Claro - Telmex en Colombia) puso sobre la mesa su propuesta laboral: trabajar 11/3.

Es decir, propuso que los trabajadores laboren sólo tres días a la semana durante 11 horas diarias y descansen cuatro días. Esto, acompañado de un retraso en la edad de jubilación entre los 70 y 75 años.

“Con tres días de trabajo se tendrá más tiempo para el esparcimiento, mejorar la calidad de vida”, dijo el magnate de las telecomunicaciones, quien anticipó que “se aproxima un cambio radical en la forma de trabajo”.

Y añadió que si los trabajadores tienen cuatro días libres a la semana, se propiciará más generación de empleo con el fomento del turismo, el entretenimiento y el comercio del ocio.

Asimismo, y para no generar inconvenientes en áreas estratégicas, aclaró que los servicios públicos y privados deben trabajar las 24 horas, pero el resto de las personas no. Recordó que en el siglo XX, de 72 horas, el horario de trabajo “se redujo a 60, luego a 48 y ahora de 40 a 35 horas a la semana”.

La idea en Colombia no fue bien recibida, no obstante, admiten algunos empresarios y trabajadores, en privado lo han pensado seriamente como una iniciativa que podría resultar interesante.

Rechazo sindical

Aunque esta propuesta resultó atractiva para algunos empleados, los sindicatos y empleadores la rechazaron de tajo.

“Me encantaría poder hacer lo que dice el señor Slim, eso me daría más tiempo para mis hijos, para mi hogar, y para mí misma”, asegura Claudia Sánchez, contadora, empleada en una empresa de búsqueda de personal.

Para los sindicatos, con esa jornada de trabajo las condiciones salariales de los empleados se desmejorarían, lo que afectaría la calidad de vida de las familias colombianas.

La secretaria de la Confederación de Trabajadores de Colombia, CTC, Rosa Elena Flórez, señaló que esa propuesta no es positiva para los trabajadores.

“Esa reducción de días de trabajo influye en la cotización a salud y pensiones y, por supuesto, el desmejoramiento salarial que afectará la calidad de vida de los empleados y sus familias”, dijo.

Para el vicepresidente de la Confederación General del Trabajo, William Millán, la propuesta del empresario mexicano es una iniciativa traída de los cabellos, que acabará con las pensiones de los trabajadores.

“Como CGT nos preguntamos, si vamos a trabajar tres días a la semana, cuáles serían los horarios de los empleados y qué salarios podrían recibir. Esto sería como acabar con la lucha de las conquistas que han tenido los trabajadores en el mundo”, argumentó el dirigente gremial.

Por su parte, el secretario de la Central Unitaria de Trabajadores CUT, Fabio Arias, calificó la iniciativa como un mecanismo distractor del empresario sobre la problemática que reviste con más de 15 mil trabajadores que laboran hacia la empresa Claro en Colombia y con quien no ha querido iniciar negociaciones sobre el pliego de peticiones.

Igual opinión tuvo Stefano Farné, director del Observatorio del Mercado de Trabajo y Seguridad Social de la Universidad Externado de Colombia.

“Para que sea viable, necesariamente deben reducirse los salarios, de lo contrario se aumentará los costos y no será razonable producir. Por otra parte, aunque la disminución puede funcionar en la teoría, es imposible implementarla desde el punto de vista político. De hecho, muchas personas recibirían menos de un salario mínimo al mes”, señaló.

Otros sectores de la economía aseguraron que además la propuesta es poco práctica para la organización interna de las empresas. “No sólo se teme por una reducción del rendimiento, sino también por una dificultad importante a la hora de abordar proyectos. Dos días a la semana de ausencia de los trabajadores puede hacer difícil abordarlos, especialmente en los sectores industriales”, explicaron.

¿Pensionarse

a los 75 años?

La propuesta de Slim va más allá, pues sugirió que la edad de jubilación debería aumentarse hasta los 70 o 75 años.

Frente a este aspecto, los empleados no están de acuerdo, pero los empresarios admiten estarlo pensando.

Al presidente del Consejo Gremial nacional y de la Sociedad de Agricultores de Colombia, Rafael Mejía López, la propuesta no le resulta descabellada, argumentando el aumento de la expectativa de vida de los trabajadores.

“Un colombiano a los 75 años es muy productivo, pero debo admitir que le cuesta trabajo conseguir empleo”, dijo.

Y precisamente eso es lo que preocupa a los trabajadores. Para algunos sindicatos, esta sería una forma de explotación laboral, una “artimaña para que nadie disfrute de su pensión, sino que pase la vida trabajando”.

Manuel Mejía, un empleado de una fábrica de calzado, aseguró que si ya es difícil obtener un trabajo a los 50, “¿cómo voy a tener uno a los 70?”.

En Colombia, la edad de jubilación, en el caso de las mujeres pasó de los 55 a los 57 años, y el de los hombres, a los 62. En el caso de las semanas de cotización se aumentó hasta las mil 250.

Aunque el debate está abierto, lo cierto del caso es que la propuesta de Slim dejó ‘cabezón’ a más de uno. Y una voz como la suya pesa a nivel mundial.

Avanza el teletrabajo

Una de las alternativas laborales flexibles en Colombia en la actualidad es el teletrabajo, iniciativa que es promovida por el Gobierno nacional a través del Ministerio de Trabajo. Son varias las empresas que avanzan con este programa. En cuatro ciudades de Colombia (Barranquilla, Medellín, Bogotá y Cali) han adelantado esquemas de teletrabajo, sumando unos 31 mil teletrabajadores en el país.

Hasta la fecha 135 entidades públicas y privadas se han unido a esta práctica entre las que se destacan Gobernación de Cundinamarca, los ministerios de TIC y de Trabajo, la Alcaldía de Bogotá, Google Colombia, IBM, Cisco y Bancolombia, entre otras.

De acuerdo con el Ministerio de Trabajo, este esquema laboral deja hasta el momento muchos beneficios para las empresas y para los ‘teletrabajadores’, quienes pueden pasar más tiempo con sus familias.

Publicada por
BOGOTÁ