¿Cómo nos impactaría la reforma fiscal de Trump?

TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
La migración o reducción de la inversión de empresas extranjeras es lo que más preocupa no solo a Colombia, sino los países de la región y el mundo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó su propuesta de reforma fiscal, que prevé una fuerte rebaja de impuestos. Aunque el camino que esta iniciativa tiene que recorrer en el Congreso de ese país no está libre de obstáculos, ya son varias las voces que hablan sobre sus posibles consecuencias.

En el documento se contiene propuestas polémicas, que ya habían sido reveladas, a grandes rasgos, en la pasada campaña presidencial. La principal es el la reducción del ‘Corporate Tax’ que deben pagar las sociedades, que bajaría del 35 % al 15 %, frente al 20 % que proponían algunas voces de la misma administración Trump.

También habría disminuciones en el ‘Revenue Tax’ (impuesto a las ganancias), en el que se pasa de siete a tres tramos fiscales (brackets), de 10 %, 25 % y 35 %. Algo diferente a lo que proponía Trump en su campaña electoral, que ubicaba el más alto en un 33 % y el más bajo, en 12 %.

En cuanto a las personas naturales, el mínimo exento para una pareja casada pasa a 24 mil dólares, y se introducen deducciones por el cuidado de los hijos. La reforma, además, bajaría los impuestos a los más ricos, cuyo tasa máxima actual es del 39,5 %, y elimina el ‘Alternative Minimum Tax’, que sube bastante la factura fiscal de los más pudientes en ese país.

Además, Trump pretende crear un nuevo impuesto denominado ‘Border Adjusted Tax’, con el que compensaría el recorte a los impuestos empresariales, que establece un gravamen del 20 % a las ventas de bienes importados.

Las consecuencias

Pero ¿qué consecuencias tendría esta propuesta en la economía mundial? Según el analista económico Diego Franco, la reforma de Trump es uno de los temas más relevantes para el futuro de los mercados financieros.

“Si bien aún no se conocen mayores detalles de lo que sería la reducción de impuestos más ambiciosa de los Estados Unidos, lo que realmente necesita confirmar el mercado es que realmente se pueda efectuar y que, una vez sea realizada, los ingresos americanos puedan compensarse de alguna manera, ya sea con nuevas fuentes de ingreso o crecimiento económico. De no darse una reforma fiscal contundente, los mercados financieros de Estados Unidos mostrarían fuertes retrocesos, pues ha sido precisamente este tema el que ha venido impulsando los récords de valorización en las bolsas americanas en los primeros 100 días de mandato”, asegura el experto.

Lo positivo

En opinión de Franco, si Trump logra el objetivo, tendríamos varios efectos, tanto positivos como negativos. En cuanto a los primeros, la reducción de las cuotas impositivas favorecería el flujo de caja de los inversionistas y/o empresas en Estados Unidos. Así, los nuevos planes de expansión, eventualmente, lograrían que empresas americanas buscaran nuevos recursos, proveedores y/o alianzas con empresas de países emergentes, ante el aumento de capital de trabajo.

Así mismo, habría un aumento del comercio (menores déficits comerciales) en países de América Latina, ya que la reducción de impuestos daría un estímulo económico a Estados Unidos, lo que se traduciría en compras de activos y/o artículos a países de Latinoamérica. En el caso colombiano, es posible observar beneficios en la compra y venta de bienes relacionados con plásticos, manufactura, equipos eléctricos, café, té, yerba mate, azúcares, flores, entre otros productos.

También podría haber mejores cifras para el PIB combinado de América Latina y una recuperación en los próximos dos o tres años, al tener mayores flujos de compradores provenientes de Estados Unidos, lo que revertiría parte de los efectos negativos que ha generado la caída de las materias primas durante los últimos dos años.

Lo negativo

Entre los efectos negativos, según Franco, estaría la posible migración y/o reducción de la inversión de empresas internacionales en Colombia, que podrían desplazar parte de sus recursos a Estados Unidos, en busca de un mejor panorama impositivo. De concretarse salidas de capital corporativo, explica, “podríamos ver efectos alcistas en la tasa de cambio en Colombia”.

Además, ante la reducción de impuestos para las empresas estadounidenses, estas se volverían mucho más competitivas, innovarían en su producción y/o ingresarían a mercados nuevos, en este caso, compitiendo de manera avanzada con productos de otros países que no tendrían las mismas ventajas.

Por su parte, para el presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia, BMC, Rafael Mejía López, la reforma fiscal propuesta por Trump busca hacer de Estados Unidos un país mucho más atractivo para el capital externo, y el sector privado tiene allí un importante papel para lograr equilibrar la balanza comercial, que hoy es deficitaria con muchos países.

“Lo que se va a producir es un gran movimiento de capitales de orden mundial. Las consecuencias no serán solo para Colombia, México o Brasil, sino para todo el mundo, que verá una corrida de capitales hacia Norteamérica, que ya se ha preparado con la elevación de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal”, puntualizó.

No obstante, recientemente, Nouriel Roubini, profesor de la Universidad de Nueva York, durante el Congreso de Asofondos celebrado en Cartagena, aseguró que la reforma, tal y como se propone, no sería viable. “No es posible bajar los impuestos de las empresas de 35 % a 15 %; si acaso, los podría bajar de 35 % a 30 %, con lo que la gran reforma tributaria que prometió Trump va a quedar en una pequeña reforma”.

Como se mencionó, el paso de la reforma por el Congreso no será fácil, aun con el apoyo que, en su mayoría, le pueda dar el partido de Gobierno. Los mercados, entre tanto, siguen a la expectativa.

Cifra

15% sería la tasa del impuesto a las sociedades en Estados Unidos, en comparación con el 35 % que pagan actualmente.

Cifra

3 tramos impositivos tendría el impuesto de renta, en comparación con los siete que existen hoy. El mayor bajaría del 39,6 % al 35 %.

REDACCIÓN, BOGOTÁ

Comentarios